Conecta con nosotros

Draft NBA

Guerra de contextos: ¿Es Smith Jr. mejor que Ntilikina?

Analizamos si la opinión de LeBron James tiene o no fundamento. ¿Es superior Dennis Smith Jr. a Frank Ntilikina?

LeBron James ha creado una comparación entre Frank Ntilikina y Dennis Smith Jr - Erik Drost (CC)

LeBron James ha creado una comparación entre Frank Ntilikina y Dennis Smith Jr – Erik Drost (CC)

La camada de «rookies« que llegó a la NBA hace tan solo unos meses está impresionando. El Draft 2017 está resultando ser ese de 2014 que tanto nos prometía, sin tener un cartel tan exagerado. Con promesas que se han convertido en referencias en sus equipos, como Donovan Mitchell, De’Aaron Fox, Dennis Smith o Lonzo Ball, así como jugadores que todavía no han podido demostrar todo su potencial (Markelle Fultz, Jonathan Isaac, Frank Ntilikina), el futuro de esta hornada se torna interesante.

Todos estamos de acuerdo también en que las comparaciones a veces llegan a ser odiosas, pero es inevitable que estas surjan en el contexto de una competición. Y con la expectación por el comienzo del nuevo curso y el rendimiento de los novatos, además de influencias por parte de grandes personalidades de la liga, se aúnan los ingredientes perfectos para ello.

De esta repetitiva fórmula hemos obtenido esta vez un nuevo resultado: la confrontación entre Dennis Smith Jr. y Frank Ntilikina, dos de los muchos bases talentosos que la liga ha recibido en este último Draft. LeBron James ha tenido la culpa esta vez con sus polémicas declaraciones tras el partido que enfrentó a los Cavaliers con los Mavericks, donde culpó a los Knicks por su ineptitud a causa no elegir a Smith antes que al francés:

“Los Knicks dejaron a escapar a uno bueno, y Dallas se quedó con el diamante en bruto. Esto va a crear muchos titulares, pero él debería ser un Knick”.

Y sí, puede que LeBron James sea el mejor jugador de la liga, pero en cuanto a talentos no es el mejor ojeador. Recordemos su tremenda pifia en 2014 cuando todavía militaba en los Heat y tuiteó que Shabazz Napier era su jugador preferido, y al cual Miami terminó eligiendo. Hoy, Napier se encuentra en su tercer equipo en cuatro años, como última pieza de la segunda unidad de los Blazers.

Por lo tanto, nos dignamos a analizar en The Wing si la premisa del Rey es verdadera o cuanto menos, muy discutible.

 

Objetivos de los equipos de Dennis Smith y Frank Ntilikina

En primer lugar, cabe destacar que los equipos donde cada uno de los novatos milita ni mucho menos compite por lo mismo. Quizás al comenzar la temporada se esperaba que ambos conjuntos estuviesen peleando por un puesto en la que será la última lotería de Draft tal y como la conocemos, por los cambios impuestos por la liga en ese aspecto. Pero por causas que escapan a nuestra concepción (como los unicornios), los Knicks están ganando, mientras que los Mavs son fieles a su año de transición.

Ambos conjuntos comenzaron perdiendo, pero los de Nueva York han resurgido de sus cenizas para situarse en el quinto puesto del Este, liderados por Kristaps Porzingis. Mientras tanto, los texanos ya no tienen más que a la sombra de lo que fue Dirk Nowitzki para apoyarse, o a un Harrison Barnes que no le llega ni a la suela de los zapatos.

 

¿Tiene cada uno los mismos galones?

El concepto de «fit«, por otro lado, es uno muy interesante en el baloncesto universitario. Consiste básicamente y según denota su significado en inglés, en cómo encaja cada «prospect» en el equipo designado. El repertorio de «guards«, tanto de los Mavericks como de los Knicks, es muy diferente. Además de esto, el hecho de que un conjunto tenga una estrella y el otro no cambia mucho las cosas, como por ejemplo el peso que te dan, si te consideran pieza sobre la que construir, etcétera.

Y en esta situación se han visto ambas promesas. Dennis Smith Jr va a tener, desde su primer año en la liga, la potestad para decidir sus tiros, algo para lo que Ntilikina no tendrá capacidad. El hecho de que, en Dallas, como apuntábamos anteriormente, los exteriores no sean ni mucho menos amenazantes para Smith, tiene mucho peso. Ni JJ Barea ni Devin Harris tienen la juventud o habilidad necesaria para arrebatarle tiros ni minutos de juego al novato, mientras que Yogi Ferrell y Seth Curry parecen simples acompañantes en el proyecto.

En cambio, Frank Ntilikina cuenta con amplia competitividad en su puesto. Jarrett Jack, aunque parezca una incongruencia por su edad, es el base titular, y Ramon Sessions ha desaparecido de la rotación en favor del francés. En el puesto de escolta encontramos a otro jugador con alto ratio de uso de balón, como es Tim Hardaway, y en el de ala pívot está la estrella del equipo, Kristaps Porzingis, que es claro candidato al MIP y la estrella del conjunto. Además de esto, Courtney Lee, Enes Kanter, por poner un par de ejemplos más, son también importantes en ataque. Ya no solo en los puestos exteriores hay competencia para Frank, sino que no es la principal pieza del equipo y actualmente hay mejores jugadores que él en su puesto dentro del «roster«.

El contexto de los jugadores radica en cómo encajan (fit), y esto puede condenar su progresión o, por el contrario, permitir al novato florecer en perfectas condiciones. Todo depende del espacio que le presten para mejorar. Los entrenadores de ambas promesas han resultado ser comprensivos hasta el momento: Carlisle ha puesto toda la carne en el asador con Smith, dado que no tenía más opción; y Hornacek ha ido introduciendo a Ntilikina en la rotación de a poco, notándose su impacto positivo en las últimas semanas.

 

Repaso estadístico

Frank Ntilikina no tiene las llaves de los Knicks en sus manos, pero aún así impresiona

New York Post

Y ahora vamos a lo que a todo el mundo le gusta, las estadísticas. ¿Quién no mira los «box scores» por la mañana tomando el café? ¿Qué jugador de la liga no mira sus estadísticas tras los partidos? Es obvio que los números son importantes y no mienten, aunque no siempre pueden traducir lo que un jugador realiza en pista por su equipo. El ejemplo más claro en este momento es Draymond Green.

Dennis Smith es el más destacado de los dos en este apartado. El atlético base es segundo en puntos por partido entre los rooks (15.8), está en el top 10 en rebotes (4.2) y también se encuentra como el quinto mejor asistente de la camada, promediando 4.69 asistencias por encuentro.

Frank Ntilikina, sin embargo, no se queda atrás. La impresión que nos ha dado no es esta, pero si nos fijamos en las estadísticas, la mayoría de las partes nos quedan claras. Dennis Smith es el segundo jugador de su equipo que más tira, con 196 intentos (128 de dos – 45.3% de acierto – y 68 de tres – 32.4% de acierto – , para un 40.% de acierto en TC), mientras que Ntilikina no goza de tanta importancia en ataque: 66 tiros intentados, 22 de triple, de los que ha acertado 5 (22.7%) y 44 de dos, de los que ha encestado 18 (40.9%), que hacen un total de 34.8% de acierto en tiros de campo. Además, el USG% o uso de balón (porcentaje de jugadas que realiza un jugador cuando está en pista sobre el total de las del equipo), también nos da muestras de la importancia que se posee en cada conjunto: Ntilikina es un jugador que no tiene mucho la pelota, con un 17% de uso, mientras que Smith amasa más balón, con un 29.4%.

Además, estos jugadores disponen de diferentes minutos por encuentro. Dennis (29.5) juega 9 minutos más que Frank (20.5) de media. Y, aun así, el de los Knicks tiene mucho que decir. Este se postula como mejor ladrón de la camada, promediando 2 robos por encuentro, y como cuarto mejor asistente por encima del de los Mavs, con 4.73 asistencias por noche. Además, lidera a su equipo en «NetRtg« cuando está en pista, con un 7.2 (diferencia del ratio ofensivo – 109.6 – y defensivo – 102.4 -)

 


 

Todo este análisis estadístico nos demuestra que, antes de comparar a dos jugadores, hay que tener en cuenta muchos más factores contextuales, como los que hemos discutido. El base de Dallas causa mayor impacto por ser el más anotador, más matador y ser ya, prácticamente, una referencia dentro de su equipo. El francés de los Knicks, sin embargo, comenzó la temporada en la sombra, jugando pocos minutos y desapareciendo en dos encuentros. Hornacek no le ha dado la batuta todavía por su condición de rookie, además de que su equipo posee jugadores que necesitan más de balón y que aportan más. En cambio, le ha ido introduciendo poco a poco en el sistema, con un resultado favorecedor.

Ambos son buenos en los campos por los que destacaron antes de llegar a la liga, y tienen un techo altísimo de potencial. No nos ceguemos por las palabras de LeBron James, o por los «highlights«. La lectura del juego es mucho más que eso, y engloba una cantidad de factores todavía mayor.

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This