Conecta con nosotros

Playoffs

Donovan Mitchell: la madurez como factor de éxito

El rookie está sacando lo mejor de sí mismo en postemporada. ¿Podemos seguir llamándole novato?

Los Playoffs NBA están llenos de sorpresas. Un equipo puede dar un paso al frente y sorprender, un jugador puede ganarse un contrato con su actuación e incluso es posible que un novato demuestre todo lo aprendido durante la temporada. Sin embargo, precisamente verosímil no es que estas tres variables coincidan en una misma edición. Utah y Philadelphia están espectaculares, hay varios jugadores dando la talla que se juegan contrato, y “rookies” como Ben Simmons y Donovan Mitchell están desempolvando registros espectaculares.

Esta pieza se va a centrar en la postemporada del producto de Louisville. Este, junto a su equipo, está poniendo las piezas para dar una campanada derrotando a Oklahoma para avanzar a Semifinales de Conferencia. El novato, que está cambiando la percepción de la liga respecto de él mismo, progresa adecuadamente.

 

El camino hacia postemporada, un calentamiento

Donovan Mitchell se ha hecho un nombre en la liga siendo solo un rookie. Tras no ser su equipo considerado como uno de los principales candidatos a postemporada, se alzó como su líder junto a Rudy Gobert para dar protagonismo a los mormones. Utah fue el mejor conjunto defensivo tras el “All-Star“, ganó 18 de sus 24 encuentros y se introdujo como quinto clasificado en el salvaje Oeste. El escolta promedió 22.5 tantos, 4.3 rebotes, 4.1 asistencias y 1.6 robos durante ese periodo de tiempo.

Mitchell batió varios récords durante su gesta: 41 puntos como career high, batiendo el máximo de la historia de Utah para un rookie, pulverizó el récord de triples de un novato, además de superar a Karl Malone como el jugador de primer año con más partidos de 20+ tantos en Salt Lake City. Y no nos olvidemos de su victoria en el concurso de mates en el fin de semana de las estrellas. Esto sería solo el principio, ya que ser el primer rookie desde Carmelo Anthony en liderar a su equipo en anotación al mismo tiempo que lo introducía en Playoffs eleva más este mérito.

En la actualidad, Donovan Mitchell ha roto la barrera de los inexpertos. Ya no es considerado una promesa, sino alzado a la categoría de jugador de élite y líder de los Jazz (con permiso de jugadores como Gobert). Definición de estrella, prácticamente.

 

Donovan Mitchell, otra historia en PO

En Playoffs, Utah se ha convertido en otro equipo y Spida en otro jugador. Ya no es solo que siga siendo el máximo anotador tras cinco encuentros (26.6 tantos por noche), sino que es el quinto con mejor ratio ofensivo de su equipo, el cuarto con mejor ratio defensivo (97.7) y el segundo ladrón con 1.6 robos.

Dirigir al equipo es tarea de Ricky Rubio, pero Donovan tiene mayor uso de balón (30.5%), aunque solo un 7.3% de pérdidas, 2.2 por encuentro. Su cantidad de asistencias ha disminuido en esta serie contra los Thunder, ya que solo promedia 2.8. Sin embargo, la calidad de los pases que hemos visto despiertan en él un potencial organizador que, esperemos, explote en próximas campañas.

Pero mejor, dejémonos de números y pasemos a las actuaciones. Pese a la derrota de ayer, partido en el cual Utah iba ganando por 25 tantos y podría haber cerrado la serie, nuestro protagonista está batiendo gran cantidad de récords en esta edición.

En su primer partido, al conseguir 27 tantos y 10 rebotes, se sumó a LeBron James como el primer jugador en conseguir estas estadísticas en un debut de Playoffs desde 2006. En el tercer encuentro de la serie y con 80 tantos, se unió a Jordan, Chamberlain, Abdul-Jabbar y Robinson como el quinto jugador de primer año en conseguir esa cifra en la historia. Y finalmente, en el cuarto encuentro, sus 110 puntos marcaron la máxima cantidad anotada por un rookie desde Michael Jordan en 1985. Hasta esa marca llegó de esta manera tan espectacular:

En orden cronológico, la exhibición de Donovan Mitchell no hace más que tomar mejor pinta. Prueba de ello son estos registros desempolvados por la nueva estrella de Utah, que no ha hecho más que comenzar su periplo por la liga.

 


 

Si bien es cierto que la batalla por el Novato del Año todavía no está decidida, Ben Simmons tiene más del 50% de posibilidades de llevársela. Donovan, no obstante, no ha perdido todas las oportunidades. Pese a ser más irregular durante la campaña y menos polivalente que Ben, los Playoffs pueden ser un billete que valga este premio para cualquiera de los dos.

De momento, el del cuadro de Quin Snyder ha alzado sus números en anotación, rebotes, robos y eficiencia de tiro. Está siendo el mejor jugador en unas series donde está el actual MVP de la liga, Russell Westbrook, junto a otros de renombre como Paul George, Carmelo Anthony o Rudy Gobert. En su primer año, Donovan ha demostrado ser capaz de mejorar exponencialmente. Y solo tiene 21 años.

Comentarios

Más en Playoffs

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This