Conecta con nosotros

Mercado

Las claves del traspaso de DeMarre Carroll a Brooklyn

La franquicia canadiense ha conseguido el objetivo que planeaba desde comienzos de la Agencia Libre, liberar salarios.

El contrato de DeMarre Carroll ha sido traspasado a Brooklyn - Scott Daniel Cooper

El contrato de DeMarre Carroll ha sido traspasado a Brooklyn – Scott Daniel Cooper

Tras conocerse la noticia de la noche, los Washington Wizards igualando la oferta de los Nets por Otto Porter Jr., Sean Marks, GM de los neoyorquinos, decidió moverse. Ni dos horas y media después de dicha primicia, DeMarre Carroll marchaba a Brooklyn junto a una primera y segunda rondas del Draft 2018, recibiendo Toronto a cambio a Justin Hamilton.

Los Brooklyn Nets redondean la plantilla

Con 12 jugadores bajo contrato garantizado, y solo tres con uno no garantizado, parece que Brooklyn va finalizando sus quehaceres en esta Agencia Libre. Sin embargo, todavía restan muchas incógnitas, y tras la imposibilidad de acoger a Otto Porter, queda la duda de si KCP será o no un objetivo.

El traspaso de DeMarre Carroll deja a los Nets en una gran posición para 2018. Adquieren a un alero, que era bastante necesario dado que dicho puesto solamente estaba cubierta en Brooklyn por escoltas reconvertidos (Caris LeVert), y el único alero puro, Rondae Hollis-Jefferson, no practica mucho esa posición, por su reciente evolución hacia el cuatro. Según Bobby Marks, a los neoyorquinos todavía les restan 16.5 millones de dólares en términos de espacio salarial (casi 20 si no contamos los no garantizados), por lo que agentes libres como Jonathon Simmons, JaMychal Green e incluso el propio Kentavious Caldwell-Pope podrían seguir en la mira del conjunto Net. También cabe destacar la gran cantidad de dinero que los Nets pueden poseer en la próxima Agencia Libre, incluso con los 15.4 millones de DeMarre Carroll inflando su «salary cap«, que sería cercana a los 30 millones de dólares.

Con un jugador del calibre de Carroll, los Nets añaden veteranía y defensa a su quinteto titular. Woj añade que el veterano alero podría salir desde el comienzo en los partidos, dado que a Kenny Atkinson le encantaría volver a entrenarle desde su etapa en Atlanta. Es posible que DeMarre no sea ya el jugador que demostró ser durante la exitosa campaña de los Hawks donde ganaron 60 partidos, pero todavía puede aportar en términos aceptables, por lo que los Nets le usarán como 3&D en una rotación donde la lucha por los minutos será exhaustiva. El año pasado, fueron 8.9 los puntos por partido que anotó el alero, junto a 3.8 rebotes y 1 robo, en 26.1 minutos por noche. Su 35% de acierto desde el triple es algo que los neoyorquinos querrán utilizar en su beneficio.

Por último, destacar desde el punto de vista de Brooklyn que las dos rondas que reciben en 2018, tanto la primera, como la segunda, caerán como agua de mayo en la franquicia, que no poseía ninguna en dicho Draft, dado que su primera elección es la última de la que Boston dispondrá tras el fatídico traspaso de 2013.

 

Toronto agrega espacio a su proyecto

Los Toronto Raptors han conseguido deshacerse de uno de los dos activos con alto contrato que intentaron encajar agresivamente por la liga, como eran el protagonista de este artículo y Jonas Valanciunas. El lituano tiene todavía tres años de contrato restantes, el último con «player option«, los cuales suman 32 millones, más los 17.6 del año de la opción de jugador, si se da el caso de aceptarla.

Jonas Valanciunas es el otro contrato del que Toronto quería deshacerse - Keith Allison (CC)

Jonas Valanciunas es el otro contrato del que Toronto quería deshacerse – Keith Allison (CC)

En el traspaso que involucró a Nets y Raptors, los canadienses se libraron de un contrato cercano al de Valanciunas. Son 30 millones los que han echado fuera con Carroll, 14.8 millones de este año y 15.4 del próximo. El veterano, como comentamos, ya no está en la forma que demostró en Atlanta, mayoritariamente debido a la lesión que le tuvo fuera de las pistas mucho tiempo en la campaña 15-16.

Hablemos de lo que recibe Toronto a cambio: Justin Hamilton. La visión globalmente compartida es que el pívot ha servido como simple moneda de cambio, y que no entra en los planes de los de Canadá esta temporada, la cual es la última de su contrato. Los Raptors deben, sin embargo, echar un vistazo a su posición de alero, donde solamente figuran dos nombres a estas alturas: DeMar DeRozan y Norman Powell. Con la marcha de Carroll, Patterson y P.J. Tucker, la franquicia debe plantearse usar el espacio salarial para traer un alero joven en esta agencia libre, en la próxima, o incorporarlo vía traspaso, quién sabe. Incluso podríamos ver una oportunidad más para Bruno Caboclo esta campaña.

 


 

En resumen, el traspaso puede calificarse de win-win en este caso. Toronto no necesita las rondas del Draft en este momento, en el cual compite por reforzarse y alcanzar una posición dominante en el Este para pelear contra Boston y Cleveland, pero sí necesitaba ese espacio salarial. Por otro lado, Brooklyn no ha visto nada mal la llegada del salario de Carroll a cambio de esas dos rondas, y dejando marchar a un jugador irrelevante para el sistema, Justin Hamilton.

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This