Conecta con nosotros

NBA

El estancamiento de Andrew Wiggins, a destiempo para Minny

El canadiense no está dejando las mejores sensaciones tras su sustanciosa renovación.

El caso de Andrew Wiggins es uno de los más polémicos entre las aficiones de la NBA esta campaña. Recordemos que el alero fue renovado por más de 150 millones de dólares y cobrará más de 30 a partir de la próxima campaña. Su juego, nada más lejos de la realidad, no refleja su salario, y durante la racha sin Jimmy Butler ha vuelto a quedar en evidencia. Minnesota tiene unos segunda y tercera espadas muy jóvenes y poco experimentados, y se está notando durante el tiempo sin Butler en pista. Wiggins, sin embargo, se lleva la palma en términos de rendimiento.

Tras su tremenda mejora el pasado curso en términos de anotación, donde dejó unos números nada desdeñables de 23.6 tantos por encuentro (45% TC y 35% T3), se le veía como posible líder anotador del equipo, con más apartados por mejorar. Su defensa daba de qué hablar, al igual que lo hacían su registro de asistencias y su poca implicación en el rebote para ser un alero de 2,03 metros.

 

Andrew Wiggins, sin ideas en ataque

Andrew Wiggins, Minnesota Timberwolves

Andrew Wiggins no está siendo capaz de provocar mejoras en su juego – jrg1975 (CC)

Este año, sin embargo, ha llegado su estancamiento en el apartado ofensivo. Hay casos y casos de este tipo de bajones, pero el nivel que Wiggins está dando no es aceptable. Karl-Anthony Towns, el llamado a ser el líder del equipo, también ha visto mermadas sus estadísticas por la llegada de dos jugadores que aportan, como Butler y Teague, entre otros, aunque lo ha solventado siendo más productivo y aportando en otras facetas, como la defensiva.

Esto no ocurre con Andrew. Mientras que ha disminuido su aportación en anotación por 5.6 puntos (promedia 18 en 36.3 minutos este curso), no ha aumentado su productividad. Sus porcentajes, de hecho, se sitúan en 44% en tiros de campo y 33% en triples, habiendo empeorado todavía más en tiros libres.

Aquí parece producirse el sangrado en su estadística de puntuación. Andrew Wiggins ha pasado de anotar 5 tiros libres de 6.6 intentos en la temporada 2016-17, a solo intentar 3.9 y anotar 2.5 en el presente curso. ¿La diferencia está solo en las veces que va a la línea? La respuesta es no. Su porcentaje, de ser un 76% en sus tres años anteriores en la liga, ha pasado a un 64.5% esta campaña. Rendimiento decepcionante en un ámbito en el que no se debería empeorar.

Si nos ponemos a hablar de asistencias y rebotes, la cosa no termina de mejorar para el canadiense. Recoge 4.3 rebotes por encuentro en 36 minutos, estadística que, como hemos dicho antes siendo alero y midiendo más de dos metros, es más que indecente. Cometer 1.7 pérdidas (su registro más bajo de carrera, eso sí) mientras solo repartes 1.9 asistencias por encuentro («career-low«) es para mirárselo. El «extra-pass» no es una de las especialidades de Wiggins, aunque debería haber sido la faceta más trabajada en verano teniendo al lado a compañeros como Towns, Butler o Teague.

 

La mejora en defensa, insuficiente

karl-anthony towns, minnesota timberwolves

Karl-Anthony Towns, la contraparte de Wiggins en términos de rendimiento – GSankary (CC)

Sí que se ha observado un incremento en la actividad defensiva del jugador de los Timberwolves durante la ausencia de Jimmy Butler. Durante los últimos ocho encuentros, promedia 1.8 robos, 0.7 más que en la temporada, y parece haberse puesto las pilas en esta faceta. Andrew demuestra que puede defender, y esto solo añade incertidumbre a su situación de cero a la izquierda defensivamente hablando durante el resto de sus temporadas.

No obstante, esto no es suficiente para la situación de Minnesota en la temporada. Juegan mañana viernes de nuevo, contra Denver, rival directo por la clasificación a Playoffs. Van 8-8 en los dieciséis partidos sin la estrella del equipo, Jimmy Butler. Denver ocupa dos de sus partidos restantes (4), uniéndose a Lakers y Grizzlies como únicos adversarios por enfrentar. La mejora defensiva de Wiggins no está sirviendo, de la misma manera que su aportación en ataque sigue dejando que desear en la racha sin Butler (solo 19.6 puntos por encuentro como segunda espada).

 


 

Minnesota está obligada a clasificarse para los «Playoffs«. El estancamiento de Andrew Wiggins en una de las temporadas más importantes para su equipo está produciéndose completamente a destiempo. Así, los Wolves no tienen oportunidades en postemporada.

El de Canadá debe dar un paso al frente. Al igual que la pasada semana hablábamos de la dificultad para Towns, su compañero, de liderar a los Wolves a tan temprana edad, hay que criticar a Wiggins para no ser capaz de figurar como tercera espada correctamente en este conjunto aspirante a postemporada. Es cierto, 23 años no son precisamente sinónimo de experiencia, pero cuatro cursos en la liga demostrando potencial para anotar casi 24 tantos por encuentro deben servir para algo. No solucionar problemas como el triple, la defensa, el rebote o la organización en cuatro años son para preocuparse. Andrew Wiggins puede convertirse en un lastre para Minny si no subsana sus deficiencias.

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This