Conecta con nosotros

NBA

Golden State Warriors hace de su aro un objetivo inalcanzable

Golden State Warriors lidera las clasificaciones defensivas en cuanto a jugadas cerca del aro, un arma más en su arsenal.

Todo aficionado a la NBA sabe de sobra que Golden State Warriors es uno de los equipos con mayor poderío ofensivo de toda la liga. Todos hemos visto exhibiciones anotadoras de Stephen Curry, Kevin Durant o Klay Thompson que han dejado a los rivales destrozados y sin ninguna posibilidad de ganar encuentros. Lógicamente, no todos los días van a ser muy precisos estos jugadores, por lo que necesitas un sistema defensivo bueno para esos partidos con menos acierto. También lo tienen. Los californianos son una máquina bien engrasada sin fisuras notables en ambos lados de la cancha.

Con la marcha de Bogut en 2016, necesaria para acometer la firma de Kevin Durant, se pensaba que un aspirante al título no podría sobrevivir sin buena protección del aro. Zaza Pachulia es buen defensor y JaVale McGee tiene un físico para intimidar en las proximidades de la canasta, pero el esquema defensivo de GSW en esta nueva temporada permite que otros jugadores que no son pívots sean los principales defensores interiores.

 

El sistema defensivo de Golden State Warriors

El esquema defensivo de Golden State Warriors se basa en la versatilidad de varios de sus jugadores. Klay Thompson, Andre Iguodala, Kevin Durant o Draymond Green pueden defender perfectamente varias posiciones, por lo que los cambios de asignación en los bloqueos son constantes y se hacen sin miedo a provocar un enfrentamiento muy favorable para el rival. Así, los equipos no pueden hacer jugadas con soltura y se ven forzados a jugarse las posesiones mediante un aclarado.

Golden State Warriors es el equipo que más aclarados lleva defendidos en toda la temporada y poseen la quinta mejor marca en el promedio de puntos recibidos por jugada, por lo que ese método funciona y muy bien. Por el contrario, son el equipo que más puntos por jugada recibe cuando el rival que ha puesto el bloqueo finaliza tras la continuación, hecho que ocurre muy poco. El sistema de cambios es complejo, por lo que el mínimo fallo de concentración puede provocar encajar una canasta fácil.

Golden State Warriors

Aclarados defendidos por GSW- NBA Stats

En caso de que el rival llegue hasta la canasta, los grandes taponadores del equipo van a hacer un gran trabajo en la mayoría de las ocasiones, intimidando para provocar el fallo del rival o sumando un tapón más. Los californianos son el segundo equipo que menos puntos de media permite tras un corte que acabe en penetración. Además, a pesar de ser el equipo que más rebotes ofensivos permite, con 11’3 por noche, son el cuarto mejor equipo de la liga defendiendo los “putbacks” de los rivales tras hacerse con esos rebotes.

 

Los números, reflejo del juego

Juntando todos los datos anteriores, tenemos que Golden State Warriors es, ahora mismo, una de las mejores defensas de la liga. Son el equipo que menos puntos concede por cada 100 posesiones (100’6), superando ligeramente a Boston Celtics, un ejemplo a seguir en el apartado defensivo. También son el equipo que deja a los rivales con un peor porcentaje en tiros de campo.

Centrándonos en la defensa interior, son el segundo equipo de la liga que más tiros recibe en un rango de dos metros alrededor de la canasta, pero su efectividad les convierte en el equipo que permite un menor porcentaje de acierto en esa distancia. Por supuesto, están en el top 10 de mejores defensas en el área restringida de la pintura y son los mejores de la NBA defendiendo el resto de la pintura. De hecho, cuatro jugadores de los Warriors son los que más tiros defienden en la pintura, con unos porcentajes bajos de acierto si los comparamos con otros jugadores con un baremo de tiros parecido, lo que demuestra su eficacia protegiendo el aro.

Golden State Warriors

GSW es la mejor defensa en la pintura- NBA Stats

Teniendo los tapones como una culminación de una buena defensa (siempre que se coja el rebote después) y demostración de poderío, es lógico que, viendo los datos de los que hemos hablado, la franquicia californiana se sitúe en los lugares más altos de la clasificación. En total, 8’5 tapones por partido, siendo 5’8 la segunda mejor marca de la liga, significan mucho a lo largo de una noche. Además, un supuesto punto débil del equipo se está convirtiendo en un arma que le puede llevar a la gloria. En los dos anillos recientes, un segundo y primer puesto en esta clasificación demuestran la importancia en este apartado. Prácticamente una de cada diez tiros rivales acaba en un tapón, teniendo también una gran diferencia con el resto. Los baremos son históricos, ya que solo los Washington Bullets de la temporada 1985-1986, que tienen el récord absoluto con 8’7 tapones por partido (se contabilizan desde 1973) superan a este equipo.

 

Los protagonistas

Hay que tener en cuenta que esos Bullets tenían en sus filas a Manute Bol, el mítico pívot sudanés de 2’31 metros que, en su temporada “rookie”, el año de ese récord de los Bullets, hizo el mejor registro taponador de su carrera, poniendo cinco por noche, lo cual facilita esos números. Esto nos hace preguntarnos: si Golden State Warriors es un equipo que no dispone de un pívot puro y se creía que eso iba a traer problemas, ¿quién pone tantos tapones?

El defensor versátil es el modelo a seguir en la NBA actual. Un jugador debe poder defender su posición y otras para ser considerado uno de los mejores. De ese tipo de jugadores saben mucho en Oakland. No contentos con Klay Thompson, Andre Iguodala, probados defensores, se hicieron con Kevin Durant, el cual se está convirtiendo en un jugador cada vez más completo, y Jordan Bell, uno de los posibles robos del “Draft”, el cual compraron a Chicago Bulls.

Kevin Durant se está destapando como uno de los mejores protectores del aro de la liga. Aprovecha sus cualidades físicas extraordinarias, sobre todo de altura, envergadura y salto para ser una fuerza defensiva y liderar la liga en tapones junto con Myles Turner (2’3 por partido). Es la mejor marca de su carrera, una estadística que empezó a subir el año pasado tras su llegada al equipo de la Bahía. Es un jugador total y lo demuestra cada partido.

Draymond Green es el especialista defensivo por excelencia de los californianos. El Jugador Defensivo del Año la temporada pasada es buen defendiendo a exteriores e interiores. Su físico, su versatilidad y su intensidad son claves para que Golden State Warriors esté arriba en las clasificaciones defensivas. Una pieza clave en el esquema de Steve Kerr que sigue manteniendo sus registros taponadores respecto a años anteriores.

 

Jordan Bell, el jugador adquirido a cambio de dinero, es una apuesta que les está saliendo muy bien a los Warriors. Otro prototipo de “forward” moderno que es capaz de hacer de todo con soltura en ambos lados de la cancha. Se cuela en el top 30 de máximos taponadores de toda la NBA jugando menos de 15 minutos, algo al alcance de pocos en la liga. Tiene a su lado el mejor ejemplo a seguir, el propio Draymond Green. Jugador de segunda ronda de Draft que juega como interior, haciendo de pívot, aunque no tenga la altura necesaria para ello, pero que es capaz de defender aleros y ala-pívots con soltura gracias a su velocidad y tiene la potencia necesaria para poner en problemas a los hombres más grandes del equipo rival. Si Bell se convierte en un nuevo Green, no habrá quién pare a este equipo.

Estos tres son los principales artífices de las estadísticas de GSW. Debido a los pocos minutos de los que dispone el rookie Jordan Bell, no hemos podido disfrutar mucho de verle con los otros dos al lado, pero los minutos que han compartido en pista dejan claro que, con un buen trabajo, esta máquina es imparable en ataque e impenetrable en defensa. Además de los mencionados, otra mejora sorprendente es la de David West, que también promedia más de un tapón por noche jugando únicamente 13 minutos, acercándose a su career-high, que consiguió en Hornets cuando fue All-Star. Por supuesto, Andre Iguodala, Klay Thompson o Kevon Looney también aportan esa intimidación necesaria cuando se encuentran cerca del aro, ya que el sistema es solidario y no permite que ningún jugador descanse de hacer los cambios en los bloqueos y de dar el máximo en cada lance del juego.

 


 

Como hemos visto, Golden State Warriors sigue siendo el equipo a batir. Ya no hay que preocuparse solo de defender bien, también hay que jugar muy bien para poder superar esa muralla defensiva y anotar los puntos suficientes para plantarles cara.

 

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com

Estadísticas: NBA STATS

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This