Conecta con nosotros

Mercado

Qué supone el fichaje de P.J. Tucker para Houston

Adición perfecta para los Rockets, otra más. Tucker aporta todo lo que necesitan, aunque requieren más fichajes.

MWINOG2777 (CC)

Después de jugar en Phoenix y Toronto la última temporada, P.J. Tucker vuelve a la Conferencia Oeste de las manos de Daryl Morey. El veterano «forward» se une a las filas de los Houston Rockets con un contrato de cuatro años y 32 millones.

La adición perfecta para los Rockets

Con la salida de Patrick Beverley, que entró en el traspaso de Chris Paul, Houston perdía a su referencia defensiva exterior. Cuentan también con Trevor Ariza y Clint Capela, pero es un equipo que necesita mejorar urgentemente su defensa en las alas. Más teniendo en cuenta que Paul, sin llegar a ser Beverley, aportará en ese costado.

La llegada de Tucker aporta un nuevo retoque defensivo al sistema de Mike D’Antoni, todo ello en un jugador que se adapta a la perfección a lo que necesitan los Rockets. Aporta defensa, donde ya no es el de hace años pero puede defender a gran nivel a forwards pesados; mucho rebote, con un 12 por ciento de captura de rebote para un alero; y un tiro de tres sólido que siempre mejora en función de los resultados del equipo (34 por ciento con Phoenix esta temporada y después 40 con Toronto).

Un veterano respetado, líder vocal en defensa y que, en definitiva, encaja en el tipo de complemento que busca Morey para fortalecer el conjunto alrededor de Paul y Harden. El contrato es de ocho millones anuales, lo que se puede considerar una cifra justa, pero darle cuatro años a un jugador de 32 primaveras quizás es demasiado.

 

¿Qué más hará Houston?

Los Rockets necesitan moverse más en el mercado, necesitan más profundidad y se habla de incluso una tercera estrella. La llegada de Tucker se puede entender o bien como el sustituto de un Andre Iguodala que renueva con los Warriors o como el hueco que estaba guardado para Iman Shumpert. O bien los dos a la vez y Morey busca ya otro perfil de jugador.

Las dos necesidades inmediatas de los tejanos apuntan a ser la de sumar otro «guard», no necesariamente un base organizador, pero si un jugador extra para dar descanso a Paul y Harden. Está también Eric Gordon, pero es un perfil más anotador y finalizador.

La segunda, convencer a Nene para que renueve. El brasileño ya había acordado su renovación por cuatro temporadas, sin embargo la «under-38 rule» destacaba que el contrato que habían negociado no era válido. Por ello ahora Nene escucha ofertas de otros equipos. Jugador clave como «roll-man» para Paul y Harden.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This