Conecta con nosotros

NBA

El ‘Grit and Grind’ de Memphis no quiere morir

Los Memphis Grizzlies quieren volver a Playoffs y para ello no deben olvidarán el Grit and Grind que tanto les dio.

170106 MEM at GSW-65

Cada año hay más nubes sobre la ciudad de Memphis. Temporada tras temporada, los expertos de la NBA sitúan a los Grizzlies fuera de Playoffs. Sin embargo, este hecho todavía no ha ocurrido. Unos Memphis que han sabido siempre mudar la piel, pero sin abandonar sus raíces. Asentar unas bases y construir sobre ellas. El ‘Grit and Grind’ es un estilo que no quiere morir, pero… ¿qué es exactamente el ‘Grit and Grind’?

 

El nacimiento de este movimiento

El término sale de un jugador que ha sido uno de los máximos exponentes, Tony Allen. Allen es un escolta tremendamente defensivo y con mucha garra, así pues, el término ‘Grit and Grind’ se puede traducir como: “huevos y golpes”. Aunque suene vulgar fue precisamente así como hace unas cuantas temporada, los Memphis Grizzlies, sorprendieron al mundo venciendo a los San Antonio Spurs en la primera ronda de los Playoffs. Los Grizzlies eran el octavo equipo clasificado, mientras que los comandados por Duncan, Ginobili y compañía tenían el mejor récord de la Conferencia.

Scott Ripley Flickr

La verdad es que no es una hazaña cualquiera, más teniendo en cuenta que Memphis es un mercado bastante pequeño y que no supera los 650.000 habitantes. La clave de sus éxitos es clara: ser tremendamente competitivos. Con un estilo de juego muy personal, los Memphis Grizzlies, han conseguido sobrevivir en la Conferencia Oeste. Las figuras de Randolph, Marc, Conley y Allen, se unían noche tras noche para luchar con sus recursos ante equipos (sobre el papel) mejores.

 

Un estilo en peligro de extinción

Los Memphis Grizzlies siempre han intentado llevar al rival a su terreno. Partidos al barro, con pocos puntos y con la defensa como principal protagonista. Si el equipo conseguía llevar el encuentro a su lado, los Grizzlies tenían muchas papeletas para llevarse la victoria. Mientras Golden State Warriors y Houston Rockets desarrollaban un estilo de juego basado en la rapidez, la importancia del triple, los contraataques vertiginosos y los marcadores superando los 100 puntos, los Grizzlies en sus cinco últimas campañas rondaban los 95-100 puntos.

En la pasada campaña, por ejemplo, tan solo tiraron 25 triples por partido. Cifra alejada de los 35 que intentaban los Houston Rockets o los 31 de los Golden State Warriors. Un año en el que pusieron en aprietos a los Warriors y les consiguieron sacar dos partidos de los cuatro disputados. Incluso, en la temporada del primer Anillo para Curry y compañía, los Grizzlies les ganaron dos encuentros. En esos cuatro partidos promediaron solo 92.8 puntos. Es decir, el estilo guerrillero que se ha implantado en la ciudad, ha dado sus frutos.

Pese a esto, los Grizzlies nunca han conseguido dar el paso definitivo y colarse en unas Finales de la NBA. Puede que fuese por la falta de tiro de tres puntos, los problemas físicos o por la falta de otra espada potente que contribuyese a la causa. Todo esto desembocó en una sensación de estancamiento. Un equipo que era capaz de llegar a Playoffs pero al que le faltaban efectivos para ser considerados ‘contenders’. El ‘Grit and Grind’ funcionaba, pero se quedaba a medio camino. Un movimiento que se vio en peligro tras las salidas de Randolph y de Tony Allen, pero que parece que aún sigue vivo.

 

El ‘Grit and Grind’ no quiere morir

La verdad es que lo dieron (lo dimos) por muerto. Quién iba a pensar que los Memphis Grizzlies, un año más, iban a competir por entrar en Playoffs. El Oeste estaba más salvaje que nunca. Los Minnesota Timberwolves querían dar el salto definitivo, en los Nuggets ya parecían una realidad y las dos torres de New Orleans soñaban con ellos. Todo esto invitaba a pensar que los Grizzlies serían uno de los equipos que caerían, pero a día de hoy no es así.

En este momento se encuentran con un balance de positivo de seis victorias y tres derrotas. Su posición en la Conferencia Oeste es la cuarta, y ya han conseguido ganar a equipos del nivel de Clippers, Houston o los propios Warriors. Es decir, en menos de dos meses de competición han conseguido callar las voces que apuntaban a un posible ‘tanking’ y aferrarse a puestos de Playoffs. Confirmándose de esta manera como el gran tapado en el Oeste.

El principal culpable de esta situación tiene nombre y apellido: Marc Gasol. El pívot español se ha echado el peso de todo el equipo a la espalda y se ha multiplicado en todas las facetas del juego. Anota de tres, rebotea, modifica lanzamientos de los contrarios y asiste. Sus números son la prueba de ello: 20.4 puntos, 9.4 rebotes y 2.6 asistencias son su carta de presentación. Unos dígitos a la altura de los mejores. Incluso ha mejorado su promedio taponador, y es que Marc se está yendo a 1.7 por noche.

Verse Photography (CC)

También hay que tener en cuenta el apartado físico. Un estilo de juego como el de Memphis implica mucha concentración y tiene cierta dependencia del  acierto de tres puntos de los jugadores que son capaces de anotarlos. Es por eso que es tan importante la “resurrección” de Parsons. El alero está volviendo a intentar brillar y parte de las opciones de los Grizzlies pasan por su acierto y finura. Otro que tiene muchas de las esperanzas de la franquicia es Tyreke Evans. Llega a Memphis con ganas de volver a su mejor forma y ya ha demostrado su valía en distintos encuentros. Por ahora está teniendo los puntos que su equipo tanto necesitaba y está ayudando a Marc y a Conley en esa tarea.

Así pues, los Memphis Grizzlies afrontan otra temporada con los Playoffs de la NBA en mente. Habrá que ver cómo gestionan los minutos de sus estrellas y cómo llegan al tramo final de la Regular Season. Parece ser que el ‘Grit and Grind’ no morirá hasta que no se haya ido hasta el último integrante que formó parte de este movimiento.

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com 

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This