Conecta con nosotros

NBA

El Derrick Rose más vintage resurge en Halloween

Ha vuelto el mejor D-Rose y, saliendo desde el banco, ¿podría convertirse en sexto hombre del año?

Halloween, la noche de los muertos… Todo el mundo sabía qué tónica llevaban los partidos de la pasada madrugada (hora española), solo hacía falta ver a los jugadores que llegaban disfrazados a los pabellones, a los fans con pintura en la cara y todo el ambiente “terrorífico”. Sin embargo, nadie esperaba ver lo que acabó pasando en la gélida Minneápolis: después de un viaje al pasado, apareció en el pabellón de los Timberwolves y el Derrick Rose que enamoró a propios y extraños en el 2011 volvió en 2018 para dejar una actuación para el recuerdo y que ha emocionado a todos los seguidores de la NBA, sin importar el equipo al que apoyen.

50 puntos (career high) con un 61.3% en tiros de campo y un 57% en lanzamientos de tres complementados con 6 asistencias, 4 rebotes, 2 robos y 1 tapón; pero no uno cualquiera, sino aquel que significó la victoria de sus Wolves ante los Utah Jazz fue la hoja de un Derrick Rose que dominó el partido dejando varias penetraciones al más puro estilo D-Rose en las que mareó al mismísimo mejor defensor de la temporada pasada, Rudy Gobert. Sus highlights son cinco minutos de obligado visionado. Para sentarse y, sencillamente, disfrutar.

 

 

Más allá de los números, la emoción

D-Rose, después de conseguir en el 2011 ser el MVP más joven de la historia, sufrió una lesión en los ligamentos y dos en uno de sus meniscos que lo alejaron tanto de las pistas como de su mejor versión. Por eso, porque otros muchos se habrían retirado después de ese camino por el desierto, Rose no se quedará con haber anotador más que nunca o con haber sido el hombre del partido, sino con haberse vuelto a sentir aquel jugador que fue.

Con todo el Target Center a sus pies, D-Rose no pudo contener las lágrimas ni siquiera hasta el final del encuentro, sacando todos lo sentido, todo lo sufrido durante estos años ante sus compañeros, los fans y los medios porque no ha sido un partido más, “lo ha sido todo”.

La NBA, sin parar de aplaudir

Derrick Rose no solo ha recibido millones de mensajes de aficionados que, fuera la hora que fuera en su país, no pararon de saltar con sus movimientos y su energía; sino que también lo hizo de numerosos compañeros de profesión que, por unas horas, se convirtieron en unos seguidos al baloncesto más y así lo demostraron en sus redes sociales.

Damian Lillard, C.J. McCollum, Trae Young, Chris Paul o Dwyane Wade son solo unos de los muchos que dedicaron uno de sus tweets a la exhibición de D-Rose.

LeBron James, una vez acabado su encuentro ante los Dallas Mavericks, también dedicó unas palabras al que fuera su compañero unos meses la temporada pasada en los Cleveland Cavaliers:

“Cuando se habla de perseverancia, él es la verdadera definición de ella. Cuando hablamos del más joven MVP que haya jugado nunca a esto y que ha pasado por numerosas batallas para superar a sus lesiones y volver. Y, sin importarle lo que la gente estuviera diciendo, ya que la mayoría de los que hablan son gente que nunca ha pisado un pabellón, que no ha parado de criticarle por las decisiones que iba tomando”.

“Para él, haber conseguido su máxima anotación de siempre esta noche en una victoria en Minnesota, creo que simplemente es algo increíble. Creo que cada niño, no hace falta que sea con el deporte, cada niño que intente hacer algo en la vida y se encuentre ante adversidades o ante problemas difíciles de soportar deben ver esta actuación de Derrick Rose, porque explica por qué nuestro juego es increíble, porque incluso cuando un superhéroe es derribado, sigue siendo un superhéroe al final del día, y Derrick Rose ha mostrado que él sigue siendo uno”.

 

¿Ha vuelto D-Rose?

La realidad es que los 50 puntos del base no son fruto de la casualidad o flor de un día; y es que este inicio de temporada del ex-bull está siendo realmente bueno no solo en números sino en sensaciones. Y es que sus casi 19 puntos por noche, 4 rebotes y 5 asistencias son estadísticas muy similares a las que consiguió, por ejemplo, en los New York Knicks; pero el cómo los hace y cómo los aporta es el cambio verdaderamente relevante.

Las preguntas clave para entender la oferta de Houston por Jimmy Butler

Con el estado de excepción que hay instalado en Minnesota debido a Jimmy Butler, la versión más cercana de Derrick Rose al de 2011 es un soplo de aire fresco para la franquicia, un arma más para Tom Thibodeau y, ahora mismo, incluso un serio candidato a ser el sexto hombre del año, algo que no sería comparable a la carrera que, sin las lesiones, podría haber tenido pero que sería un gran premio a su constancia y esfuerzo. De todos modos, con solo ocho partidos jugados, todavía es demasiado pronto para confirmar el estado de forma de Rose; pero la ilusión y el recuerdo de esta exhibición ya no se lo pueden quitar.


Nada más se puede añadir a una noche que, más que de pesadilla, ha sido de ensueño para un Derrick Rose capaz de emocionarnos a todos consiguiendo transmitir lo que él sentía en cada instante del partido. Sencillamente, “sin palabras”.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This