Conecta con nosotros

NBA

El equipo NBA de Puma: de la nada, a brillar

La marca alemana ha vuelto a la NBA por todo lo alto. Su nueva política y sus firmas les avalan.

No hay duda de que nos encontramos en una época de prosperidad para la NBA. La mejor liga de baloncesto del mundo se está expandiendo por diferentes continentes, consigue cada vez más adeptos en EEUU intentando escalar hacia el ‘deporte más visto’, además de que aúna cada vez más audiencia en el mundo. Esto ha conseguido que las franquicias se enriquezcan más que nunca. Y con ellas, las marcas y los jugadores. El mundo de las zapatillas, con la reciente llegada de Puma, es un claro ejemplo. Incluso DeMarcus Cousins ha firmado un contrato con ellos.

Puma llega para competir, pero no solo con Nike, Jordan y Adidas. Under Armour y una gran cantidad de marcas procedentes de China también se encuentran en el mercado y son huesos duros de roer. Sin embargo, la introducción del conglomerado alemán en la liga trae más competitividad a un mercado en alza.

Puma regresa con fuerza y sangre nueva a la NBA

 

El proyecto de Puma, años después de Vince Carter

No es la primera vez que la marca deportiva se ubica en la liga, y tampoco es la primera vez que lo hace con grandes jugadores. Tanto Walt Frazier como Vince Carter han sido las estrellas más reconocidas que han firmado un contrato con ella. No obstante, hacía aproximadamente 18 años que no veíamos a Puma por las pistas de la NBA. Esto se debe a que Vince Carter, que firmó un contrato con ellos tras ser Novato del Año en la temporada 1997-98, les dejó dos años después. Todo sería para centrarse en todo lo que rodeaba a su nueva firma, “Vinsanity“, y todo lo que esta conllevaba.

Tanto tiempo después, los alemanes han vuelto a hacer mella en la liga. Todo esto, con un proyecto novedoso que se aleja de los estándares de las marcas actuales. Tanto Nike como Adidas se centran en ofrecer acuerdos a las estrellas que se encuentran como ‘agentes libres de zapatillas’, es decir, sin acuerdo con ninguna marca deportiva. Tras ello, observan su fama y según su éxito, pueden ofrecer incluso líneas de zapatillas a su nombre, como observamos con LeBron James o Kobe Bryant.

El modelo de Puma ha arrancado con una visión más renovada. Se han llevado a cuatro jugadores de la lotería del pasado Draft de 2018, y de ahí su popularidad. Prometen a los jugadores jóvenes la posibilidad de ser la cara de una franquicia deportiva desde el minuto uno. Para los jóvenes, esto puede parecer mejor opción que esperar su turno en otras franquicias más grandes y con una masa de jugadores estrella mayor.

Es decir, el tener protagonismo desde sus primeras etapas en la liga, unido a una mayor visibilidad en redes sociales, hará que los jugadores se sientan más queridos y exploten su oportunidad con esta nueva marca. Además, también existe una serie de comodidades, como el ‘Puma Jet’ (sí, sus atletas tienen un jet privado), que pueden ayudar a convencer a más jugadores para firmar. El hecho de tener a Jay-Z como ‘director creativo’ de la marca promete exposición en las redes sociales.

 

¿Tiene la marca un roster completo?

Terry Rozier Boston Celtics Puma

El “I ain’t f—–‘ with nobody else but Puma” de Rozier cautivó a la liga este verano – Guillermo Mayol (The Wing)

Puma se ha dedicado a ofrecer acuerdos por la liga, consiguiendo a jugadores que pueden explotar en un futuro, convirtiéndose en superestrellas. Hasta el momento, tiene un equipo joven, que espera ir ampliando hasta llegar a cotas mayores. De momento, este sería el quinteto inicial:

  • Terry Rozier
  • Rudy Gay
  • Kevin Knox
  • DeAndre Ayton
  • DeMarcus Cousins

Es algo totalmente ficticio, dado que en el banquillo estarían Marvin Bagley III y Michael Porter Jr, además del “rookie” de los 76ers, Zhaire Smith. Hasta nuestros días, son ocho los jugadores NBA que han cautivado, incluyendo como última y destacada firma a DeMarcus Cousins. Nike tiene margen para igualar la oferta en un periodo determinado de tiempo, pero quién sabe si lo hará o no, con las dudas existentes sobre la lesión del ‘big‘.

Cabe destacar que la única jugadora que Puma tiene en nómina, pero que está en la liga femenina de baloncesto, la WNBA, es Skylar Diggins-Smith. Ha sido “All-Star” en 4 de sus 6 temporadas en la competición, por lo que la marca alemana ha dado en el clavo si buscaba protagonismo en dicha liga.

 


 

Puma tiene futuro en la liga. Todo se está expandiendo y hay sitio para las marcas. Su reentrada en el mercado de la NBA ha sido por todo lo alto. Desde el “I ain’t f—–‘ with nobody else but Puma” de Terry Rozier hasta la reciente firma de Cousins, pasando por llevarse a la mayoría del talento joven de esta última edición del Draft. Es obvio que su política de fichajes mira hacia el mañana, escogiendo a jugadores con gran potencial. La incógnita está clara: ¿Podrán luchar un puesto a Nike o Adidas en un futuro como las principales marcas de la liga? Es más, ¿será ese su objetivo a largo plazo?

El modelo de la marca alemana no deja de sorprender. Pese a que esperaban llevarse al menos a quince jugadores antes de que comenzase la liga, ya tienen a 8 NBA’s, y no cesarán hasta conseguir su objetivo. La agencia libre del próximo año 2019 será un interesante coto de caza para sus estrategias. Existen muchos jugadores que terminarán contrato también con su marca proveedora de zapatillas actual en dicha época del año. ¿Tendrán éxito? El tiempo lo dirá.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This