Conecta con nosotros

Mercado

¿Saldrá Markelle Fultz de Philadelphia antes del ‘deadline’?

Los Sixers deben tomar una decisión al respecto del futuro de una de sus promesas: Markelle Fultz.

markelle fultz

Seguimos viendo a Markelle Fultz como una de las grandes incógnitas de la NBA: a menudo nos cuestionamos si el jugador es feliz o podrá evolucionar a Philadelphia y, aún más a menudo, su nombre se ve envuelto en rumores de traspaso sin ningún tipo de fundamento fruto de la simple especulación que todo aficionado de la NBA necesita. La realidad, sin embargo, es que faltan dos días para el «trade deadline» y el jugador sigue a las órdenes de Brett Brown recuperándose de las molestias físicas y tratando de liberarse de la carga psicológica que lleva dos temporadas arrastrando.

Últimamente se nos ha planteado una bifurcación básica para entender el futuro de los Philadelphia 76ers: ¿qué quieren hacer? Por un lado, tienen un equipo con mucho futuro que les permitirá luchar por las primeras plazas del este los próximos 5-10 años (si todo va bien). Por otra parte, aunque la necesidad de acelerar los tiempos no es imperiosa, contar con un jugador como Jimmy Butler representa una inquietud alarmante…y más cuando deberá tomar una decisión contractual el próximo verano. Porque sí: los Sixers son futuro, pero también son presente.

Precisamente porque son futuro pero también son presente, el nombre de Markelle Fultz vuelve al ojo del huracán (si es que nunca se había ido). Este chico es un enigma: nadie sabe qué valor de mercado tiene en estos momentos pero todo el mundo se imagina lo que puede llegar a ser si supera los fantasmas que le acompañan. Tiene un talento especial y un potencial brillante. Los Sixers, sin embargo, también tienen en mente otra cosa: ¿y si no explota? ¿Qué podría pasar con uno de los número 1 del draft más especiales (en todos los sentidos) de los tiempos recientes? ¿Y si no les ayuda a competir a corto plazo pero tampoco es capaz de hacerlo más adelante?

Esto, sumado a la ya comentada incertidumbre de su valor, hace que ciertos sectores de la gerencia sixer consideren que mover a  Markelle Fultz a cambio de jugadores consagrados y con experiencia que ayuden desde ya a dar el paso adelante definitivo podría ser la elección acertada. Arriesgándose a prescindir de un posible talento descomunal. Una vez asimilado esto, la cuestión es: ¿de qué jugadores hablamos? He aquí tres propuestas.

 

TJ Warren, el nombre más atractivo

a

Si hace tiempo comentábamos en un artículo que Fultz podría disfrutar de una gran segunda oportunidad en Phoenix, también mencionamos otra consecuencia del movimiento: el aterrizaje de un muy buen alero (TJ Warren) en Philadelphia. TJ Warren aportaría a los Sixers varias virtudes muy valiosas en el rol de stretch forward: un tiro liberado cada día más fiable, capacidad para jugar sin balón o para atacar la canasta a partir del bote y multiposicionalidad defensiva (requisito fundamental de los aleros del equipo de Brett Brown).

Por otra parte, TJ Warren tendría otro punto a favor: el contrato. Es un jugador capacidad para rendir por encima de lo que cobra (44 millones) que permitiría a los Sixers hacer una apuesta low cost y fiable durante los próximos 3 años y medio a precio, prácticamente, de ganga. Este escenario (la longevidad deportiva y contractual de TJ Warren y la necesidad que cubriría) haría que el traspaso por Markelle Fultz fuera una inversión con daños minimizados, ya que la moneda de cambio sería parte del proyecto a largo plazo. Y el otro jugador incluido, que es Justin Patton, es prescindible en Philadelphia y podría ser un buen experimento de interior de rotación para los Suns en cuanto se recupere de su percance físico.

Nikola Mirotic, la posible solución ideal

bbb

Esta opción puede resultar dudosa por varios motivos, empezando por el contrato de Mirotic (expiring). Lo que ocurre, sin embargo, es que durante las últimas horas se ha asociado el nombre del de los Pelicans a la franquicia de Elton Brand (también se ha hablado de Wilson Chandler como parte del traspaso) y que, realmente, a nivel deportivo sería uno de los jugadores «traspasables» de la liga que mejor encajaría en este proyecto de Brett Brown.

El tirador montenegrino sería una pieza clave en ataque ya que actuaría única y exclusivamente de stretch forward,y lo haría a mejor nivel que Wilson Chandler o Mike Muscala dejando igualmente que Joel Embiid tuviera libertad total para ocupar la zona. Actualmente, Mirotic está anotando 2’7/7’2 triples por partido (equivale a un 37% de acierto) y tiene algo que suele pedirse a los tiradores y que es más común de lo que parece que les falte: impacto positivo en su equipo. Estas características ofensivas, sumadas a la facilidad reboteadora que lleva tiempo mostrando y a la mejora defensiva que ha evidenciado últimamente, le convertirían en un refuerzo muy interesante.

Los Atlanta Hawks tienen lo que los Sixers buscan

d

Este traspaso sería extraño ya que el base de los Hawks es Trae Young, pero realmente hay factores que hacen que tenga todo el sentido del mundo: el principal es que lo primero que pretenden las reconstrucciones es acumular tanto talento como sea posible. Y Fultz tiene mucho, por lo que puede valer la pena darle una oportunidad y experimentar con él y Trae Young como pareja exterior complementándose con un Kevin Huerter que, entonces sí, pasaría a ser un generador ocasional.

Los Sixers recibirían dos jugadores muy interesantes: Taurean Prince y Dewayne Dedmon. El segundo sería un interior suplente de lujo que ayudaría en defensa, en rebote ofensivo y defensivo y en juego sin balón a la hora de atacar. Es un perfil eficiente y que, lo que es más importante, necesita muy poco para producir. Su condición de expiring, además, anula cualquier compromiso entre ambas partes.

Por su parte, Taurean Prince sería una incorporación estratégica. Es muy maduro, interpreta bien los espacios y es una carcoma en defensa (haría de Covington, para entendernos). En Atlanta no tienen claro si le quieren o no porque creen que su proyección es limitada, aspecto que no es del todo relevante a Philadelphia puesto que «sólo» buscan un 3&D. Su contrato, además, haría que la próxima temporada siguiese en la disciplina de Brett Brown a un precio muy razonable.

 


 

Llegados a este punto, hay que recordar que los Sixers no tienen claro si vale la pena deshacerse o no de Fultz. La estrella universitaria tiene un talento descomunal que puede convertirle, si todo va bien, en parte importante de cualquier proyecto, pero también existe la opción (factible) de que algo falle. Y eso es lo que valora una gerencia que, una vez finalizada la reconstrucción, sólo anhela una cosa: ganar.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This