Conecta con nosotros

NBA

Dallas Mavericks, una abominación durante 20 años

Casos de acoso y abuso sexual durante dos décadas. Los Dallas Mavericks y Mark Cuban caen en desgracia.

Dos décadas de abusos sexuales. Todo parece indicar que lo publicado por Sports Illustrated es cierto y, de ser así, los problemas para Dallas Mavericks ni siquiera han comenzado.

Tres nombres principales forman esta terrible historia: Terdema Ussery, Earl K. Sneed y Mark Cuban.

 

Terdema Ussery, ejecutivo y hombre de negocios

Terdema Ussery dallas mavericks

Tusseryiii

1193Sports Illustrated presenta al mundo a esta figura cuando asciende a presidente de Nike Sports Management. Graduado en Princeton, con un máster en Harvard y otro título en Cal-Berkeley. Ejerció un tiempo como abogado y con solo 32 años, en 1991, fue nombrado comisionado de la CBA.

1998 – Llevaba un año como presidente de los Dallas Mavericks cuando saltó el primer caso. En el verano de 1998 varias empleadas de la organización se quejaron de la conducta de Ussery. Cuban creó una nueva política de conducta entre compañeros y contrató a Buddy Pittman como nuevo jefe de recursos humanos.

2003 – Ya con Mark Cuban en los Dallas Mavericks Terdema Ussery fue descrito por el entonces Comisionado de la NBA, David Stern, como “un hombre que lo ha hecho todo por el equipo y la liga a nivel corporativo”. Se le barajaba como futuro Comisionado de la NBA.

2010 – Una hora antes del comienzo de la temporada NBA Ussery se acercó a una empleada, que cenaba en una sala preparada para los medios, y se dirigió a ella de forma totalmente obscena y machista. Una de las muchas experiencias que, según empleadas y fuentes, han vivido decenas de mujeres con el ejecutivo.

2015 – Dejó la organización de los Mavericks (Cuban dice que no tiene nada que ver con las acusaciones) y se marchó a Under Armour con un gran puesto. Comenzó a trabajar a mediadios de septiembre y poco después volvió a suceder. Una mujer alegó a recursos humanos que Ussery se comportó de forma sexualmente inapropiada en un ascensor. A comienzos de noviembre dejaba el puesto.

 

Earl K. Sneed, periodista

2010 – Poco después de salir de la universidad con el grado de periodismo, Earl K. Sneed consiguió el puesto de insider de los Dallas Mavericks tras escribir directamente a Mark Cuban. Durante la temporada 2010/2011, Sneed maltrató a su novia, la abofeteo e insultó. Según la policía de Dallas sufría una fractura en la muñeca y tenía moratones en los brazos y el pecho por el altercado. Fue arrestado dos meses después.

2012 – Sneed se declaró culpable de cargos menores de asalto por violencia familiar. Solamente recibió una sanción de 750 dólares, trabajos comunitarios y asistencia a un programa. Pese a que por los cargos fueron desestimados Earl K. Sneed no podía viajar a Canadá, aunque no perdió su trabajo.

2014 – Todavía periodista de los Mavs, sumó un nuevo cargo en televisión con Fox Sports. Sneed y una compañera de trabajo del equipo anunciaron su relación públicamente. Poco después tuvieron un enfrentamiento y la mujer acudió al trabajo con la cara hinchada. Traspasó todo esto a Pittman, el jefe de recursos humanos, y dejó la franquicia.


La mujer dijo que Sneed «no debería tener un trabajo en los Dallas Mavericks», aunque lo conservó casi cuatro años más. Hasta hace pocos días el periodista seguía trabajando para Mark Cuban. Poco después del despido borraba sus tweets.

 

Mark Cuban, propietario de Dallas Mavericks

Mark Cuban, propietario de Dallas Mavericks

JD Lasica (CC)

Cuesta demasiado creer que el propietario de los Mavs desconociese todo esto. Ian Thomsen, autor del libro «El Alma del Baloncesto», preguntó a Cuban qué le diferenciaba del resto de propietarios: «la principal diferencia es que, al ser tan cercano a todo como soy yo, no me pueden venir con tonterías«.

Y resulta que algo muchísimo más grave que una tontería ocurría debajo de sus narices. O, quizás, a través de su conciencia.

Creedme, Mark sabe todo lo que ocurre. Desde luego que Mark sabe de los casos de asalto y acoso. Todo el mundo lo sabe.

Desde que el reportaje de SI ha salido a la luz Cuban ha recibido cientos de llamadas. Declara que todo esto es nuevo para él. Curioso, ya que pocos días antes de su publicación ya había despedido a Buddy Pittman y sancionado a Sneed, al que despediría pocas horas más tarde.

Ha pedido disculpas por mantener a Sneed en el cargo tanto tiempo, ya que conocía que tuvo un episodio de violencia doméstica. El hombre que se vanagloria de controlarlo todo alega que «no sabía todo lo sucedido». Si lo sabía -todo apunta a ello- su salida de Dallas Mavericks podría darse por hecha y, en el caso contrario, si realmente desconocía lo sucedido, era su responsabilidad investigar el asunto.

Pero una mujer tiene otra teoría: Mark Cuban hacía la vista gorda porque el dinero llegaba. Con Ussery las finanzas de los Mavericks mejoraron de forma dramática. Terdema Ussery era uno de los hombres más poderosos de la NBA, como dijo David Stern, y «la mano derecha de Cuban y amigo del Comisionado», como se definía a sí mismo el propio ejecutivo.

Mark Cuban, figura carismática y querida por el público, un genio emprendedor, se sumaría a las listas de culpables -aunque no sea un acosador directo- de todos los casos de abusos sexuales destapados en los últimos meses. Inadmisible en cualquier persona y en un propietario de la NBA.

¿Alguno de verdad piensa que desconocía todo esto? Cuesta creerlo.

 

«Trataba con jugadores todo el tiempo. Tuve cientos de interacciones con jugadores y nunca tuve ningún problema. Sabían tratar a la gente. Luego llegaba a la oficina y era un auténtico zoo, un show de mierda».

«Me sentí atrapada, paralizada, aterrorizada. Era el CEO de la franquicia, estaba claro que no le despedirían».

«No te sientes segura en el trabo y no tardas mucho en buscar otro puesto. Luego nos preguntamos por qué no hay mujeres trabajado en deportes, ¿verdad?»

Estos son solo algunos de los testimonios que varias mujeres han aportado a Sports Illustrated. Acoso en ascensores, en eventos, en partidos, en las oficias… La organización de los Dallas Mavericks vive en vergüenza desde hace dos décadas.

La NBA ha emitido un comunicado en el que anuncia la investigación que pone en marcha. El último caso de intolerancia se saldó con la expulsión de por vida a Donald Sterling de la liga norteamericana y la obligación de vender su franquicia, Los Angeles Clippers.

Si se confirma que Mark Cuban conocía todo esto, la decisión de Adam Silver puede ser similar a la que tomó en 2014 con Sterling. El contexto con el movimiento #TimeIsUp supondrá un punto de presión extra.

Y la verdadera pregunta es, si este caso de los Mavericks ha tardado 20 años en destaparse, ¿cuántos más casos existen por conocer? Ya no solo en la NBA, una de las mejores organizaciones deportivas del planeta, sino en todo el globo.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This