Conecta con nosotros

NBA

Los «desechos» de los Thunder funcionan a la perfección en sus equipos

Victor Oladipo, Enes Kanter, Doug McDermott, Domantas Sabonis… ¿Qué pasa con los descartes de OKC?

161103 OKC at GSW-17

La temporada de la NBA ya está en marcha y con más de 20 partido ya podemos ver que jugadores están rindiendo bien y cuáles están dando un nivel por debajo de lo esperado. Este es el momento perfecto para echar un vistazo oportunista al verano de la ciertas franquicias y hay algunas que quedan completamente evidenciadas. Este es el caso de los Oklahoma City Thunder.

La franquicia liderada por Russell Westbrook tuvo en principio un periodo estival de ensueño. De donde en principio solo había jugadores secundarios consiguieron a dos auténticas estrellas como Paul George y Carmelo Anthony. La mejora del equipo era evidente y los traspasos muy acertados, eso nadie lo puede dudar. Sam Presti había vuelto a hacer magía y en Oklahoma se soñaba incluso hasta con el anillo.

El problema es que pocas cosas son tan mágicas como la propia NBA y con 22 partidos jugados OKC está fuera de los «playoffs» con un récord negativo de 10-12.  El «Big Three» no está funcionando pero tampoco hay que alarmarse. Esto acaba de empezar y es normal que necesiten un tiempo para aclimatarse pero lo realmente sorprendente es lo bien que están funcionando las piezas que dio el equipo a cambio de Melo y PG13.

Victor Oladipo, Enes Kanter, Domantas Sabonis y Doug McDermott parecen jugadores completamente renovados. Los cuatro están siendo piezas fundamentales en sus nuevos equipos (New York Knicks e Indiana Pacers) y son sin duda algunos de los jugadores más sorprendentes de este inicio de temporada ¿Es una mera coincidencia o Billy Donovan no sabía exprimir su potencial?

 

Enes Kanter

Comencemos hablando sobre los jugadores de los Knicks y en concreto sobre el pívot turco.  En The Wing ya hemos hablado sobre su buen hacer en este inicio de temporada. Kanter está rindiendo a su mejor nivel desde que llegó a la NBA («draft» 2011) y se ha convertido en el compañero ideal de Kristaps Porzingis promediando 13.9 puntos, 10.5 rebotes y 1.5 asistencias.

Su papel en el ataque de los neoyorquinos es clave. Movilidad y versatilidad en la zona donde consigue fijar a sus defensores, buen acierto en los tiros de campo (63%) y una labor fundamental con el rebote ofensivo. El turco es el cuarto mejor jugador de la liga en esta estadística con 3.8 y gracias a su trabajo los Knicks están gozando de muchas segundas oportunidades.

Pero sin duda alguna su mejora más notable está en la parcela defensiva. Kanter ha sido siempre un coladero en defensa pero este año junto con un gran protector del aro como Porzingis está consiguiendo «disimular» sus carencias en este aspecto. No se ha convertido en un gran defensor ni mucho menos, pero al menos ya no supone un problema en su juego, al contrario que en sus años en los Thunder. Todo esto le ha llevado a ser titular indiscutible y que con sus 25 años los aficionados le empiecen a considerar como una pieza importante para el futuro de la franquicia.

 

Doug McDermott

Doug McDermott es el otro jugador que llegó a la Gran Manza a cambio de Melo. El americano de también 25 años era uno de los jugadores más ilusionantes del draft 2014 y es que llegaba a la NBA con el cartel de ser uno de los mejores tiradores universitarios de los últimos años. A pesar de ello en tres temporadas en la NBA nunca había demostrado su potencial y su paso por los Oklahoma City Thunder le situó como poco más que un jugador para rellenar la segunda unidad.

Pero eso está empezando a cambiar. Si analizas sus «stats» puede que tampoco parezca que este jugando a un gran nivel, 7.9 puntos y 3 rebotes en 23 minutos de juego no es algo para tirar cohetes. Incluso a pesar de que esté teniendo más acierto que nunca en el tiro (47%), su mejora no radica tanto en los número si no en su influencia en el juego.

Doug McDermott se ha convertido en uno de los líderes de la segunda unidad de los Knicks. Ya no solo se muestra como una amenaza desde la línea de tres sino que gracias sus movimientos inteligentes y continuos cortes a canasta consigue anotar de forma muy fácil. Un jugador que no amasa el balón y que consigue canastas fáciles, sin duda alguna un valor clave en cualquier segunda unidad y eso que aún está en plena progresión.

 

Victor Oladipo

Thunder

Keith Allison (CC)

Victor Oladipo es la gran revelación de la temporada. Sus 23.1 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias y 1.8 robos le elevan hasta la categoría de uno de los jugadores más valiosos de este inicio de temporada y es que el escolta ha dado un golpe sobre la mesa. A pesar de un inicio de carrera ilusionante en Orlando su decepcionante año en los Thunder provocó que muchos considerasen que ya jamás se convertiría en una estrella... Oladipo continúa metiendo en la cueva a toda esta gente.

Es el auténtico líder de unos Pacers que están en puestos de playoffs cuando nadie daba nada por ellos. Por fin tiene el protagonismo que el quería y lo está aprovechando a la perfección. Está teniendo más acierto que nunca tanto en tiros de campo (48.3%) como en triples (44.4%), unos porcentajes que asustan y que le convierten en uno de los mejores anotadores del momento.

Pero eso no es todo, no podemos olvidar su valor defensivo. Gracias a su físico tiene una gran potencial en este aspecto y este año lo está demostrando. No solo es el líder ofensivo del equipo sino que en defensa está volviendo a dejar claro lo que ya sabíamos, puede ser un gran defensor de perímetro. Oladipo está al nivel de ser All-Star algo que pocos podrían haber predicho tras su año en los Thunder. Quizás el mejor resumen de su inicio de temporada es que ahora mismo en Indiana algún despistado no recordará quién era ese tal Paul George.

 

Domantas Sabonis

161103 OKC at GSW-8

El hijo del legendario Arvydas Sabonis es el último jugador del que hablaremos en este artículo. Sabonis se encuentra actualmente en su segunda temporada en la NBA y ya comienza a demostrar que no fue descabellado elegirle en la undécima posición del draft. Al igual que su compañero de equipo Oladipo, su año en los Thunder fue decepcionante, ni si quiera llegó a superar los seis puntos de media en los más de 20 minutos que jugaba en el partido

Este año estamos viendo a un jugador completamente diferente. 12.5 puntos y 8.9 rebotes en tan solo 25 minutos por partidos son números de un jugador que está llamando con 20 timbres diferentes a las puertas de la titularidad. Lo mejor de todo es que no está necesitando mucho más protagonismo para mejorar sus números sino que ésto se debe a su gran acierto.

Domantas Sabonis ha pasado de un 39.9% de acierto en tiros a un 53.2% lo que le está permitiendo anotar sin necesidad de contar con una gran cantidad de balones. Además su físico le está destapando como un interior con gran capacidad reboteadora, algo que el año pasado ni se intuía en Oklahoma. Aún tiene cosas que mejorar como su influencia en el juego exterior y su defensa, pero a sus 21 años se comienza a mostrar como un interior con mucho futuro en la liga.

 


 

Al final es de lo siempre. No se puede hablar de que el verano de los Thunder haya sido malo. Sus movimientos para formar un Big Three fueron muy inteligentes y se deshicieron de piezas que no funcionaban. Hablar a posteriori siempre es oportunista, pero eso no quita que el rendimiento de estos cuatro jugadores de para una reflexión.

Quizás Billy Donovan realizó una mala gestión con la plantilla y Russel Westbrook no estaba tan solo como nos querían hacer pensar. Quizás Oladipo, Kanter, McDermott y Sabonis no encajaban en el esquema. Lo único que nos deja claro este artículo una vez más es que la NBA es una liga donde lo sorprendente se hace cotidiano. «Where Amazing Happens» decían…

 

Scott Daniel Cooper/starting5online.com

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This