Conecta con nosotros

NBA

Draymond Green, un líder entre estrellas

El alma y la garra de los Warriors merece un reconocimiento. Draymond Green ha vuelto ante los Blazers.

Los Warriors convierten la grandeza en rutina y vuelven a las Finales de la NBA por quinto año consecutivo. Un equipo irrepetible que narraba Guillermo Giménez tras su ‘back to back’ ante Cleveland Cavaliers. Un equipo plagado de estrellas como casi nunca antes. Un grupo comandado por el jugador en la sombra: Draymond Green.

draymond green
Pablo Espinosa (The Wing)

Siendo objetivos, esta no ha sido una buena temporada regular para el ala pívot -o lo que sea este jugador- de los Warriors. Se le ha notado algo “pasado” de peso, más centrado en polémicas y en protestas que en su propio juego y, cómo olvidarlo, enfrentado con todo un Kevin Durant.

Pero esto son los Playoffs. Y aquí los de La Bahía cambian el chip y, por el momento, no hay quien los detenga. Por mucho que Daryl Morey saque pecho en Twitter. KD ha jugado de escándalo hasta la lesión, Klay Thompson es ideal para el esquema de Steve Kerr y así se refleja cada noche; y Steph Curry, que ya hace pequeño todo calificativo. El dueño del equipo, con o sin Durant. No hay ninguno como él.

Ahora bien, ser dueño no conlleva ser líder. Ni estrella. Los tres exteriores de los Warriors son Top 10 de esta liga, un arsenal ofensivo inolvidable. Pero en este equipo el líder absoluto es Draymond Green.

Si bien a veces se saca de quicio hasta a sí mismo, o rompe la dinámica del equipo con protestas a los árbitros, técnicas y rifirrafes con los compañeros; Green es el baluarte de esta franquicia. El engranaje que cuadra todo a su alrededor, un elenco de leyendas que, permítanme la duda, difícilmente cohesionaría sin él.

El paso al frente de Draymond Green

La lesión de Kevin Durant entristecía e ilusionaba a partes iguales. Por un lado, saltaba las alarmas de los de Steve Kerr al perder a su mejor anotador estos Playoffs. Por otro lado, los nostálgicos sonreíamos ante la vuelta de los Warriors de antaño.

Sin menospreciar al alero, que todos sabemos que es el mejor jugador de la plantilla, me atrevo a decir que se juega un mejor baloncesto sin él, al menos en este equipo. Un sistema que estaba hecho antes de su llegada, y que con él ha acotado sus características para hacer hueco al mejor anotador del planeta. Un sacrificio más que bienvenido.

La franquicia encaraba las Finales de Conferencia sin KD, y el primero en dar un paso al frente ha sido Draymond Green. Un Green más fino, más ágil y más concentrado. Un Green que vuelve al rol que tuvo años atrás y que hace como nadie en esta liga.

El 4-0 a los Blazers ha sido la mejor prueba. Si bien los de Terry Stotts llegaron muy machacados tras una ronda muy dura ante Denver Nuggets, la sensación de dominio de los tiempos ha sido cosa de los Warriors. Blazers lideró en muchos, muchísimos tramos de la eliminatoria (sobre los 100 minutos en el global), logrando ventajas superiores a los 10 puntos. Y ni aún así pudo ganar un solo partido.

Scott Ripley Flickr

Los de Oakland pueden hacer lo que quieran. Y bajo la batuta de Draymond Green, más aún. En esta serie, 16.5 puntos, 11.8 rebotes, 8.8 asistencias y dos triples dobles seguidos. Cuando el de Michigan toma el mando, su equipo es una apisonadora, y sus compañeros son mejores. A la vista está el nivel imperial de Stephen Curry, que completó también una serie de leyenda.

Este nivel sí vale un contrato máximo

Su rendimiento -y sus conflictos- durante la temporada han sembrado muchas dudas de cara al próximo verano. Con la renovación de Klay Thompson y KD por delante (huele a “Next Chapter”) y la presencia de DeMarcus Cousins en el equipo, los despachos en Oakland estarán abiertos durante todo el verano.

golden state warriors champs campeones
Alex Güell (The Wing)

Sin embargo, en vista del nivel tan bueno del equipo sin Durant, puede que la pérdida del alero duela un poco menos. Dolerá mucho, pero si eso da flexibilidad para asegurar el resto del bloque principal, los Warriors siguen siendo candidatos a todo.

Y para optar a ello, necesitan al mejor Draymond Green. El de Finales de Conferencia. Un jugador vital tanto en ataque como en defensa. Sobre todo en defensa. El ala pívot es el jefe absoluto atrás y el nexo entre las estrellas y los complementos alante. Si el rendimiento es este, la franquicia debería retenerlo a toda costa. Cueste lo que cueste.

¿Qué pasará cuando vuelva Durant?

El retorno de un jugador de ese calibre es siempre una bendición. Posiblemente, el equipo siga venciendo porque todos son buenísimos, pero no alcanzando la excelencia. Si la intención es ganar, ganarán. Si es ganar aplastando, deben trabajar.

kevin durant
Pablo Espinosa (The Wing)

Cuando el alero regrese es obvio que el balón se compartirá mucho menos dado el estilo de KD, acostumbrado a ISO y a crearse sus propios tiros, a pesar de estar en su temporada más asistente. En mi opinión, estas jugadas deberían ser plan B. Tanto para él como para Curry.

Si los de Kerr consiguen jugar de la misma manera que sin Durant, involucrándole más aún en la circulación de balón y dando galones de ‘playmaker’ a Green a tiempo completo, Golden State puede alcanzar el siguiente nivel en los equipos para el recuerdo.


Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This