Conecta con nosotros

NBA

El Este busca nueva dinastía: ¿Boston o Philadelphia?

Tras la salida de LeBron James, la conferencia se convierte en el premio por el que muchos suspiran.

«A Rey muerto, Rey puesto», «El Rey ha muerto, que viva el Rey» o «Ni el Rey escapa de la muerte». Cambiamos muerte por mudanza a Venice Beach y nos sale un prólogo perfecto de la Conferencia Este a partir de 2019. LeBron James ha dejado huérfano el trono de tirano en la costa atlántica tras ocho finales consecutivas y las alternativas, a día de hoy, son clara y únicamente dos: Boston Celtics y Philadelphia 76ers. Por mucho Mike Budenholzer, mucho Oladipo o Kevin Knox, la posible dinastía es cosa de dos. di

Boston ha sido, los dos últimos años, el rival de LeBron en las finales de conferencia y cada verano ha seguido mejorando. Tras el 4-1 firmaron a Hayward y Kyrie Irving. Ahora, tras el 4-3, van a conseguir que, además, los dos all-stars jueguen playoffs. Philadelphia, por su parte, ha cumplido la promesa a los que creyeron en el process y se ha convertido en la esperanza joven, con Embiid y Simmons de estandartes y un buen núcleo de veteranos y roleplayers alrededor. Son la rivalidad que nunca se debió haber ido.

Joel Embiid, Ben Simmons y Dario Saric luchan contra Karl-Anthony Towns por un balón

Saric, Simmons, Embiid y veteranos para asaltar el Este | Martín Santana (The Wing)

Celtics – A favor: plantilla para hoy y para 2023

Prácticamente todo está a favor de Boston. Tienen a tres all stars en su prime y a otros dos con el potencial para serlo. Al mejor entrenador de la conferencia y quizá de la liga y un banquillo con capacidad para ser titular en muchísimas franquicias: Rozier, Baynes y Morris (a la espera de Smart). Son el favorito, de manera unánime, para llevarse el Este en 2019 y luchar contra Golden State en las finales, pero también tiene núcleo para hacerlo a largo plazo.

Jaylen Brown y Jayson Tatum van a ser dos súper-estrellas de la liga de calibre all-star y con Stevens atado para seis años más, mantener a los dos jóvenes rodeados de talento, puede dar suficiente poder como para ser el favorito en el Este durante el próximo lustro. Especialmente el caso de Brad, un entrenador que ha conseguido mejorar a su equipo cada año: más victorias, más lejos en playoffs. Después de llegar al séptimo en las finales de conferencia, el siguiente paso es lógico: the NBA Finals.

 

Celtics – En contra: cada verano será un reto salarial

El único y gran problema al que se enfrentan los Celtics es el salary cap. Lesiones al margen, algo que no se puede controlar, el mayor rival de Boston para dominar la conferencia serán los contratos de sus estrellas. El próximo verano Morris, Rozier (RFA) y Theis quedan libres y Baynes, Horford y Kyrie tienen player-option. El base ya ha dejado claro que no la aceptará [es por 21 millones, podría firmar por casi 40]. En 11 meses toca tomar las primeras grandes decisiones del mega-proyecto de Danny Ainge.

Y por si no fuera poco, en 2020 Jaylen y en 2021 Tatum serán agentes libres restringidos. Justo el último año de contrato de Hayward, también con PO. Si se confirma la renovación de Smart, alrededor de los 50 millones por cuatro temporadas, los Celtics podrían entrar en luxury-tax este mismo curso y el futuro económico se volvería muy complejo en Waltham.

El equipo de los Celtics preparado para una nueva dinastía

Tatum y Brown son el futuro verde, pero conviven con un presente brillante | Guillermo Mayol (The Wing)

Sixers – A favor: juventud, divino tesoro

The Process es real: el invento de Tony Wroten ha llegado por fin a playoffs y con la marcha de LeBron, los Sixers son candidatos a todo en el Este. Embiid y Simmons forman una dupla que puede dominar la liga desde el estado de Pennsylvania. A un lado, Dario Saric; al otro, Markelle Fultz, un veterano para completar un equipo con cuatro lottery picks de los últimos cuatro drafts como titulares. Y con experiencia en semifinales de conferencia.

Brett Brown ha demostrado ser más que suficiente para gestionar un equipo que ha manejado desde el inicio del proceso, desde que Embiid era un novato hasta hacerlo all-star. Su figura es clave como parte de la evolución en una ciudad volcada con el baloncesto –pese al éxito de los Eagles– y que no veía a su equipo brillar desde la época de Iverson. Son el segundo en los power-rankings… pero el futuro puede ser de oro.

 

Sixers – En contra: demasiado talento joven

A día de hoy, ocho de los 14 jugadores con contrato en Philadelphia están todavía en su primer contrato en la NBA, incluyendo titulares como Simmons o Saric (RFA ambos en 2020) o Fultz (RFA en 2021). Ese mismo año, Kormaz, al siguiente Zhaire Smith… solo Embiid y Covington tienen garantizado el contrato hasta 2022. El camerunés firmó por 148 millones y cinco temporadas, empezando este mismo verano y RoCo por 62 millones y cuatro temporadas.

La salida de Colangelo (y de Hinkie previamente) no dejan en buen lugar la gerencia de la franquicia que está buscando en el mercado un general manager a la desesperada. Y en el verano que tenían que dar el paso adelante, han perdido a Belinelli, Ilyasova, Amir Johnson e incluso a Bjelica, además de no poder firmar a LeBron o conseguir a Kawhi Leonard por mucha insistencia de Joel Embiid en Twitter. El verano ha sido normalito, y este era el más fácil de todos.

Indiana Pacers y Washington Wizards, candidatos a colarse en las finales

Indiana Pacers y Washington Wizards, candidatos a colarse en las finales | Keith Allison (CC)

¿Existe otro candidato a establecer una dinastía?

A establecer una dinastía como tal, no. A plantar cara, por supuesto. Los nuevos Raptors, con Kawhi como cara, los Bucks de Budenholzer y Antetokounmpo e incluso unos Pacers que se han reforzado en la sombra pero con un acierto descomunal este verano, rodeando a Oladipo de jugadores necesarios para dar guerra en la conferencia. El objetivo de todos ellos, ante una conferencia sin dictador, debe ser soñar con el billete dorado para las finales. Pero la dinastía es algo más utópico.

La de Toronto es una apuesta arriesgadísima con un Kawhi que podría durar un año, los Pacers necesitan dar ese paso extra, parecen estar por debajo de los dos principales candidatos en calidad y los Bucks son una incógnita, pueden ser perfectamente terceros o luchar por evitar caer a la séptima si todo se tuerce.


RFA – Restricted Free Agent
PO – Player Option

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This