Conecta con nosotros

Especiales

Gareth Southgate, los espacios y la analítica triunfan en el Mundial

Southgate renueva el estilo de Inglaterra desde el estudio, entre otras, de la NBA.

Uno de los personajes del año en el mundo del deporte, Gareth Southgate | Fuente: BBC

El verano de 2018 será recordado como uno de los más impredecibles y excitantes de toda la historia del deporte (y también uno de los más sufridos, depende de la parte que te toque). La marcha de LeBron a los Lakers, el traspaso de Cristiano a la Juventus, la firma de Cousins por los Warriors o el Mundial de fútbol de Rusia.

En The Wing no somos expertos en fútbol ni pretendemos serlos, pero hay un señor que despierta cierta devoción en nuestras filas. Un gentleman que devuelve la ilusión a un país entero, el 007 de Inglaterra en la misión por el oro de Moscú.

Hoy nuestro protagonista es Gareth Southgate.

 

It’s coming home

Inglaterra juega unas semifinales de un Mundial 28 años después. Tras el estrepitoso fracaso de la Euro 2016 cayendo ante Islandia y ser apodada por algunos como «la Croacia del fútbol» durante demasiado tiempo (buenos jugadores, decepciones en todos los torneos) era el momento de renovarse.

El 30 de noviembre de 2016 la Federación Inglesa anunciaba la contratación de Gareth Southgate. La polémica llegaba con el nuevo seleccionador y cayeron muchas críticas. A día de hoy es un héroe nacional, pase lo que pase en las semis ante Croacia, y su chaleco es el autendo de moda.

Southgate ha sorprendido al mundo con su estilo y estudio del deporte. No se queda en el campo del fútbol, amplia su cuadro de investigación a ligas menores y analiza otras disciplinas, como el baloncesto NBA y el fútbol americano.

Sobre fútbol no deberíais hacerme caso, por eso le he pedido a Nacho González, de La Media Inglesa, que se una a este mix entre fútbol, NBA y NFL. Así, entre Southgate y yo, habrá menos elegancia de diferencia.

Nacho González: «El fútbol de ahora se encamina hacia un estudio táctico de las situaciones hasta el punto de dejar poco espacio para la improvisación».

¿A qué me suena esto? A la análitica, a la estadística avanzada y su uso. A los Houston Rockets. A hacer de los datos los apuntes; de la pizarra, la repetición hasta la extenuación; y del parqué, un aula de examen. Lo que para los norteamericanos ya es el pan de cada día en las grandes ligas, lo trae Gareth Southgate al fútbol europeo en el mejor escenario posible: un Mundial y con Inglaterra en semifinales. Imposible mayor reivindicación.

«Parece una perogrullada, pero esto es importante: a diferencia del baloncesto, el campo y la portería son mucho más grandes y el balón se maneja con pies y cabeza, que no permiten el control que sí da tenerlo atrapado con las manos».

 

El balón parado, de enemigo a aliado supremo

El staff técnico de Southgate detectó que el 11% de los Goles del Mundial de 2014 llegaron desde el córner, como recogen los compañeros de Marca. ¿Cuánto llevaba Inglaterra sin marcar en un córner en un gran torneo? La Euro 2012, Mundial 2014 y Euro 2016. Es decir, 72 córners malgastados.

Esto para el seleccionador era intolerable y fue un punto a trabajar desde el primer día. Más todavía cuando tienes jugadores con la calidad de Trippier, Young o Alli para colgar balones y Kane, Stones o Maguire para rematarlos.

«Southgate ha trabajado el balón parado, despreciado por otros equipos, planteándolo a un nivel americano en cuanto a análisis de los espacios: bloqueos, fintas, arrastre de defensas para generar oportunidades a otros jugadores…»

En este Mundial de Rusia 8 de los 11 goles de los ingleses llegan a balón parado. Cuatro de córner, tres desde el punto de penalti y uno de falta. Incluso los penales son llevados a un punto de trabajo extremo por el seleccionador, que en 1996 falló un penalti en semifinales dejándole marcado. Todo está trabajado.

Ningún aspecto que puedan entrenar y preparar queda libre más allá de la ruleta rusa que supone el verde cuando están once contra once.

«Prueba de ello son jugadas como su ‘Love Train’, en la que varios jugadores se colocan en fila para después esparcirse por el área rival: obliga al contrincante a organizarse en muy poco tiempo desde una situación de aglomeración a otra de dispersión, y el factor sorpresa pasa a estar siempre del lado inglés».

 

La NBA (y la NFL) para Gareth Southgate

Además de charlar y compartir ideas con un catedrático del fútbol como Pep Guardiola, de esas conversaciones que tienen un valor incalculable, el seleccionador viajó en febrero a los Estados Unidos, más concretamente a Minnesota.

Allí realizó dos paradas: la primera, para ver la Super Bowl; la segunda, para ver un partido de la NBA. Viajó de la mano de sus apuntes y bastos informes repletos de analítica avanzada. Quería ver de primera mano y entender mejor el uso y la creación de espacios en dos deportes donde el concepto del «space» es, si cabe, más importante que nunca.

En la Super Bowl pudo disfrutar de un partido extremadamente ofensivo y de alta creatividad, con movimientos sorprendentes, en el que la defensa quedó en un segundo plano. Pudo observar de primera mano cómo los Eagles gestionaron los espacios de una forma sublime para levantar el Lombardi.

El momento más productivo del viaje fue el día anterior, cuando aprovechó para ver un partido de NBA entre los Timberwolves y los Pelicans. Cuentan Andrew Beaton y Ben Cohen, del Wall Street Journal, que Gareth Southgate quedó maravillado con la forma en la que los jugadores trabajaban y creaban espacios.

«Si dispones de más espacio y el esférico es más difícil de controlar, tienes más posibilidades respecto al baloncesto de conseguir anotar sin un plan prefijado. En el parqué, en cambio, cada ataque en estático requiere un plan y marcar una jugada».

Aquella noche Southgate estuvo muy atento a lo que ocurría en la pista, según cuentan los que estaban con él a Bleacher Report, y no veían límites a su capacidad para fijarse en pequeños detalles. Detalles en los que más tarde quería profundizar al máximo.

Se aprecia cuando uno ve a Inglaterra que la gestión de los espacios es extraordinaria. Sobre un equipo que sale con una alineación de cinco defensas jamás se pensaría que el planteamiento es ofensivo, pero así describen a Gareth Southgate los jugadores y miembros de su staff.

Mezcla ideas del espaciado de las ligas norteamericanas con conceptos que trabajan sus jugadores en la Premier League. En este caso vemos a John Stones implementando ideas de Pep Guardiola propias del Manchester City con movimientos y desplazamientos que recuerdan a los más básicos de ocupación de espacios en el baloncesto.

 

 

Incluso en el segundo gol de Inglaterra en cuartos de final se observa esa idea de la línea y los arrastres, los movimientos para ocupar espacios y descolocar a la defensa. Aquí, eso sí, el factor fútbol cobra un valor añadido, pero cómo todo con el seleccionador el trabajo que existe detrás tiene un peso enorme.

 

 


 

Inglaterra juega hoy contra Croacia por conseguir un hueco en la final para medir sus fuerzas contra Francia. Más allá del fútbol, lo que representa el ex-jugador es la evolución del deporte. Cómo se puede aprender de otras disciplinas y de su estudio para aplicarlo al propio.

Gareth Southgate sabe que en un deporte en el que se analiza cada detalle no puede fiarse sólo del azar en un centro al área. No tiene a los mejores del mundo, pero si en un Mundial explotas tus fortalezas al máximo puedes llegar lejos».

Las estadísticas, incluso las más avanzadas con las que trabajamos nosotros, quedan a años luz de las que disponen los profesionales del deporte. Pero con personajes como el protagonista de hoy, el aprendizaje y el interés aumentan de forma salvaje.

Gareth Southgate trae como ningún otro ha conseguido el estudio pormenorizado y la análitica en el deporte al Viejo Continente. Ese camino que en la NBA recorren desde hace tiempo se abre hueco por todo el planeta, y es imposible frenar el movimiento.

 

Un agradecimiento especial a Nacho González, uno de los mejores comunicando sobre fútbol en español y en la élite del fútbol inglés. Si no le seguís, hacedlo ya.

PD: Alguien tiene que asesorar mejor a Southgate. Si quieres ver buen espaciado, ves a los Warriors, no a los Timberwolves de Thibodeau.

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This