Conecta con nosotros

NBA

Gasol y Conley deben ser pasado de los Memphis Grizzlies

Hundidos de nuevo en el Oeste, los Grizzlies deben iniciar un nuevo proyecto y despedirse de sus antiguos líderes.

Marc Gasol

jrg1975

Los Memphis Grizzlies comenzaron la presente temporada siendo el equipo revelación en la NBA y, al menos para un servidor, había motivos para incluso no sorprenderse por ello. ¿Es tan inferior la plantilla actual de los de Tennessee a la del 2016/17, en la que entraron en Playoffs sin problemas? El regreso de Mike Conley y las llegadas de un novato como Jaren Jackson Jr. y de jugadores de calidad como Kyle Anderson invitaban a Marc Gasol a recuperar su mejor versión tras una pasada temporada en la que contagió del espíritu del equipo.

Sin embargo, ya a mediados de enero vemos como los Grizzlies fueron un simple espejismo y pese a movimientos como el de Justin Holiday, han caído hasta la 14 plaza del Oeste. El foco ha dejado de enfocarles y lo peor es que la sensación es que van a llegar más derrotas todavía, más sabiendo que su elección del próximo Draft irá a los Boston Celtics a no ser que estén entre las ocho primeras posiciones.

Justin Holiday, refuerzo de Memphis en el peor momento de su temporada

Además, los dramas no dejan de suceder en la ciudad de Memphis. Primero fue el no-traspaso con Suns y Wizards por el que les habría llegado un Kelly Oubre Jr. que está jugando muy bien en Arizona, después fue la lesión de larga duración de una pieza joven e importante como Dillon Brooks, sin olvidarnos tampoco de Chandler Parsons, apartado del equipo y buscando un traspaso que será imposible de encontrar con sus dos años restantes de contrato y más de 24 millones de dólares garantizados en cada una de ella.

Ante esta dinámica, debemos reconfirmar (incluso con menos riesgo a equivocarnos) que el Grit n’ Grind ha muerto y es momento que los Memphis Grizzlies digan adiós a los protagonistas de su mayor best-seller para dar lugar a una nueva novela con otros personajes principales y una narrativa diferente. Por eso y por difícil que sea, Marc Gasol (33 años) y Mike Conley (31) deben vestir una nueva camiseta más pronto que tarde y no seguir estirando este chicle ya muy masticado. De hecho, informa Shams Charania en The Athletic, que las dos estrellas de la franquicia se han reunido con el propietario del equipo Robert Pera para «hablar de la situación del equipo».

 

Marc Gasol, apetecible para muchos

El español estuvo varias semanas a un nivel que lo hacía merecedor de ser All-Star y candidato a su segundo DPOY; pero ha ido perdiendo fuerza a la vez que ha perdido parte de su liderazgo anotando de media «solo» 15.4 puntos por partido, la cifra más baja en las últimas cinco campañas.

TW Podcast: Dennis Smith y Marc Gasol huelen a traspaso

A días de su 34º cumpleaños, hay un dilema para el mediano de los Gasol y otro para los Memphis Grizzlies. Marc Gasol debe decidir si aceptar la opción de jugador que tiene en su contrato por unos 25 millones que dudo mucho que cualquier equipo le ofrecería en la agencia libre o rechazarla y cobrar menos al año pero en un nuevo hogar con nuevas aspiraciones. Por otro lado, la franquicia se enfrenta a la decisión de intentar traspasarlo ante el riesgo de que se vaya gratis en verano (cosa que muchos insiders de la NBA creen que pasará si sigue en su actual equipo) o quedárselo para intentar que siga con ellos toda su carrera.

Y es que el pívot tres veces All-Star y ganador del DPOY 2013 nunca ha tenido opciones reales de hacerse con un campeonato y con esta edad lo más lógico es quiera dar un último empujón para conseguirlo.

Pero un traspaso por Marc Gasol es tan complicado como peligroso. Primero tienes que dar piezas por valor de los 25 millones que cobra el catalán y después asumir la posibilidad de que quiera aceptar la opción de jugador; y es que el «33» es mucho más atractivo como agente libre firmando un nuevo contrato acorde a su estatus y las necesidades del equipo que cobrando lo que puede cobrar con su actual contrato.

 

Mike Conley, fuera sea como sea

Hay pocos motivos para que no tengas empatía con un jugador como Mike Conley; un base completo con talento para jugar «a lo moderno» y «a lo antiguo», otra institución de los Memphis Grizzlies bastante infravalorada que está haciendo una gran temporada superando los 19 puntos y las 6 asistencias de media.

Ahora bien, deportivamente hablando la cosa cambia, ni su talento ni, sobre todo, su mega contrato firmando en la locura de 2016 tienen ya hueco en «sus» Grizzlies y sus caminos también se deben separar.

Al contrario de con Marc Gasol, que tiene muchas papeletas para salir ya sea ahora o en verano, Conley lo tiene más difícil por su alto salario (32 millones la próxima temporada y 22 de los 34 garantizados de la 2020/21, aunque si llega a los 55 partidos jugados esta misma temporada lo serán los 34, según Eric Pincus); pero moviendo bien los hilos y asimilando que en casi cualquier movimiento que haga este equipo van a salir perdiendo, no hay motivos para que más de una franquicia no puje por un talentoso base que dotaría de más credibilidad cualquier proyecto.


Ahora mismo, no hay ningún rumor que aleje ni a Marc Gasol ni a Mike Conley de los Memphis Grizzlies. Habiendo solo suposiciones y teorías más bien opinativas como el trade propuesto por Bill Simmons (The Ringer) y J.E. Skeets (The Starters) con el cual los Dallas Mavericks enviarían a los Memphis Grizzlies a Dennis Smith Jr., Wesley Matthews y DeAndre Jordan por las dos estrellas de los de Tennessee.

Mientras los resultados sigan siendo negativos y los Grizzlies no salgan del pozo, estos rumores seguirán sonando hasta el mismo 7 de febrero por una simple necesidad de supervivencia de la franquicia NBA: si no estás para ganar ahora, reconstruye para ganar luego.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This