Conecta con nosotros

Mercado

Consecuencias de los tests físicos de Isaiah Thomas

Las pruebas médicas que el jugador se ha relizado en Cleveland han dejado resultados comprometedores.

Isaiah Thomas

Keith Allison (CC)

El traspaso que dio lugar entre Boston Celtics y Cleveland Cavaliers que veía cómo dos nuevas estrellas de la liga, Kyrie Irving e Isaiah Thomas, cambiaban sus lugares (además de otras piezas incluidas), podría afrontar una nueva fase después de que los tests físicos del presentado IT hayan reflejado unos resultados considerablemente más negativos de lo que se esperaba.

Esto, como ya han señalado múltiples periodistas, entre los que se encuentra Adrian Wojnarowski, podría hacer que las condiciones del traspaso fueran revisadas una vez más, obligando a realizar ciertas modificaciones para que este pudiera llegar a cerrarse. Teniendo esto en cuenta, vamos a realizar un breve vistazo a qué novedades podríamos esperar además de cómo es realmente el estado de Isaiah Thomas.

 

La cadera de Isaiah Thomas

Sí, en su momento se determinó que Isaiah Thomas no iba a requerir de una cirugía para recuperarse de su lesión de cadera, algo que para muchos, especialmente aficionados verdes, supuso una gran noticia. Sin embargo, ¿es realmente no operarse de dicha cadera la mejor opción para el jugador? La historia más reciente de la liga nos cuenta lo contrario.

Jeff Stotts realizó un estudio en el pasado 2015 en el que listó a múltiples jugadores que habían sufrido una lesión como la que lleva acechando a Isaiah Thomas múltiples semanas, entre los que se encuentran Gerald Henderson, LaMarcus Aldridge o Wilson Chandler, entre otros. Especialmente destacable es el caso de Henderson, el cual en última instancia se vio incluso obligado a operarse de ambas caderas.

Keith Allison (CC)

Stotts hizo especial énfasis en el hecho de que una cirugía para el jugador sigue siendo el mejor acercamiento posible a una lesión de este tipo, y que de negarse algo así, a pesar de poder recuperarse, existen bastantes posibilidades a que se acaben por desarrollar problemas crónicos sobre la misma. Visto esto, ¿sigue siendo acertada la opción de que Isaiah Thomas decida no operarse una cadera que parece estar peor de lo que se esperaba?

Lógicamente el tiempo de recuperación de una operación de este tipo es bastante considerable, y de cerrarse el traspaso, si IT acabara accediendo a ello, posiblemente se perdería la mayor parte de la temporada regular. Las buenas noticias para los Cavaliers es que aun así los Playoffs no peligrarían para ellos (esperemos), y posiblemente sería mucho más útil contar con un Isaiah Thomas en perfecto estado para la postemporada que uno durante todo el año que nunca llegue a rendir ofensivamente como lo hizo en Boston.

 

¿Nuevo acuerdo en camino?

Tal y como hemos mencionado, varios son los periodistas que creen a estas alturas que una revisión del traspaso es más que posible. Al igual que se cree que, a pesar de la condición actual del movimiento, pensar en que la operación no se lleve a cabo no parece algo real. Las relaciones entre Kyrie Irving y la directiva de la franquicia habrían alcanzado un deterioro sin posible arreglo, por lo que renegociar las condiciones podría ser la única alternativa para ellos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que al igual que Cleveland puede encontrarse en una posición desventajosa, también podría estarlo Boston. A estas alturas, todo el mundo sabe en la competición que su jugador estrella, el hombre que ha cargado con el peso ofensivo del equipo partido a partido, se encuentra en un estado más grave del que se esperaba, algo que en el sorprendente caso de ver el acuerdo anulado, podría suponer un duro golpe a sus aspiraciones de temporada.

Erik Drost (CC)

Por todo esto es que algunos como Sam Amico o Kevin O’Connor señalan la posibilidad de que Cleveland pudiera salir de este traspaso con un nuevo activo, siendo posiblemente este una elección de Draft. Recordemos que Boston Celtics sigue contando con una gran cantidad de activos en forma de pick de Draft, siendo el más inmediato de estos la elección de primera ronda de Los Angeles Lakers de 2018, la cual potencialmente podría acabar convirtiéndose en dos primeras rondas de Philadelphia y Sacramento para 2019 dadas ciertas condiciones.

Las otras dos elecciones de primera ronda con las que cuentan en Boston son precisamente de 2019, pertenecientes a Los Angeles Clippers y Memphis Grizzlies, aunque estas dos con unas protecciones un tanto más severas que las previamente mencionadas, motivo por el que podrían no acabar de convencer a Cleveland. Pensar en un añadido extra que no sea un nuevo pick parece algo poco probable, puesto que esto requeriría de un nuevo quebradero de cabeza dadas las condiciones económicas.

 


 

Llegados a estas alturas, es cierto que ambas franquicias todavía cuentan con suficiente tiempo como para poder tomarse todo esto con relativa calma, pero después de haber expuesto a dos de las principales caras de un equipo, y haber reconocido públicamente que preferías contar en tus filas con un activo exterior, sería un tanto incómodo que ambos jugadores se acabaran quedando en los que por ahora siguen siendo sus conjuntos.

Keith Allison (CC)

Por otra parte, parece que la opción más viable para tirar adelante el movimiento sería la inclusión del mencionado pick de Los Angeles Lakers, el cual supondría el mayor valor seguro de los actuales assets con los que cuentan en Boston (que no suponga una carga económica), aunque a su vez sería igualmente comprensible que estos no quisieran incluir una segunda pieza de tanto valor después de haber añadido a la oferta el pick de Nets.

Veremos qué acaban decidiendo, pues, desde ambas partes, pero lo que parece seguro es que todavía nos queda bastante por escuchar de una nueva operación en el que posiblemente ha sido el verano más ajetreado de la historia de la competición.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This