Conecta con nosotros

Mercado

DeAndre Jordan, a cambio de Tristan Thompson: ¿suficiente para Cleveland?

El rendimiento de Tristan y los problemas de los Cavs señalan un nombre para traspaso: DeAndre Jordan.

La verdadera temporada de los Cleveland Cavaliers comienza en abril, es cierto. Al igual que el año pasado fueron la segunda peor defensa de la NBA hasta el All-Star Game, aunque esta temporada las sensaciones son mejorables. Los Cavs apretarán según en el momento oportuno, pero la urgencia por reforzar el equipo apunta a DeAndre Jordan.

 

¿Dónde está Tristan Thompson?

Esa energía, esa versatilidad aplastante, sus bloqueos y continuaciones al aro… Y sus rebotes ofensivos. ¿Dónde está ese Tristan Thompson? En marzo cumple 27 años, le quedan dos temporadas de contrato -por 17 y 18 millones- y debería ser fundamental para el éxito de estos Cavs. Pero el canadiense juega el peor baloncesto de su carrera.

Lejos quedan ya esas Finales 2016 en las que Thompson hacía muchísimo sin parecerlo. Sus rebotes y juego en pick&roll daban vidas extra a Cleveland en ataque y defensivamente, una pieza versátil como pocas en toda la liga. Tristan Thompson tuvo el mejor ratio ofensivo de los Cavs en los últimos partidos de aquella histórica serie.

Ahora las lesiones y la maldición Kardashian esconden al jugador. Su nivel físico es preocupante y queda patente en jugadas de alto ritmo, cambios defensivos con pequeños -una de sus especialidades- o contraataques a los que ya no llega. Nunca ha sido un jugador de box score, pero ahora no aporta ni trabajo sucio ni intangibles. Su salida es necesaria para estos Cleveland Cavaliers.

 

¿Es DeAndre Jordan lo que necesitan los Cavs?

El objetivo de Cleveland es derrotar a Golden State. ¿Lo harán con DeAndre Jordan? No. Si bien el pívot de los Clippers sería un refuerzo extraordinario para el equipo de LeBron James, Jordan no es el jugador indicado para enfrentarse a los dominantes y versátiles Warriors.

Más allá de sus recientes problemas para anotar, las principales  dudas con este equipo llegan en el costado defensivo. En la derrota de este pasado viernes contra Indiana Pacers los Cavs jugaban sus minutos decisivos con Calderón, Crowder, LeBron, Love y Thompson. Es decir, el mejor jugador de la NBA con un base que sorprende pero con limitaciones muy evidentes (Calderón), un All-Star que es un coladero defensivo (Love), la gran decepción de la temporada (Crowder) y esto que es ahora mismo Thompson. Defender así es complicado.

Los Cavs son uno de los peores equipor protegiendo la zona restringida y el rebote. Es una tendencia que viene de años atrás, pero llegado el momento de Playoffs el equipo cambiaba el chip. Las ayudas largas se completaban, el aro se cerraba correctamente y en el rebote ofensivo castigaban. Con las armas de las que disponen ahora mismo estas tareas se antojan más arduas. Caen más todavía en el rebote, aspecto en el que ya sufrieron contra los Warriors en las pasadas Finales. En estos momentos los Cavs son el sexto equipo de la NBA que más rebotes ofensivos permite a los rivales. Todo esto, muy negativo, se envuelve en un puesto de base con peores prestaciones defensivas (de Irving a Thomas&Calderón) y las ya habituales faltas de comunicación entre los jugadores.

Lo que no habíamos visto nunca es a un equipo de LeBron perder tanto y de estas maneras. No nos acostumbra a esto.

¿Sería positiva la llegada de DeAndre Jordan? Muchísimo. Más allá de su fit para enfrentarse a los Warriors, no se puede olvidar lo que es DeAndre: uno de los mejores pívots de la competición. Daría una protección de aro y del rebote que no han tenido nunca estos Cavs y, con el nivel defensivo de los interiores, mejoraría sus prestaciones atrás en pick&roll o cambios con pequeños, aspectos donde no brilla.

 

¿Tiene sentido para los Clippers?

170223 LAC at GSW-16

Mucho. DeAndre Jordan tiene opción de jugador en verano ($24M) y de activarla solo aumentaría los problemas salariales de los asfixiados Clippers. Su conexión esta temporada con Blake Griffin no es la de años anteriores y el motivo es incuestionable: no está Chris Paul. El mejor playmaker de la liga permitía que el mal diseño ofensivo del equipo de Doc Rivers tuviese un sanador. Sin él en Los Angeles, el espaciado ente los dos y los problemas en el puesto de base agravan que cuando juegan juntos los Clippers no son el gran equipo que deberían con una pareja de este calibre.

No les interesa que Jordan siga ni renovarle, porque los contratos de Blake, Danilo Gallinari y la más que posible extensión de Lou Williams ya representan buenas cantidades de dólares. Los Clippers están bien posicionados a pesar del radical cambio del verano y loas interminables lesiones en plantilla, son novenos y a medio partido de los Playoffs. Deben traspasar a DeAndre Jordan y para nada les elimina de la carrera por la postemporada.

 

¿Cómo puede darse el traspaso?

170612 CLE at GSW Finals G5-40

Un nombre importante: Trent Redden. ¿Por qué? Fue asistente de David Griffin, ex GM de los Cavs, y ahora lo es en los Clippers. Su relación con la franquicia de Ohio ayudaría a las negociaciones si realmente los dos equipos están interesados en el traspaso de DeAndre Jordan.

Los Cavs han dejado claro que el pick de los Brooklyn Nets no entra en la ecuación. Sería un alto precio a pagar por un jugador que no les pondría a la altura de los Warriors y que podría marcharse en verano. Sí que entraría el propio pick de Cleveland de primera ronda de 2018 y el propio Tristan Thompson. Se necesitaría otro elemento para completar el traspaso, que muy posiblemente sería Iman Shumpert.

 


 

Los Cavaliers se encuentran en una situación complicada. Si realmente quieren alcanzar Las Finales otro año más, la plantilla de este año y la incertidumbre respecto al futuro de LeBron James son factores negativos. Tienen elementos de valor para moverse y necesitan traspasos.

¿Es DeAndre Jordan la solución? No. El único obetivo de los Cavs es derrotar a los Warriors y DeAndre Jordan no aporta esa versatilidad defensiva obligatoria para enfrentarse a los de Oakland. Reservan su pick de los Nets para ese movimiento, pero sus opciones se cierran y Paul George, jugador que sí les permitiría ese salto, se quedará en Oklahoma pasado el deadline.

Pero para encarar a los Warriors en Las Finales necesitas primero alcanzarlas. Y para eso DeAndre Jordan sería un parche de lujo.

 

Foto: Scott Daniel Cooper | starting5online.com

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This