Conecta con nosotros

NBA

¿Cómo encajará Isaiah Thomas en los Cleveland Cavaliers?

El pequeñajo volverá pronto a los parqués. ¿Comenzará su estancia en Cleveland como terminó en Boston? Todo es un puzzle.

Los Cleveland Cavaliers. Ese equipo capaz de perder cinco de sus primeros ocho encuentros, ganar 19 de sus próximos 21 y volver a entrar en una dinámica digna de conjunto que entra justito a los Playoffs. Se trata de un conjunto que intenta, por todos los medios, mejorar su equipo para acceder a unas Finales en las que se les espera, pero en el camino de las cuales han surgido ‘imprevistos’ con nombre propio. No obstante, Isaiah Thomas es un arma guardada a buen recaudo, que puede comenzar a trastocar esquemas desde un primer momento.

 

Comienzo y lío de bases

Las lesiones de Isaiah Thomas, Derrick Rose e Iman Shumpert dejan tocado a Cleveland

Erik Drost (CC)

Decir que el puesto de base de los Cleveland Cavaliers pasa por un mal momento es quedarse corto. Tyronn Lue comenzaba la temporada con una noción algo incierta con sus “guards”, por el simple hecho de contar con Rose y Shumpert, pero también con LeBron James como principal amasador de balón. Tras las continuas lesiones de Rose y sus culebrones con el conjunto, Iman Shumpert pasó a ser el titular.

No obstante, cinco partidos después de esto, otra lesión dejó en el dique seco a Shump y mandó a José Manuel Calderón al puesto de titular. Desde ahí y por su versatilidad, los Cavaliers han mantenido el equilibrio con LeBron actuando como base. Su mejor temporada como asistente, hasta la fecha, y su “usage percent” (porcentaje estimado de jugadas que realiza un jugador en pista – asistencias, puntos, tiros libres…) está entre los más altos de la liga y da cuenta de ello. Isaiah Thomas puede salvar este desequilibrio. La palabra correcta es esa, precisamente.

Sin embargo, todavía queda mucho por sopesar en torno a la situación del regreso del ex Celtic. Su vuelta por lesión está prevista para la semana próxima, primera de enero y del año 2018. No sabemos, todo sea dicho, cómo va a volver. Si será al nivel del año pasado, donde se acercó a los 30 puntos por partido en los Celtics de Stevens, o no. Ya sabemos que los Cavaliers están siendo muy cautelosos con su situación, por palabras del propio Isaiah. Contra los Kings quería jugar, aunque los Cavaliers no le dejaron. Él achaca esto a que “miran por lo mejor, no solo de mi temporada, sino de mi carrera”.

 

En ataque: mejorar lo excelso

Pero bueno, nunca está de más montar una utopía y pensar cómo sería ese equipo de los Cavaliers. Por ello, vamos a analizar cómo encajaría Isaiah Thomas en el esquema actual que está utilizando Lue en Cleveland.

Lo que más claro está es que su tiro de tres será explotado. En un conjunto con Kyle Korver, Kevin Love, el propio LeBron James y más etcétera, un jugador que el año pasado llegó a promediar 8.5 triples intentados por encuentro, anotando un 38% de ellos, será un gran encaje en el sistema. Quien haya visto jugar a Cleveland, sabe perfectamente cómo de usado es el triple. Son los segundos en liga en cuanto al porcentaje de los triples sobre su total de tiros (39.4%), y hasta la fecha, en 35 encuentros, han intentado 1143 triples (quintos en la liga, terceros que más anotan), por 1758 intentos de tiros de dos (penúltimos).

Con Thomas en un sistema de espaciado, con un pívot como es Love de tirador y jugadores como Smith, Crowder, Korver, Green, Frye y LeBron, la composición puede resultar muy placentera para los aficionados. Un jugador que el año pasado anotó un 41.2% de sus triples en “catch and shoot“, y casi un 36% de sus tiros desde el perímetro en “pull ups” será una gran adición a este sistema. Desde dentro, Isaiah también es un eficiente anotador. Un 52.8% de sus intentos de dos puntos entraban en el aro la pasada campaña.

LeBron y Wade generan un juego estático como ball handlers combinados

Erik Drost (CC)

La posibilidad de un nuevo ball handler en Cleveland, además de James y Wade, hablando también de segunda unidad, es algo que puede impulsar el juego de los Cavs. Hemos visto a los Cavaliers ser campeones con LeBron e Irving con altos ratios de usage, e Isaiah Thomas no va a ser menos. Él mismo tuvo, el curso pasado, un porcentaje de uso de balón más alto que el de estos dos mencionados.

Nuevas variantes se visualizan en el juego de este conjunto “contender”, que desatascarán situaciones tipo las coincidencias Wade – James en pista, que tanto bajan el ritmo sin espaciado. Por ende, aparte del tema asistencias, que con Thomas están garantizadas, las cuales se añaden a las de The King, el movimiento de balón que aporta el pequeño base también se refleja en otros aspectos del ataque. Uno de los más sonados es su juego en “pick and roll”, que puede añadir una jugada nueva al esquema de Lue, donde ha perdido protagonismo esta campaña. 1.04 puntos por posesión de bloqueo y continuación generaba el pasado curso Thomas, algo nada desdeñable.

 

Isaiah Thomas y la defensa: pareja inconcebible

La defensa de Cleveland es un tema para tratar aparte. Mientras que su ratio ofensivo es de los mejores de la competición (114, segundos en la liga), su defensa es la tercera por la cola (111). No es la defensa del perímetro, donde permiten a sus oponentes un 37% de acierto (que aunque parezca elevado no está muy por debajo en lo que a la liga respecta), lo que más daño hace, sino que la defensa en transición es una de sus peores bazas. No hay mejor ejemplo que el partido frente a los Warriors en Navidad para objetar esto: 33 puntos en contraataque que dieron a los campeones un gran porcentaje de la victoria.

Ponemos este ejemplo de uno de los mejores ataques de la liga porque es a lo que se va a enfrentar Cleveland en postemporada. Volviendo al tema, cabe destacar que Isaiah Thomas no va ayudar mucho a solventar este tipo de problemas. Un jugador al que Brad Stevens tenía que ‘esconder’ a veces en sus sistemas defensivos no da buena espina en este sentido en los Cavs. Y es que haciendo gala de una defensa decente con más o menos las mismas piezas en otros años, este no estamos presenciando el mismo resultado: el alto ritmo está haciendo daño a los de Ohio. Tyronn Lue debe hacer ajustes. Y muchos. Suerte que todavía estamos en diciembre, casi enero, y queda tiempo para reajustar un equipo entero.

 

La lesión: todo un rompecabezas

Isaiah Thomas y su lesión son una de las mayores incógnitas de toda la liga

Guillermo Mayol (The Wing)

La lesión de Isaiah Thomas es lo que le lleva apartando de las pistas desde la pasada campaña, y lo que le ha privado de debutar como Cavalier. Pese a lo dicho anteriormente, donde el ex de Sacramento y Phoenix mantenía haber sido sentado por decisión del equipo frente a los Kings la pasada noche, cabe destacar que toda precaución es poca.

Ya ha adelantado Dave McMenamin, de ESPN, en palabras de Tyronn Lue, que el base no jugará los back to backs y tendrá los minutos restringidos hasta nuevo aviso. Es decir, hasta que se recupere del todo. Son muchas cosas: un nuevo sistema, nuevos compañeros, mucho desequilibrio en el puesto de base… Lo que sí es seguro es que los Cavs no quieren jugársela demasiado con su nueva estrella, manteniéndole hasta esta próxima semana sin jugar.

 


 

Lo que el enano puede hacer con esta franquicia es una gran incógnita. Puede elevarlos hacia lo más alto del este de nuevo, dando un golpe sobre la mesa, y ante Celtics y Raptors, o por el contrario su introducción genere algo parecido a lo que ocurría en Oklahoma con sus nuevas tres estrellas: que todo chirríe.

Una franquicia que tiene entre sus objetivos devolverle el golpe a los Warriors deberá atravesar ciertos obstáculos en su conferencia antes de volver a intentarlo. ¿Podrá Isaiah Thomas zafarse de sus problemas y regresar con la misma forma del año pasado? Lo veremos.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This