Conecta con nosotros

Playoffs

Los Golden State Warriors son el mejor equipo de baloncesto. Fin

Con o sin Iguodala, aparezcan o no las dagas de Klay y Curry, más Kevin. Un año más, son los mejores.

No hay más historia que la que escriben los protagonistas de la misma. Y hoy, de nuevo, los Warriors mandan. Por segunda vez consecutiva y tercera en cuatro años, los de Oakland consiguen el reconocimiento de mejor equipo del Universo.

Y además son, posiblemente, el mejor equipo que jamás hemos visto sobre una cancha de baloncesto.

 

Estos Cavaliers no pueden hacer nada más

Poco más pueden intentar los Cavaliers. Dentro de los recursos que tienen, ya de por sí se antoja épico ganarle varios partidos a los Warriors, pero por cómo ha ido la serie parece imposible que vayan a ser capaces de pescar uno. La única opción que se me ocurre es, que al igual que hace un año, Golden prefiera levantar el título en casa y de paso ingresar más billetes por un encuentro más de Las Finales en la Bahía. Y tiene sentido.

En el primer partido vivimos una de las mejores noches de LeBron James. Un LeBron muy solo que entra en la lista de los seis jugadores que han conseguido anotar 50 puntos o más en un partido de Las Finales. Y James es el único de ellos que ha perdido su partido. Estuvieron cerca, pero su soledad en ataque, el nivel defensivo del equipo y los fallos de Hill, JR y Lue al final les condenaron.

Para el Game 2, Cleveland de nuevo presentó batalla, aunque con catastróficos resultados. Aguantaron hasta que Stephen Curry firmó una noche legendaria con el récord de triples en un partido de Las Finales.

Y en el Game 3, de vuelta en casa, los Cavaliers han hecho el mayor esfuerzo que podían plantear para frenar a los Golden State Warriors. Intensidad, esfuerzo, dos contra unos a Curry, Love, Hood y JR acompañando a LeBron… Y ni con malas noches en tiro de Curry y Klay han podido. La defensa de los de Kerr y el mejor Kevin Durant se imponen.

En el cuarto y último de la serie, en el que reciben el barrido de los Warriors, aguantaron con fuerza toda la primera mitad. Sorprendente su resistencia ante el embite descarado del deseo del anillo de Golden State. Querían el 4-0 y vencer en Ohio, lo consiguieron con una segunda mitad en la que los Cavs quedaron fuera de juego.

Es algo mental. En Cleveland deben estar desesperados, preguntándose qué pueden hacer para ganar a este equipo. Pero la respuesta es negativa. Con esta plantilla y este entrenador, y las limitaciones que conllevan -especialmente en defensa- los Cavs no pueden mostrar una mejor versión para ganar a los Golden State Warriors.

 

Los Golden State Warriors son los mejores de siempre

Posiblemente. Digo posiblemente porque estos Cavaliers son mejorables, a pesar de presentar una batalla inesperada pese al desolador 4-0 en contra, y porque los Warriors juegan su peor baloncesto ofensivo de la era Steve Kerr. Pero desbordan talento como ningún otro equipo de la historia, su nivel defensivo es pura élite y exigen una concentración extrema durante los 48 minutos de la contienda.

En el Game 3 la magia de Curry y de Klay se quedó en San Francisco, también porque la defensa perimetral de los Cavs mejoró mucho. Tanto en intensidad, como en calidad. JR Smith y Rodney Hood hicieron un gran trabajo, aunque según avanzaba el partido el cansancio hizo mella y Curry pudo aparecer en el momento clave.

La vuelta de Andre Iguodala ha supuesto un frescor que los Warriors habían olvidado. El regreso de su death line-up, de su mejor defensor perimetral y del pegamento del equipo. Iggy permite una mejor circulación de balón, ayuda a la fluidez y genera puntos.

 


 

Las Finales están hechas, sentenciadas. Toca rendirse de nuevo a los Warriors, el mejor equipo del Universo. Un equipo que, quizás, sumaría cuatro anillos consecutivos de no ser por el milagro de 2016.

Están a otro nivel y lo demuestran de nuevo. Dan la sensación de coger los partidos cuando quieren y matarlos cuando lo necesitan. Sus primeras partes están siendo flojas, tampoco las necesitas. Desprenden una sensación de superioridad notoria.

Nos preguntamos mucho qué hubiese pasado con Chris Paul en los últimos partidos de las Finales del Oeste, pero ¿qué hubiese pasado con Iguodala disponible?

Los Golden State Warriors someten de nuevo al resto de la NBA, que este verano se conjurará para terminar con su dinastía.

Comentarios

Más en Playoffs

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This