Conecta con nosotros

Especiales

La casi exclusiva triple corona de Manu Ginóbili

El argentino tiene un palmarés casi irrepetible y muy pocos tendrán opción de igualarle.

¿Seguirá Manu Ginóbili en la NBA?/Guillermo Mayol (The Wing)

Mientras los Playoffs de la NBA continúan, en los estados de Texas y Florida están más atentos al futuro de dos de sus jugadores. Ni Manu Ginóbili ni Dwyane Wade han confirmado su presencia en los Spurs y en los Heat respectivamente de cara a la próxima temporada y sobre ambos planea la idea de la retirada. Dos leyendas que, como han demostrado últimamente, todavía tienen mucho baloncesto entre sus manos.

Pero hoy no es día para rendir homenaje a ninguno de los dos; sino para sacar a la luz un dato curioso que se puede pasar por alto cuando uno entra en Internet y ve todos los títulos que ha ganado Manu Ginóbili como jugador de baloncesto. No será el más abultado y no tendrá premios MVP de la NBA; pero la realidad es que en su carrera deportiva ha cosechado un palmarés único y que solo es igualado por un jugador en toda la historia del baloncesto. Una triple corona de la cual yo no me había percatado sino hubiera sido gracias a mi amigo Pablo Tierraseca, el verdadero factor X de que este artículo vea la luz.

En concreto, esta triple corona de la que hablo se trata de haber conseguido ganar tanto la NBA, como la Euroliga/Copa de Europa, como la medalla de oro en los Juegos Olímpicos; el mayor reconocimiento que uno puede conseguir con su selección.

 

Los 4 anillos de la NBA

El botín más numeroso y el más reconocido. En unos San Antonio Spurs de leyenda junto a Tim Duncan y Tony Parker, el argentino es uno de los jugadores más ganadores en toda la historia de la NBA con cuatro entorchados (2003, 2005, 2007 y 2014). En todos ellos como pieza clave en los esquemas de Gregg Popovich; pero si hay que destacar uno es el anillo del 2005 ante los Detroit Pistons, donde Ginóbili fue el mejor escudero de Duncan con 18.7 puntos, 5.9 rebotes y 4.0 asistencias en los siete encuentros que duro esa final.

 

La Euroliga de su confirmación

Manu Ginóbili con la camsieta del Kinder Bolonia/funcionabierta.blogspot

Manu Ginóbili tomó el camino largo para llegar a la mejor liga del mundo. tras debutar joven en la Liga Nacional argentina, puso rumbo a Italia en el año 1997. En ese momento, la liga italiana era una de las más potentes de todo el Viejo Continente, firmando por el Kinder Bolonia en el 1999 aparcando el salto a la NBA, aunque fue seleccionado en ese mismo año en segunda ronda.

Fueron en estas temporadas, donde al argentino, Europa se le quedó pequeña. En el 2001 no solo consiguió la Euroliga con el Bolonia, sino que lo hizo con el galardón de MVP de las finales ante el TAU Cerámica español —actual Baskonia—tras promediar 15.4 puntos y 17 de valoración.

 

El oro olímpico, el sueño con Argentina

El argentino tras haber recibido la medalla de oro como campeón olímpico/Neuquen 24

El gran éxito de la “Generación dorada” del baloncesto argentino, aquel triunfo que todavía recuerdan en cada Mundial u Olimpiadas. Un equipo con Nocioni, Scola, Oberto, Delfino… y, como no, un Manu Ginóbili que ya había sido campeón de la NBA.

Los Juegos Olímpicos han acostumbrado a ser coto privado de los Estados Unidos y sus “Dream Teams”; pero no ese 2004, no en Atenas. En las semifinales, Manu Ginóbili fue el máximo anotador del partido con 29 puntos y atormentado a una selección estadounidense con su compañero Tim Duncan, con Stephon Marbury, Allen Iverson, tres jovencísimos LeBron James, Dwyane Wade y Carmelo Anthony… en definitiva, todo un elenco de estrellas que hincaron la rodilla ante una Argentina que en la final, ya como favoritas ante Italia, se llevaron una medalla de oro histórica con un Scola estelar y con Ginóbili, más en la sombra, con 16 puntos.

 

Bill Bradley, su único compañero

Bill Bradley (42) en su etapa universitaria en Princeton/The Welcome Blog

Hubiera sido muy “romántico” que Manu Ginóbili fuera el único que tuviera esta triple corona. Pero al César lo que es del César y la verdad es que el argentino comparte este honor con otro compañero de profesión: el estadounidense Bill Bradley.

Probablemente muy pocos se acuerden de este jugador de los años 60/70. Un jugador que demostró un potencial increíble en la NCAA y que, pese a haber sido seleccionado antes del Draft como “elección territorial” por los Knicks, decidió marcharse a Europa, a un Olimpia Milano dónde conquistó la Copa de Europa en el 1967. Cuando regresó a su país natal, estuvo 10 temporadas en la NBA como knickeboker y participó en los dos únicos anillos (1970 y 1973) que tiene la franquicia, aunque no con un papel de estrella.

¿Y el oro olímpico? En el 1964 en Tokio. Y es que la selección americana de baloncesto siempre había llevado a jugadores universitarios a los Juegos Olímpicos hasta Barcelona 92, con el Dream Team original con Michael Jordan a la cabeza. Aun con universitarios, fueron dominadores con una gran rivalidad ante la Unión Soviética, y en esta edición consiguieron ganarles en la final por 73 a 66. Casualmente, el título que cerró la triple corona de Ginóbili en el 2004 fue con el que comenzó Bradley 40 años antes.

¿Alguien más podrá conseguirlo?

Es muy poco probable que otro jugador consigan lo que han conseguido tanto Manu Ginóbili como Bill Bradley. El número de estrellas estadounidenses que aterrizan a Europa (algo muy habitual a mediados del siglo pasado) es nulo y los jugadores de menor nivel que si cruzan el charco, que podrían ganar Euroliga como jugadores importantes y la NBA como jugadores de banquillo, tienen imposible llegar a la selección olímpica estadounidense.

Y hablando de jugadores extranjeros, tienen “más fácil todavía” poder hacer el doblete NBA-Euroliga; pero luego tienen que superar a los Estados Unidos en los Juegos Olímpicos, algo que parece cada vez más complicado en cada JJ.OO., con tres oros consecutivos tras el bronce del 2004. Y habiendo perdido solo en 4 Olimpiadas de las 19 que se han disputado (y una porque no participaron por el boicot a los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980).

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This