Conecta con nosotros

NBA

Charles Oakley reabre su guerra contra los Knicks

La antigua estrella de los Knicks ha demandado al propietario de la franquicia ¿Por qué y qué puede suceder?

Llegó a los New York Knicks allá por el 1988, mediante un traspaso donde los Chicago Bulls lo enviaban a la Gran Manzana a cambio de Bill Cartwright. Charles Oakley llegó a estar hasta diez temporadas defendiendo la camiseta de los New York Knicks. Teniendo en Nueva York los mejores años de su carrera. Consiguiendo así ser All Star y entrar en el mejor quinteto defensivo en el 84.

Fue gracias a su faceta defensiva y el tándem que formó junto a Patrick Ewing, además de Marck Jackson y John Starks lo que le convirtió en un ídolo para los aficionados de Nueva York. 

Pero parece ser que el actual dueño de la franquicia, James Dolan, no tiene esa admiración hacia Oakley.

 

La guerra empezó en Febrero

Este año se cumplían setenta temporadas de la existencia de la franquicia neoyorquina. Y como tal y como le gusta a James Dolan, se montó un buen espectáculo para celebrarlo. Invitando a viejas glorias de la franquicia. Pero, como podréis adivinar, Charles Oakley no estaba en la lista. Obviamente, cabe pensar que algo ya había sucedido entre ambas partes. Todo es especular, pero las primeras opciones que nos vienen a la cabeza es que el ex jugador le lanzase alguna crítica al propietario respecto a su nefasta dirección de la franquicia (la cual ya es más considerada un circo). Otro posible motivo es que Charles Oakley se decantara a favor de Carmelo Anthony en la pequeña trifulca que tienen jugador y franquicia respecto a su contrato. Pero repito, tan solo podemos especular con cual ha sido el inicio de la pelea que siguen manteniendo.

El estallido y lo que nos hizo ver al mundo que las relaciones entre el mandamás Knickerbocker y la antigua estrella estaban rotas fue en un encuentro disputado en el Madison Square Garden ante los Angeles Clippers. Al parecer, James Dolan ya había advertido a los de seguridad que en el caso de que Oakley apareciera, le avisaran de inmediato. Y tal como pareció imaginarse Dolan, Charles Oakley acudió a ver el partido. Visto esto, James Dolan ordenó de forma inmediata que lo expulsaran del pabellón. En el momento que eso sucedió, Charles Oakley se intentó resistir y acabó habiendo una pelea allí y Phil Jackson acabó intentando relajar a la vieja estrella.

COak

 

James Dolan no tuvo suficiente

En el caso de que la cosa hubiera acabado allí, el asunto probablemente estaría olvidado a día de hoy. Dado que el juez le dictó a Charles Oakley que si tenía seis meses de buena conducta, no recibiría sanción alguna. Pero el problema es que James Dolan no tuvo bastante con expulsar a una vieja gloria del Madison Square Garden (cabe recordar que el pabellón se puso del lado de Oakley). Sino que quiso ridiculizarlo ante el mundo mediante un comunicado que claramente iba dirigido a dañar su imagen, sobretodo en la parte final. Donde trataban a Oakley como una persona con serios problemas.

«Charles Oakley vino al partido de esta noche y tuvo un comportamiento inaceptable y completamente abusivo. Fue expulsado del campo y está arrestado en la policía de Nueva York. Fue un gran Knick y esperemos que reciba la ayuda adecuada

 

Charles Oakley contraataca

Por lo que ahora que han pasado los seis meses de buena conducta que le impuso el juez a Oakley, este ha decidido tomar sus propias medidas ante la franquicia de Nueva York. Concretamente contra los dueños de la franquicia, donde los acusa de difamación por acusarlo de cometer una agresión en dicho partido y de ser un alcohólico. 

Como cabía de esperar de una franquicia en el estado actual de los Knicks, su respuesta a la demanda ha sido seguir lanzando balones fuera, lanzando un comunicado donde acusan a Charles Oakley de querer llamar la atención.

Charles Oakley

 

¿Qué puede pasar?

Lo cierto es que si el ex jugador presenta las pruebas de que él no originó la pelea y muestra como en el mensaje se está difamando sobre su persona sin motivo alguno, tiene las de ganar. ¿Cuál sería la pena sobre James Dolan? Pues tal como ha solicitado Oakley, James Dolan tendría que pagar una sanción a Charles Oakley a causa de los posibles daños causados sobre su imagen.

Por regla general, la multa que debería pagar el propietario de los New York Knicks por difamación de la antigua estrella podría estar entre 25.000 y 200.000 dólares. Pero ya que en este caso se ha intentado que una parte de la población (véase en este caso como la afición de los Knicks) tenga una mala visión de un antiguo ídolo, el juez tiene muchas posibilidades de implantar una multa de 100.000 dólares. También hay ocasiones donde la multa podría ascender hasta el millón de dólares, pero son casos muy especiales y es prácticamente improbable que suceda en esta trifulca.

Lo cierto es que para un tipo como James Dolan tener que pagar una multa de esa cantidad es un precio insignificante para él. Pero a decir verdad, puede que eso no sea a lo único a lo que se deba enfrentar. Porque lo cierto es que el propietario de los Knicks ya tiene a gran parte de la afición de la Gran Manzana en contra a causa de como está dirigiendo la franquicia y con el rumbo de esta. Y es probable que viendo que acaban de vender a los Houston Rockets por 2.2 billones de dólares, no estaría mal que James Dolan se pensara lo que puede obtener si vendiera a los Knicks a un mejor propietario. Más por el bien de la franquicia que por el de su bolsillo.

 

 

Primera foto: Kelth Fuljmoto

Segunda foto: Kevin Coles

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This