Conecta con nosotros

Draft NBA

Con un ojo en el Draft 2019: Pívots freshman

Muchas incógnitas en una clase de pívots con un potencial incierto a la vez que atractivo.

Volvemos una vez más con nuestra particular previa NCAA, siempre desde un enfoque de Draft. En esta quinta edición, repasamos los pívots que pisarán la NCAA por primera vez. Hablamos de una clase intrigante, pero con más preguntas que respuestas. El potencial latente de estos prospects está ahí pero, ¿podrán desarrollarse?

Tras una fuerte camada de interiores como la que tuvimos en el Draft 2018, es lógico que el grupo de 2019 parezca más flojo. Durante el transcurso de la temporada podremos observar la evolución de unos jóvenes muy interesantes. La clase de este año tiene perfiles muy diferentes, incluso muchos ala-pívots que, a la larga, podrían convertirse en pívots. A continuación, os dejamos nuestro top 5 en esta preseason.

 

Draft 2019: Top 5 Centers Freshman

Filip Petrusev, la nueva promesa europea que llega a la NCAA.

Filip Petrusev, la nueva promesa europea que llega a la NCAA. Foto vía Fiba

5. Filip Petrusev (Gonzaga)

Cruzar el charco a edades tempranas se está convirtiendo en costumbre entre los grandes prospects europeos. Filip Petrusev emprendió el camino hace años hacia el High School americano, lo cual facilitó una beca para jugar en Gonzaga. A nivel de recruit ha ido escalando posiciones, pero sin hacer mucho ruido.

Sin embargo, este verano saltaron las alarmas, los focos se centraron en él. ¿La razón? El Eurobasket sub 18 celebrado en Letonia acabó con medalla de oro para Serbia. Filip Petrusev, pese a no ser el MVP del torneo, finalizó el mismo con 21 puntos, 8.7 rebotes, 3.1 asistencias y 1.3 tapones, mostrando un dominio absoluto.

Ahora tiene la complicada tarea de hacerse con el puesto de titular en los Bulldogs, lo cual no será nada sencillo. Aun así, los Bulldogs han logrado que jugadores como Zach Collins sean primera ronda del Draft sin ser titulares. ¿Por qué no se puede repetir la historia con Petrusev? En principio la situación es un poco más complicada. Filip Petrusev es un jugador con un físico menos llamativo para la NBA actual, pero sin duda alguna sabe jugar al baloncesto.

En defensa, el pívot de los Bulldogs se mueve con soltura y no rehúsa el contacto. Sin embargo, está por ver si puede ser igual de efectivo ante físicos más trabajados como los que se encontrará en NCAA, sobre todo, en NBA si se presenta al Draft. De inteligencia va sobrado, sabe colocarse para rebotear, tiene instintos y bajo las órdenes de Mark Few puede desarrollarse muy bien.

Ofensivamente es un jugador que trabaja muy bien cerca de la zona, con buen toque cerca del aro y varios movimientos interesantes en el poste. No le importa trabajar en el barro si es necesario pero, al igual que en defensa, falta saber el éxito que tendrá ante físicos más pulidos. Si mejora su físico el impacto puede ser más que positivo, ya que sabe ganar la posición rápidamente, facilitando así que le asistan sus compañeros.

Su stock no es el más alto, pues se le espera para el Draft 2020 o más adelante, pero su potencial es tan interesante que, si explota esta temporada y se hace importante en su equipo, podría valer una primera ronda del Draft.

 

Jalen Smith, un combo interior que podría dar la sorpresa en el Draft 2019.

Jalen Smith, un combo interior que podría dar la sorpresa en el Draft 2019. Foto vía Twitter: @TerrapinsHoops

4. Jalen Smith (Maryland)

Todavía es una incógnita cuánto tiempo pasará Jalen Smith en Maryland. Hay quien apuesta que será one and done, otros creen que mínimo estará dos años. En The Wing preferimos mantenernos a la espera de su rendimiento para determinar una posible presencia en el Draft 2019.

Jalen Smith es para muchos uno de los mejores recruits que han hecho los Terrapins en la última década. Este combo interior podría empezar su carrera como cuatro en la universidad pero, a la larga, la posición que más le beneficia por la evolución del baloncesto en la actualidad es la de pívot.

Su cuerpo espigado, su agilidad sobre la pista y su capacidad para abrir espacios (todavía puede ampliar mucho su rango pero empieza a ser sólido desde la media distancia) le convierten en un 4-5 muy apto para los estándares de la NBA. En Maryland puede ser una de las referencias del equipo, tanto en ataque con un rol de ejecutor, como en defensa, gracias a su talento para cerrar el aro.

A día de hoy tiene muchas cosas para mejorar, empezando por un cuerpo demasiado delgado que le limitará en los contactos o la capacidad para botar, que dificulta las penetraciones (debería tener ventaja por su agilidad pero no la tiene por su manejo).

Su stock es de primera ronda en los mocks en los que aparece. En los que no, se le espera para más adelante. Jalen Smith es el típico prospect por el que las franquicias apuestan una ronda del top 25 en el Draft, pero debe demostrar el potencial que tiene para que valga la pena hacer ese tipo de inversión.

 

Moses Brown, la gran promesa de Alford para esta temporada.

Moses Brown, la gran promesa de Alford para esta temporada.

3. Moses Brown (UCLA)

Casi todo el mundo se sorprendió cuando Moses Brown decidió comprometerse con los Bruins en vez de Maryland. Sin embargo, la decisión puede haber sido todo un acierto si analizamos el estilo de juego, los focos y lo bien que está colocando Steve Alford a jugadores en la NBA (siete primeras rondas en los últimos cuatro drafts).

La razón de este éxito podría tener relación por la velocidad a la que juegan, que da pie a números más atractivos y sobre todo a un escenario más similar al estilo NBA que en otros equipos. Y en este estilo, Moses Brown puede encajar a la perfección, porque sus 7-1 pies y 235 libras los mueve con mucha facilidad sobre la pista, algo perfecto para correr.

A nivel de juego todavía le queda mucho por pulir, sobre todo en el apartado técnico. Probablemente su rol en UCLA sea el de ejecutor, tanto en situaciones de bloqueo en las que pueda encarar el aro como en transiciones o tras doblar el balón en penetraciones. Así pues, será muy importante cómo se mueva sin balón, aspecto que debe trabajar junto a Alford.

Donde más impacto podría tener, sin duda alguna, es en defensa. Su movilidad y tamaño le permiten cerrar el aro con facilidad y pese a que tiene que ganar músculo, su estructura física parece tener más facilidad para ganar volumen que la de otros prospects. Debe ser el ancla de una defensa que ha carecido de ella en los últimos años (algunos destellos puntuales de Anigbogu y poco más).

Su stock no es demasiado alto, pues no se le espera para el Draft 2019. Sin embargo, si tiene un buen año, no sería extraño que se presentara, así como hicieron en su momento T.J Leaf o Ike Anigbogu. De su rendimiento y hasta dónde llegue UCLA dependerá.

 

Bol Bol y la tarea de demostrar que es más que un apellido.

Bol Bol y la tarea de demostrar que es más que un apellido. Foto vía Kentuckysportsradio

2. Bol Bol (Oregon)

El hijo de Manute Bol tienen ante él la difícil tarea de demostrar que es más que un apellido. Cuando salta a la pista lo primero que impresiona es su tamaño, son 7-2 pies de altura y 7-8 de envergadura que impactan al espectador y a los jugadores. Aun así, por mucho que sus medidas sean increíbles, tiene carencias importantes. Sin alejarnos de su físico, las 235 libras que pesa no parecen suficientes para aguantar los contactos en la NBA y su capacidad atlética, si bien no es nula, es bastante baja.

A nivel de juego Bol Bol presenta un skillset muy particular. Lo primero que piensa la gente cuando lo ve es que es un jugador muy interior, que solo puede jugar como ejecutor tras alley oops o pick and rol y eso no es cierto. Es más, debe mejorar estos aspectos (falta explosividad y velocidad). Bol Bol es un jugador que se siente más cómodo en el perímetro, haciendo uso de su tiro o penetrando hacia canasta para aprovechar su movilidad.

Defensivamente su potencial es increíble a la hora de cerrar el aro. Bol Bol tiene un tamaño que le ayuda a intimidar en lanzamientos y penetraciones. Además, sus instintos para el rebote son increíbles (aunque su producción varía dependiendo del tipo de pívot que tenga enfrente), lo que sumado a sus largos brazos le permite capturar rebotes con facilidad. Aun así, sufre con los jugadores más físicos, sobre todo cuando hay contactos. Debe mejorar a la hora de cerrar el rebote y aumentar su fuerza (especial atención a su tren inferior).

Su stock, como toda su figura, está repleto de controversia. Hay quien lo considera top 5, hay quien no lo escogería ni en la lotería, pero mayoritariamente se mueve dentro del top 10. De su mejora física y desarrollo técnico dependerá que llegue a lo más alto del Draft o tenga que luchar con la etiqueta de bust.

 

Charles Bassey, una de las grandes incógnitas del Draft 2019.

Charles Bassey, una de las grandes incógnitas del Draft 2019. Foto via Twitter: @WKUBasketball

1. Charles Bassey (Western Kenucky)

De vender comida en las calles de Nigeria a ser una estrella del High School y dar el salto a la NCAA. Charles Bassey ha tenido una vida llena de altibajos, de experiencias difíciles que le han hecho madurar día a día. Lejos de comprometerse con alguna universidad de más renombre como UCLA, California o Kansas y acaparar focos, Bassey escogió ir a la humilde Western Kentucky.

Sin duda alguna su elección será un arma de doble-filo. Por un lado el dominio que puede ejercer es impresionante, con números cercanos al doble-doble. Por otro lado, es un problema de cara a analizar su juego para la NBA, ya que los rivales de nivel a los que se enfrentará son más bien escasos (Daniel Gafford y Ethan Happ durante el non-conference y ya está).

El juego de Charles Bassey todavía está en construcción. Es un jugador muy joven con un potencial increíble, pero necesita pulir una gran cantidad de aspectos técnicos, porque a día de hoy es poco más que un físico. Aun así, es cierto que es un físico muy bueno, pues su estructura le debería permitir ganar volumen y al ser un jugador que trabaja con contacto, le será de gran ayuda.

Defensivamente todavía debe aprender conceptos. Su agilidad y potencia le convierten en un protector de aro interesante pero tiene tantas carencias técnicas que ante jugadores de mayor nivel puede sufrir. Los ángulos en las penetraciones, el timing en el poste y la defensa del pick and roll serán objeto de evaluación en un Bassey que intriga para bien y para mal.

La mayoría de mocks lo están situando en la lotería del Draft, algunos incluso en el top 10, pero no sería raro que, conforme avance la temporada, haya cambios importantes en su stock. Paciencia y evaluación constante, el único remedio ante la dificultad de ver a Charles Bassey ante prospects mucho más potentes.

 

Los rankings de The Wing

Para establecer este ranking, hemos realizado un ranking individual y tras una puesta en común, se ha establecido el orden presentado en este artículo. El sistema de puntuación es muy sencillo, los participantes ofrecen su top 5 y la puntuación se otorga en orden ascendente (el primero recibe un punto, el segundo dos, etc), para utilizar el promedio de puntos posteriormente. A menor puntuación, más alto en el ranking y, en caso de empate, recurrimos a webs especializadas para realizar el desempate.

 

Bastian Jordi Óscar Total
1-Charles Bassey 1-Charles Bassey 1-Bol Bol Charles Bassey (1.3)
2-Bol Bol 2-Bol Bol 2-Charles Bassey Bol Bol (1.6)
3-Filip Petrusev 3-Moses Brown 3-Jalen Smith Moses Brown (3.6)
4-Moses Brown 4-Jalen Smith 4-Moses Brown Jalen Smith (4.3)
5-Jordan Brown 5-Jordan Brown 5-Daniel Oturu Filip Petrusev (5)

 

También recibieron puntos: 

Jordan Brown (Nevada): 5.3 puntos

Daniel Oturu (USC): 5.6 puntos

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This