Conecta con nosotros

Mercado

Ganadores y perdedores del trade deadline

Analizamos todas las consecuencias del trade deadline más apasionante de los últimos tiempos.

tobias harris boban marjanovic

Tobias Harris es el refuerzo estrella de los Philadelphia 76ers | Alejandro Gaitán (The Wing)

Sonó la campana que señala el final de la ventana de traspasos. A partir de ahora las franquicias deberán acabar la temporada con los jugadores que tienen reservándose, en cualquier caso, el derecho de acceder al mercado de buyouts. Como ocurre siempre que los general managers se mueven, hay ganadores y perdedores. La NBA es cada día más un juego de apuestas, y aquellos que no están dispuestos a ser parte de dicho juego terminan devorados por el mercado. La cuestión, sin embargo, es: ¿quién (sobre el papel) ha apostado bien? ¿Quién puede haber cometido un gran error? A continuación lo analizamos.

Ganadores

Sixers

Los claros vencedores de esta ventana. Después de una temporada de constante crecimiento en la que han sido capaces de engrasar un sistema que cada día pinta mejor, Elton Brand ha querido dar el golpe encima de la mesa definitivo que permitirá a su plantilla asentarse entre las mejores del este. El nombre propio es Tobias Harris, pero hay otros elementos que ayudarán al equipo a ir un paso más allá: James Ennis, Jonathon Simmons, Mike Scott e incluso Boban Marjanovic darán solidez al banquillo.

Solo falta un jugador en estos Sixers (un rol, mejor dicho): el de tirador que salga desde el banquillo. Sin Shamet, Elton Brand deberá rastrear el mercado de waivers y valorar qué perfiles se ajustan más a sus necesidades. Sobre el papel, el mejor jugador para rendir en un sistema que se basa en los bloqueos indirectos para los tiradores no es otro que Wayne Ellington.

Los Angeles Clippers

Los Clippers quieren mantener intactas sus opciones de futuro y han demostrado que son plenamente conscientes de que sus posibilidades en el oeste esta temporada son muy pocas. Una vez más, la gerencia angelina no ha mostrado ningún reparo en deshacerse de su mejor jugador en pos de ganar espacio salarial para el verano que viene obteniendo, además, varios ases que podrían ser decisivos.

Sin Tobias Harris y con un par de primeras rondas (y Landry Shamet) en su haber, el próximo paso es explorar la agencia libre. Ballmer, West y compañía van a tener espacio para uno o dos máximos y un par de contratos jugosos sin contar, además, con la progresión de jugadores jóvenes y eficientes como Montrezl Harrell o Shai Gilgeous Alexander o con el talento ofensivo del mejor sexto hombre de los tiempos recientes, Lou Williams.

Milwaukee Bucks

Estos Milwaukee Bucks dan mucho miedo. El equipo de Mike Budenholzer, que se caracteriza por el uso de un sistema modélico en cuanto a spacing , se ha hecho con un jugador que va a encajar como anillo al dedo con el baloncesto de Giannis Antetokounmpo: Nikola Mirotic. El cañonero montenegrino llega procedente de New Orleans a coste cero dispuesto a sumar puntos y rebotes a un proyecto que, ya de por sí, se codea con los mejores de la liga.

Además, Mirotic no condiciona el espacio salarial de la temporada que viene. Al expirar su contrato en verano, John Horst podrá permitirse decidir qué hacer con el salario liberado y dispondrá de más margen de movimiento a la hora de ofrecer ciertas cantidades a ciertos jugadores. Sin embargo, al tratarse de un proyecto profundamente joven y competitivo, no sería de extrañar que Nikola Mirotic decidiese sacrificar pretensiones económicas con el objetivo de perseguir su primer anillo.

Toronto Raptors

Masai Ujiri lo apuesta todo al rojo y se hace con Marc Gasol para luchar el anillo esta misma temporada. Nadie sabe cuándo se acabará este proyecto de los canadienses, así que nunca está de más sumar activos que ayuden a prevenir lo que podría ser una caída casi insuperable en caso de irse prematuramente de la fase final de la NBA. El contrato de Marc, de 34 años y con mucha tralla a sus espaldas, no será un problema para una gerencia que piensa exclusivamente en el presente.

Lo mejor es que no ha sido necesario desprenderse de la profundidad de la rotación para hacerse con el ex de Grizzlies. Las monedas de cambio han sido Delon Wright, un CJ Miles que ya ha jugado su mejor baloncesto, una segunda ronda de 2024 y Jonas Valanciunas, que si bien era un muy buen interior no llega al nivel del pívot catalán. Será muy importante para los Raptors ser capaces de integrar lo antes posible las cualidades de un nuevo generador estático a su libreta.

Perdedores

Boston Celtics

Más que por no haberse movido, que no lo necesitaban urgentemente, los Celtics han dado un paso atrás debido a las acciones de terceros. Muy probablemente dejarán de tener el pick de los Clippers de esta temporada (protección 1-14) y, además, ven como otro equipo suma piezas interesantes de cara a un posible traspaso por Anthony Davis. Y de paso los Sixers también suben el listón, lo que hace que el equipo de Brad Stevens necesite más que nunca alcanzar el máximo nivel de regularidad tan pronto como sea posible. El este mejora, y los Clippers se frotan las manos pensando en la posibilidad de tener a su alcance jugadores como Kawhi Leonard, Kevin Durant o Anthony Davis  para la próxima temporada.

Los Angeles Lakers

Es una historia que hemos vivido en otras ocasiones: suenan nombres de estrellas y acaba llegando a Los Angeles el Mike Muscala de turno. Magic Johnson ha sufrido la furia de la ciudad de Nueva Orleans, que hacía semanas que tenía ganas de poner Los Ángeles en el lugar que consideran que le toca. Anthony Davis, de momento, no vestirá la camiseta de los Lakers.

Esto tiene dos consecuencias: la primera es que el vestuario de los de Luke Walton quedará dividido entre los jugadores que no se han visto envueltos en los rumores de traspaso (LeBron y Kentavious Caldwell Pope) y los que sí han estado en el ojo del huracán (absolutamente todos los demás). La otra consecuencia es que, sin Davis, LeBron tendrá las mismas opciones de conseguir el anillo que durante el resto de la temporada. Es decir: año de construcción. Mucho ruido y pocas nueces.

 


El damnificado: Nik Stauskas

Sin ser un jugador que haya hecho nada malo a nadie, Nik Stauskas no ha tenido un buen final de ventana de traspasos y ha vivido en sus propias carnes la consideración de mercancía que en muchas ocasiones tienen los jugadores de la NBA. El tirador, que en su día jugó en Philadelphia, ha pasado por Portland, Cleveland, Houston e Indiana en una misma semana y a día de hoy ya tiene que plantearse qué debe hacer con su carrera. Sea en la NBA, en China o en Europa.

Esta situación, igual que la de Harrison Barnes, debe invitarnos a reflexionar sobre como está organizada la NBA. No nos referimos a que haya que cambiarla porque además de distópico sería profundamente contraproducente, pero sí que debe hacernos empatizar más con los jugadores de baloncesto y con la presión que conlleva cada una de sus decisiones. En ocasiones podemos verlos como mercenarios porque no quieren seguir en nuestro equipo, pero en tantas otras es el equipo quien prescinde de ellos. La NBA, por encima de todo, es un negocio.

 

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This