Conecta con nosotros

NBA

Completamos la convocatoria para el All-Star

¿Qué jugadores podrán escoger James y Curry para el partido de las estrellas?

Ya tenemos a los 10 titulares que formarán parte del partido de las estrellas del All-Star Weekend de Los Angeles. Estos jugadores, merecidamente o no, han convencido con su juego tanto a aficionados, como a sus compañeros y entrenadores. Pero todavía falta por saber quienes serán el resto de agraciados que, aunque desde el banquillo inicialmente, formarán parte del novedoso Draft para ser escogidos o por LeBron James o por Steph Curry.

Con Antetokounmpo, DeRozan, Irving, Embiid, Durant, Harden, Davis y Cousins con el billete a LA, todavía hay hasta 14 plazas libres —7 de cada conferencia divididos en 2 de backcourt, 3 de frountcourt y 2 wildcards—. Es el turno de los entrenadores; de todos modos, en The Wing hacemos nuestra propia apuesta de quiénes deberían ser los suplentes en esta edición.

 

Este

 

John Wall (19,6 puntos, 3,6 rebotes y 9,3 asistencias)

El relevo de Paul como mejor base «puro» de la liga. Los Wizards no están siendo el equipo de la pasada temporada pero todavía están luchando por ser cabezas de serie del Este con Wall como su primera espada. El 4 veces All-Star es el líder claro del conjunto capitalino y pocos jugadores son tan imprenscindibles para su franquicia como él, clave como anotadores, como organizador y como defensor.

 

Victor Oladipo (24,3 puntos, 5,3 rebotes y 4 asistencias)

La sorpresa de la temporada y el claro candidato a ganar el MIP. Los Pacers estaban destinados a tankear hasta que Oladipo cogió las riendas del equipo y lo puso en los puestos de PlayOffs del Este. Se estrenará seguro en el All-Star esta temporada con total merecimiento, jugando como se esperaba que jugase este pick2 del Draft.

 

Hassan Whiteside (14,3 puntos, 11,6 rebotes y 1,9 tapones)

Un jugador que ha tardado en arrancar pero que ahora va hacia arriba, como sus Heat. Sería injusto que el equipo de Miami no tuviera ningún representante siendo el cuarto mejor equipo del Este y Whiteside no dejaría en mal lugar al conjunto de Florida. No perdona bajo ninguno de los dos aros y es un poco más regular que otros jugadores de su mismo perfil como Andre Drummond o Dwight Howard.

 

Kristaps Porzingis (23,6 puntos, 6,9 rebotes y 2,4 tapones)


Solo era cuestión de tiempo —y de protagonismo—, el letón lleva escrito All-Star en la frente desde que aterrizó en New York y este año parece que conseguirá su primera convocatoria de muchas. Porzingis está siendo el líder de unos Knicks que han ido de más a menos pero que, pese a ello, no alejarán al unicornio de Los Angeles. El único pero es, como lleva pasando desde que es profesional, su bajonazo físico a medida que pasan las semanas.

 

Al Horford (13,4 puntos, 7,8 rebotes y 5,3 asistencias)

El segundo mejor equipo de la NBA y aventajado líder del Este merece tener a más de un jugador en el partido de las estrellas. Horford no es ni el mejor jugador de los Celtics ni el más determinante, pero solo hace falta ver un partido de los de Stevens para saber que, sin él, no serían estos Boston Celtics. Es el canalizador ofensivo de los verdes y el ancla defensivo.

 

Kemba Walker (21,7 puntos, 2,2 rebotes y 5,8 asistencias)

El mal récord de los Hornets, y los nuevos rumores de traspaso, no deberían desviarnos de lo importante: Kemba Walker es uno de los mejores bases de la NBA —y de los más infravalorados—. Tiene un rendimiento individual por encima de muchos exteriores y debería aspirar a ser un habitual en esta clase de eventos.

 

Bradley Beal (23,7 puntos, 4,3 rebotes y 3,8 asistencias)

 

La pareja de Wall está haciendo sus mejores números como profesional en puntos, rebotes y asistencias; es cada vez más regular y consistente y un auténtico peligro ofensivo. Se está ganando cada dólar de un contrato criticado al principio y que ya ha pasado al olvido. Ha estado en las quinielas del All-Star durante varios años y esta vez ya debería tocarle.

 

Oeste

 

Russell Westbrook (24,8 puntos, 9,7 rebotes y 9,9 asistencias)

El vigente MVP de la NBA vuelve a estar cerca de promediar un triple-doble y si no es titular es por el nivel de Harden y Curry. Poco más se puede decir del líder de los Thunder, estará sí o sí.

 

Jimmy Butler (21,7 puntos, 5,4 rebotes y 5,0 asistencias)

Los Timberwolves se han convertido en un equipo de la zona noble del «todopoderoso» Oeste gracias a la llegada de este All-Star que volverá a serlo en Los Angeles. Ha sabido coger las riendas de su equipo pese a los otros candidatos a líder que ya había. Sus números son de absoluta estrella y solo una explosión física provocada por la exigencia de su entrenador puede hacer que este conjunto sea un auténtico peligro en los PlayOffs.

 

LaMarcus Aldridge (22,7 puntos, 8,5 rebotes y 1,9 asistencias)

En verano estaba más fuera que dentro de los Spurs; pero ahora, sin Kawhi Leonard, es el líder en San Antonio, y mantienen el pulso —más o menos—a los trenes del Oeste. Podría haber sido titular por delante de Cousins sin que nadie se indignase por ello. Está al nivel más cercano de su mejor versión en los Portland Trail-Blazers y merece ser recompensado por ello.

 

Karl-Anthony Towns (20,1 puntos, 12,1 rebotes, 2.3 asistencias)

Parece el destino que Towns vaya a debutar en el All-Star en la misma edición que Porzingis. Towns ha sabido dar el liderazgo de los Wolves a Butler sin dejar de ser importante sobre el parqué. Muy pocos pueden promediar un 20-12 y Towns es uno de esos elegidos.

 

Draymond Green (11,1 puntos, 7,9 rebotes y 7,6 asistencias)

La cabeza y el corazón de los Golden State Warriors. Está mejor que la pasada temporada y en ella ya estuvo en el partido de las estrellas. Quitando sus «excesos de intensidad» en algunos momentos puntuales que le han pasado factura ante los ojos de compañeros y entrenadores; Green es un jugón que hace de todo y todo bien y sin el que los Warriors no podrían jugar como lo hacen.

 

Chris Paul (18,7 puntos, 5,7 rebotes y 9,1 asistencias)

 

Un clásico en toda regla y el mejor base de la NBA en el sentido clásico. Se perdió el All-Star 2017 por lesión y, está formando un equipo casi imbatible jugando junto con Harden. Los Rockets quieren ir a por el anillo y Paul es una pieza clave para intentar conseguirlo. ¿Podríamos no verle en el partido de las estrellas sin ser una injusticia? Sí. ¿Podemos imaginarnos un All-Star sin él? Un servidor, de momento, no.

 

Damian Lillard (25 puntos, 4,8 rebotes y 6,5 asistencias)

No es un All-Star Week-End si no hay polémica entorno a Damian Lillard. El base siempre parece merecer ir y casi nunca va. Sin embargo, el mejor rumbo de sus Blazers respecto a la anterior temporada y mantenerse en los números espectaculares que hace campaña tras campaña deberían ser razones suficientes para que los entrenadores se acuerden de este espléndido base.

 


 

Como en cada All-Star, hay muchos nombres que podrían haber salido. Klay Thompson es uno de los mejores escoltas de la liga y está haciendo una gran temporada, pero sería otro All-Star para los Warriors mientras los Rockets no conocen la derrota con la pareja Paul-Harden. Además de un Lillard sexto del Oeste que en opinión de un servidor entraría antes que el jugador de California o Lou Williams. En el Este, Goran Dragic, Andre Drummond o Tobias Harris han cosechado méritos para ello, pero los que están no se quedan atrás.

Y, ¿cuáles son vuestros All-Star?

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This