Conecta con nosotros

Especiales

Evan Turner, la estafa que hunde a los Blazers

El forward sigue sin encontrar su lugar en un equipo que comienza a sufrir las malas decisiones.

evan turner

La presencia de Evan Turner se ha convertido en uno de los mayores quebraderos de cabeza de Portland | Scott Ripley Flickr

No hace demasiado que Portland Trail Blazers se postulaba como uno de los grandes proyectos de futuro liderados por el dúo formado entre Damian Lillard y la repentina aparición de C.J. McCollum. A pesar de la marcha de LaMarcus Aldridge, el conjunto entrenado por Terry Stotts se mantenía firme en Playoffs… hasta que comenzaron a llegar las firmas y renovaciones, con nombres como Evan Turner o Meyers Leonard de protagonistas.

Un núcleo joven con, aparentemente, mucho potencial por desarrollar clamaba ayudas que permitieran a los mencionados Lillard y McCollum dotar a Portland de una verdadera candidatura en la NBA, un objetivo que cada día parece estar más lejano. El propio Lillard se reunió recientemente con el propietario de la franquicia para conocer más en profundidad el camino que pretende tomarse, el cual cada vez es menos claro.

Los nombres de Evan Turner, Maurice Harkless y Meyers Leonard se combinan para acumular un total de más de 40 millones de dólares fijados hasta 2019, pero es sobre todo a raíz del primero de estos donde se concentran la mayor parte de los problemas.

 

Un ‘fit’ todavía por encontrar

Si por algo caracterizaba Evan Turner su juego en el pasado era por ser capaz de actuar como un segundo generador de ofensiva que permitiera que esta fluyera sin dificultades. En Boston Celtics fue donde consiguió que su nombre brillara con luz propia, promediando cinco asistencias por encuentro durante las dos temporadas que allí disputó (a pesar de que en sus cuatro temporadas en 76ers contó con un promedio superior de 5.5 asistencias por encuentro).

En su llegada a Portland, se esperaba lógicamente que pudiera ayudar a Lillard y McCollum en la tarea de dirigir el juego de los Trail Blazers, permitiendo a estos centrarse con más facilidad en la simple faceta de anotación. Sin embargo, lo único que se ha conseguido hasta la fecha es una clara regresión en el impacto que Evan Turner tiene sobre el juego.

No solo está siendo esta su peor temporada como asistente desde que llegara a la NBA en su año rookie (2 asistencias por partido en la temporada 2010-2011 por las 2.2 de la actual), sino que por segunda temporada consecutiva sigue contando con un Net Rating negativo en Portland Trail Blazers, una clara muestra de que sigue sin encontrar su lugar dentro de los esquemas de Terry Stotts.

 

Inviable traspaso

El gran problema de Evan Turner en estos Portland Trail Blazers, sin embargo, no se encontraría precisamente dentro de la pista, sino lo que proyecta fuera de esta. Tal y como hemos indicado anteriormente, el forward presenta una de las mayores cargas salariales del equipo (la tercera, para ser exactos) debido a sus 17 millones de dólares actuales, una cifra que ata de pies y manos a la franquicia de mil y una formas.

La dificultad más obvia en esta situación reside en la imposibilidad de encontrar un compañero de traspaso para Evan Turner. Es muy posible que a día de hoy Portland estuviera encantada con la idea de desprenderse del jugador, pero resulta bastante difícil atisbar un solo candidato que estuviera dispuesto a absorber un contrato de tanta duración y semejantes proporciones por un profesional venido claramente a menos.

Los de Oregón ya han expresado interés por reforzarse antes del fin del cierre de mercado, y si bien podrían conseguir mover a uno de los Harkless y Leonard (a cambio de, lógicamente, ofrecer algún activo de futuro), no parece que vayan a correr tanta suerte con el mencionado Turner, pues como indicamos su atractivo a día de hoy debería encontrarse bajo mínimos.

 

Agencia libre limitada

En la misma medida que Evan Turner afecta cuando se intenta plantear un traspaso, dificulta la posibilidad de firmar a notables agentes libres. Únicamente con los contratos actuales, no será hasta la temporada 2021-22 que Portland Trail Blazers abandonará una posición de entre las diez primeras con mayor carga salarial de toda la NBA, a menos que logren desprenderse de ciertas firmas.

Durante los próximos dos años, el conjunto de Terry Stotts lo tendrá prácticamente imposible para lograr el acuerdo con un agente libre de alto calibre que catapulte sus aspiraciones en la Conferencia Oeste. Incluso tendrán complicadas las renovaciones de ciertos jugadores relevantes a día de hoy como puede ser el joven Jusuf Nurkic, agente libre restringido este mismo verano.

Si bien es cierto que los problemas salariales de Portland se extienden más allá de Evan Turner, no cabe duda de que actualmente supone la mayor limitación que puede encontrarse el equipo de Damian Lillrad.

 


 

Antes de realizar cualquier sentencia sobre el jugador, hemos de tener siempre en cuenta que son las franquicias las que deciden si firmar o no un contrato. En el caso de Evan Turner, su mala presencia en el equipo se ha visto acentuada por un claro error en las oficinas de Oregón que ahora más que nunca comienza a realizar un daño difícil de reparar.

El futuro a corto y medio plazo de Portland se está viendo seriamente amenazado por el poco margen de movimiento con el que cuentan y, guste o no, Evan Turner es posiblemente el mayor catalizador de todos estos problemas.

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This