Conecta con nosotros

Mercado

Dwight Powell, un regalo para los Dallas Mavericks

El jugador renuncia a 10 millones aumentando el espacio de los Mavs: ¿lo aprovecharán firmando a grandes nombres?

No es Navidad, pero los Dallas Mavericks acaban de recibir un regalo que ni el mismo Papá Noel podría haberles hecho. Dwight Powell, según Chris Haynes, no ejercerá la opción que tenía de alargar su contrato actual por una temporada más a cambio de 10,2 millones de dólares; una acción sorprendente y que se puede leer desde dos perspectivas, pero que ambas tienen un punto en común: los Mavs llegarán a la agencia libre con más fuerza.

Porque la realidad es que Mark Cuban podrá negociar con los agentes libres sabiendo que tendrá espacio para un máximo salarial incluso contando con una posible renovación de Kristapts Porzingis. Exactamente, los Dallas Mavericks llegarán con 41 millones de espacio o, como mínimo, con unos 38 contando con los cap holds de Dorian Finney-Smith, Maxi Kleber y Ryan Broekhoff. Una cantidad más que importante con la que intentar construir una plantilla con la que asaltar los Playoffs… en la que no se descarta que esté el mismo Dwight Powell.

 

¿Por qué, Dwight?

La decisión de Dwight Powell de convertirse en agente libre es sorprendente porque para la mayoría de los seguidores de la NBA no recibirá ninguna propuesta por una cantidad igual o superior, por lo que la próxima temporada perdería dinero respecto a lo que tenía ya asegurado. Además, un jugador como él que no ha sufrido problemas de lesiones lo normal era ejercer esa opción, cobrar los 10 millones y en 2020 firmar el contrato que firmará ahora en 2019 pero con esos millones extras ya en el bolsillo.

Entonces… ¿Por qué lo ha hecho? La primera opción, y también la más improbable si uno sigue la relación que tiene el canadiense con la franquicia, es que tanto Dwight Powell como su entorno consideren que su valor es superior y quieren firmar por una cantidad superior (lo que suelen hacer las grandes estrellas como este mismo año hará Kawhi Leonard).

Pero hay una segunda mucho más lógica y es que Powell y Cuban tengan ya un «preacuerdo» por el cual el interior de 27 años haya aceptado bajarse el sueldo a cambio de asegurarse un contrato más largo antes que arriesgarse a que pase algo en la próxima temporada que ponga en riesgo su futuro. Es cierto, prefiere tener seguros, por ejemplo, 21 millones en los próximos tres años a tener fijos 10 y ver que pasa en el 2020.

Con esta estrategia conservadora, Dwight Powell tiene un futuro más seguro y los Dallas Mavericks conseguirán mantener a un jugador que quieren retener pero con 3 o 4 millones más para invertir en otras piezas. Una jugada inteligente que solo ha sido posible de realizar gracias a la buena relación de Mark Cuban con Dwight Powell y a la buena voluntad del jugador canadiense.

 

Una oportunidad que no pueden desaprovechar

Con Luka Doncic a la cabeza del proyecto, los Dallas Mavericks no pueden fallar en este verano. La renovación de Kristapts Porzingis debe ser prioritaria por el talento del letón, lo que dieron en su traspaso y para asegurarse una buena relación con un jugador cuyo compromiso se ha puesto en dudas esta última temporada.

Tras este primer paso, ya han sonado los nombres de Kemba Walker y Khris Middleton como posibles objetivos de los texanos; pero los hechos nos indican que son dos jugadores con muy pocas opciones de acabar en Dallas; el base porque buscará un proyecto mucho más avanzado y el foward porque está en un equipo candidato como los Milwaukee Bucks con el rol máximo que puede merecer un jugador de su nivel.

Kemba Walker y Khris Middleton, secundarios de lujo para los Mavs

En este punto y viendo la plantilla, los Dallas Mavericks necesitarían invertir en un center de nombre. Ya ha salido el rumor de Nikola Vucevic y otros jugadores como DeMarcus Cousins o Julius Randle ya han sido relacionados con la franquicia en otras temporadas. Sin embargo, estos tres jugadores no son perfiles defensivos, que probablemente sería la faceta que deberían cubrir.

En puesto exteriores, jugadores como Danny Green, Ricky Rubio o Pat Beverly son perfiles muy interesantes para cubrir las espaldas del esloveno. Con Luka Doncic jugando tanto de 2 como de 3 y con la duda sobre el futuro de Tim Hardaway Jr. y Courtney Lee (ocupan 30 millones de espacio salarial y alguno podría salir traspasado), tal vez la gran apuesta la hagan en un foward, aunque el único objetivo que podría ser realista de ese perfil sería Jimmy Butler, y ya sabemos qué pasa cuando metes una personalidad conflictiva en un vestuario de Rick Carlisle…


Gracias a Dwight Powell, los Dallas Mavericks tienen una gran arma a utilizar a partir del 30 de junio o el 1 de julio; pero esa arma es de doble filo porque invertir erróneamente puede provocar tirar a la basura tu futuro por las rondas que distes en el traspaso por Porzingis y los primeros años de Doncic en la NBA.

Además, la agencia de los Mavericks no es sencilla. Sí, hay grandes jugadores en ella, pero los texanos no están en una posición como para imaginar que conseguirán convencer a alguno de estos agentes y tendrán que «conformarse» con jugadores de segunda o tercera fila.

Dentro de los escenarios realistas; ¿es el mejor verano posible de los Dallas Mavericks suficiente para llegar a los Playoffs e intentar ganar el anillo en los próximos cinco años? 

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This