Conecta con nosotros

Mercado

Chris Paul jugará en Houston: cómo encaja con Harden

Movimiento que pilla por sorpresa. Chris Paul abandona Los Angeles para jugar con los Rockets, para jugar con James Harden.

Keith Allison (CC)

A pocos días del comienzo de la Agencia Libre los rumores sobre traspasos y firmas de jugadores empiezan a acrecentarse y el segundo gran movimiento del verano ha sido anunciado hace unas horas por Adrian Wojnarowski de The Vertical: los Houston Rockets se hacen con los servicios de Chris Paul en un ambicioso movimiento para continuar con su camino hacia el título de la NBA.

En los últimos días la información sobre la llegada del base de los Clippers al conjunto tejano se ha ido haciendo cada vez más fuerte. Según Wojnarowski, tanto James Harden como Chris Paul querían jugar juntos, lo que habría propiciado este traspaso y lo que ha hecho que el base se haya decidido finalmente por el equipo dirigido por Mike D’Antoni de entre todos sus pretendientes.

De esta forma, el “point-guard” ha ejecutado su opción de jugador de 24 millones de dólares con Los Angeles Clippers y ha sido traspasado a los Rockets a cambio de Patrick Beverley, Lou Williams, Sam Dekker, Montrezl Harrell y la primera ronda de Houston del “Draft” de 2018, que es pick tres protegido.

Con este movimiento el jugador de 32 años no se compromete a largo plazo con su futuro, puesto que el verano que viene podrá ser agente libre si las cosas no saliesen como él espera y buscar un gran contrato en otro equipo “contender“. Por su parte, los Rockets deberán asegurarse de hacer una buena temporada para que el traspaso no sea contraproducente y salir perdiendo a finales de la próxima campaña

 

Cómo encaja la dupla Chris Paul-James Harden

Con el traspaso ya hecho, surgen las dudas en “H-Town“, ¿cómo se van a compenetrar las dos estrellas del equipo? Ambos son jugadores que necesitan amasar el balón y Paul llega para cumplir un rol de creador de juego que Mike D’Antoni asignó a Harden durante el año pasado, logrando un espectacular resultado que le valió a La Barba hacer una de las mejores temporadas de su carrera.

Por su parte, el base de Carolina del Norte está acostumbrado a otro estilo de juego, donde el “pick-and-roll” se ejecutaba con interiores dominantes como DeAndre Jordan y Blake Griffin, el juego de los Rockets se caracteriza por un estilo rápido sin apenas interiores a excepción de Clint Capela.

No obstante, Chris Paul puede encajar en el sistema de Mike D’Antoni si Harden vuelve a ocupar su rol tradicional de escolta. El base tiene una gran visión del juego, además de ser un gran asistente que hace mejores a sus compañeros, lo que permitiría el juego rápido y movimiento de balón que ha caracterizado a los tejanos esta temporada, favoreciendo también la dirección de los contraataques.

La única pega en el traspaso es que Houston ha renunciado a posiblemente su mejor jugador en defensa, Patrick Beverley, un aspecto que desde hace varias temporadas da problemas a los Rockets. Desde el despido de McHale en la campaña 2015-16, el conjunto tejano ha pasado del noveno al decimoctavo puesto en puntos permitidos, todo ello gracias a la llegada del verano pasado del especialista defensivo Jeff Bzdelik.

 

Houston se refuerza para acabar con la dinastía de los Warriors

Como bien dijo Daryl Morey en una entrevista reciente a Zach Lowe de ESPN, los Houston Rockets planean ser muy agresivos de cara al verano para formar un equipo fuerte y que el año próximo tenga posibilidades de ganar el anillo de la NBA. Con la llegada de Paul, el conjunto tejano se convierte en un destino atractivo para el resto de jugadores de la liga, sin embargo la franquicia aún debe realizar algún traspaso para poder liberar margen salarial y poder hacerse con otra estrella en la Agencia Libre.

Con la más que posible salida de Ryan Anderson de la plantilla, todo parece indicar que Houston buscaría un “stretch-forward” y nombres como el del ala-pívot Paul Millsap están en su agenda para pujar fuerte el uno de julio. Otra opción que no se descarta es que la directiva intente buscar otro gran traspaso por una estrella con Anderson como moneda de cambio, pudiendo interesarse por un perfil como el de Kevin Love, que encajaría muy bien en el esquema de Mike D’Antoni y en su tan característico “pick-and-pop” o incluso Carmelo Anthony si los New York Knicks lo ponen en el mercado.

 


 

Está claro que con este movimiento los Houston Rockets han logrado formar uno de los mejores “backcourt” de la liga, preparando un gran verano para rodear a James Harden de buenos jugadores y que el equipo pueda disputarle la próxima temporada el título a los actuales campeones, los Golden State Warriors.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This