Conecta con nosotros

NBA

El Coach Of the Year más luchado

Diez candidatos y solo un posible ganador. Analizamos posibles ganadores y votamos por el que es nuestro COY.

Prev1 of 4
Use your ← → (arrow) keys to browse

Se cumple un mes del final de la temporada regular, los playoffs de 16 son un recuerdo del pasado y las finales de conferencia ya están programadas, y antes de que la los 82 partidos caigan en el más absoluto de los olvidos, es momento de responder una de las grandes cuestiones de la temporada. ¿Quién ha sido el mejor entrenador del año? ¿Quién debería llevarse el Coach of the Year Award? Por primera vez no hay un candidato unánime y salen postulantes de hasta debajo de las piedras. Let’s COY. 

En The Wing hemos votado los redactores y nos han salido diez nombres. Aquí los tienen, ordenados del 10 al 1. Y para vosotros, ¿quién es el COY 2018?

 

10. Gregg Popovich, San Antonio Spurs

Por Carlos Expósito.

Gregg  Popovich en una conferencia de prensa pre-partido | Guillermo Mayol (The Wing)

Gregg Popovich está todos los años en la conversación por el premio de COY. El entrenador y su sistema consiguen cada año que un conjunto veterano como los San Antonio Spurs puedan mantenerse en Playoffs, aunque curso tras curso todo cueste más. Esta campaña, San Antonio entró por los pelos a postemporada, empatando con el octavo clasificado.

San Antonio ha sido un conjunto irregular durante todo el curso, aunque hubo un momento que puso en duda hasta su longeva racha clasificando a postemporada. Desde el comienzo de febrero hasta el doce de marzo, una mala dinámica de tres victorias por once derrotas vaticinó el derrumbe de estos Spurs. Se dudó de Popovich y del propio conjunto.

Pese a ser un firme candidato, Popovich no aúna las mejores papeletas para llevarse este premio. El hecho de no disponer regularmente de Kawhi Leonard ha llevado a romper récords que el entrenador llevaba estableciendo desde hacía veinte años en Texas. Desde la temporada 1997-98 hasta la actual, por ejemplo, en San Antonio no conocían menos de 50 victorias al año, hasta este, donde han sido 47 los partidos ganados. La irregularidad, el secretismo con Kawhi Leonard y el gran trabajo que debe efectuar San Antonio para caer en la reconstrucción han sido los puntos de mira de esta temporada. Gregg deberá esperar un poco más para volver a ganar este premio.

 

9. Erik Spoelstra, Miami Heat

Por Alejandro Gaitán.

Erik Spoelstra junto a Josh Richardson | Keith Allison (CC) – (modificado por Alex Güell)

Cuando algunos le sitúan como uno de los mejores entrenadores del Este, por algo será. El año pasado cogió unos desahuciados Heat y prácticamente los coló en playoffs. Esta temporada mejoró levemente la plantilla –llegó Kelly Olynyk, volvió Wade a final de curso– y desde el principio, fueron candidatos fijos a playoffs. Pero entonces cayó Dion Waiters lesionado y la lucha fue por sobrevivir.

Spoelstra es un fijo en estos lares. Desde la llegada a Miami del Rey, Erik ha sido siempre un entrenador de élite pero solo tras la salida de LeBron rumbo a Cleveland pudimos ver el arsenal que esconde el entrenador de origen filipino. Una de las mejores defensas de la liga repleta de jugadores del montón: Josh Richardson, Tyler y James Johnson o Wayne Ellington se han vuelto claves.

En el debe, la gestión del vestuario, especialmente en el Whiteside-affaire. El center saldrá tras la ausencia de minutos –agravada en playoffs y Spoelstra tendrá que, otra vez más, reconvertir a su equipo. Y como siempre, lo hará. Feel the Heat. 

 

8. Alvin Gentry, New Orleans Pelicans

Por Alejandro Gaitán. 

Guillermo Mayol (The Wing)

Gentry se sumó a la horrible moda de tener que entrenar sin una estrella. El proyecto de Davis y Cousins duró menos de lo que cualquier fan hubiera deseado con la lesión de DeMarcus. Pero lo que ninguno imaginaba era que la llegada de Mirotic iba a funcionar como anillo al dedo para dos cosas: dejar la pintura como coto privado de Davis y darle una nueva arma ofensiva con la que jugar a Rondo.

Una nueva, porque la temporada de los Pelicans no ha sido solo basada en el juego interior. Ha vuelto el mejor Jrue Holiday, E’Twaun Moore ha rendido por encima de lo esperado y hasta Solomon Hill, tras la lesión, ha tenido unas actuaciones positivas. Pero sí nos centramos en Gentry, su mayor victoria –después del 4-0 a Portland, que no cuenta– es saber controlar a Rondo. Rajon contento, equipo feliz.

Alvin ha conseguido que el all-star forme parte de la franquicia. No solo que haga números, que rinda o que cumpla: que se involucre. Carlisle no lo logró, Karl mucho menos en Sacramento y qué decir de Hoiberg en Chicago, solo un par de noches en playoffs y en el TD Garden. Para verano queda libre, tanto Rajon como DeMarcus… y la continuidad de Gentry es importante para el futuro de las dos estrellas y de la franquicia.

Prev1 of 4
Use your ← → (arrow) keys to browse

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This