Conecta con nosotros

Especiales

El día que los Celtics perdieron 13 anillos

Un intercambio que cambió la historia de la franquicia para siempre… y que la NBA ha querido olvidar.

«The only correct actions are those
that demand no explanation and no apology» — Red Auerbach

En Junio de 2013, tras la eliminación de los Celtics de playoffs y el traspaso de Pierce y Garnett a los Nets, Boston cambiaba de rumbo. Y Doc Rivers, astuto y previsor, pedía salir de una franquicia que iba a afrontar una larga y tediosa reconstrucción. Los Clippers se ofrecían como un nuevo hogar y para dejarle salir, Boston solo pedía una primera ronda: llegó y se convirtió dos años después en RJ Hunter (actualmente two-way player en Boston). Junio de 2013 es la fecha del último traspaso entre Celtics y Clippers, pero para nada el primero.

35 años antes, el verano de 1978, Celtics y Buffalo Braves hicieron un trade mucho mayor. Uno que casi acaba con Red Auerbach fuera de Boston, con Larry Bird siendo jugador de los Clippers y con más de 20 jugadores implicados. Un intercambio que alteró el pasado y futuro de ambas franquicias y que la historia de la NBA ha ignorado, evitado y pasado por alto por décadas. Cuando Braves y Celtics intercambiaron franquicias.

Toca explicarlo, pero vamos por partes.

Red Auerbach y John Y. Brown en una rueda de prensa en el Boston Garden | Boston Globe

Red Auerbach y John Y. Brown en una rueda de prensa en el Boston Garden | Boston Globe

La era Irv Levin en Boston

En 1976, al borde de la costa Este, los Celtics ganaban su decimotercer anillo. Casualmente lo hacían eliminando a los Braves en las semifinales de conferencia 4-2, antes de imponerse a los Suns, también 4-2 con el famoso y bizarro quinto partido y su triple-prórroga. Boston era el mejor equipo de la conferencia y el gran dominador de la NBA desde su inicio, con Red Auerbach como entrenador primero y como general manager desde 1966. Pero si el contexto deportivo de los Celtics era idílico, el de sus propietarios no tanto.

Irv Levin era la cara visible de los dueños de la franquicia de Boston. Un empresario de origen judío, nacido en Chicago, con raíces y negocios en Hollywood y que había agitado la estabilidad en la franquicia irlandesa. Levin trató de comprar en 1972 una parte de la franquicia, pero fue rechazado por la propia NBA por un conflicto de intereses (compartía empresa con el dueño de los Seattle Supersonics). Dos años más tarde, el 13 de Enero de 1975 y tras meses de juicios, consiguió por fin comprar la mitad del equipo.

Para 1976 ya era el dueño de todas las acciones (a medias con el abogado Harold A. Lipton) de los Celtics y quien tomaba las decisiones empresariales. Y bendito el destino, su mayor ambición y único anhelo era llevar una franquicia a California.

Bob McAdoo y Ernie DiGregorio con la camiseta de los Buffalo Braves | Public Domain

Bob McAdoo y Ernie DiGregorio con la camiseta de los Buffalo Braves | Public Domain

De Kentucky a San Diego

Mismo año, unas millas al Oeste. En 1976 la ABA cerraba para siempre. Pacers, Nuggets, Nets y Spurs trasladaban sus franquicias a la NBA y el resto de equipos desaparecían tras rozar la ruina en algunos casos o vender su participación en otros. Los Kentucky Colonels fueron del segundo grupo, principalmente porque su dueño era John Y. Brown Jr., el magnate dueño de KFC, futuro senador de Kentucky y heredero de la fortuna Brown, la mayor del estado.

Brown, hombre de negocios como muy pocos, vio una oportunidad de oro en el final de la ABA. Una temporada antes del cierre había vendido a su mejor hombre, Dan Issel, a cambio de medio millón, y en verano aceptó otros 3 millones como compensatorio por no entrar a la NBA. Dinero que usó para comprar la mitad de una franquicia NBA: los Buffalo Braves. Para 1977 ya era dueño de toda la franquicia y había conseguido que un equipo que venía de un 30-52 ilusionara con la llegada de Tiny Archibald y Billy Knight.

Los Braves habían jugado playoffs los últimos tres años, tenían en sus filas al MVP de 1975 con Bob McAdoo y en Eddie Donovan uno de los mejores empresarios de la liga, con ojo clínico a la hora de elegir jóvenes y buscar traspasos. Eran carne de ser equipo grande en una ciudad pequeña y que solo tenía ojos para los Bills, especialmente tras su primera aparición en los playoffs de la NFL en 1974. 

Avanzamos en el tiempo hasta el 7 de Julio de 1978, cuando la junta de gobernadores de la NBA se reunía en Chicago con un único punto en el acta diario: el traslado de los Braves. Los dueños votaban aquel día 21-1 a favor de enviar a los Braves, o el equipo conocido hasta la fecha como tal, rumbo a San Diego. “San Diego siempre era la primera en la lista de expansión, era una ciudad relevante en la NBA”, decía David Stern, en su primera temporada como Consejero General de la liga. San Diego ya tuvo en su momento a los Rockets por cuatro años, una aventura tan nefasta como fueron luego los San Diego Conquistadors de la ABA, que duraron tres temporadas.

¿Qué había pasado? Un intercambio, os lo hemos dicho.

Bill Russell, Red Auerbach, Boston Celtics

Bill Russell y Red Auerbach celebran el anillo de 1966 | Fred Keenan

The swap

Levin, como explicábamos, buscaba mover el equipo a Hollywood pero la NBA nunca iba a permitir el traslado de la mejor franquicia de la liga, la única con raíces entre la afición (con Red Sox y Patriots siendo mediocres o perdiendo finales). El Boston Garden era la cuna del baloncesto en Estados Unidos y Red Auerbach el heredero universal del Dr. Naismith. Pero había una opción. En verano de 1978, John Y. Brown e Irv Levin se reunieron por primera vez en New York junto con sus abogados.

Levin preguntó por toda la liga, a propietarios y dueños diversos, si alguno estaba dispuesto a intercambiar franquicias. Alguien se quedaría con los Celtics y Levin sería dueño de un nuevo equipo con el objetivo de trasladarlo a California. Por supuesto, John Y. Brown respondió a la llamada el primero: de ser dueño de los Colonels a poder poseer a los campeones de la NBA. Pero lo que iba a ser un simple intercambio se complicó. Mucho, además.

Por diferentes regulaciones entre el estado de Massachussets y New York, cambiar de nombre al propietario no era una opción legal, así que fueron al método antiguo. Cambiaron por completo plantillas, staffs técnicos y de nombre. Levin seguía siendo dueño de la franquicia con 13 anillos, pero bajo el nombre de San Diego Clippers, y John Y. Brown tenía a los nuevos Boston Celtics, herederos de los Buffalo Braves.  Y los jugadores cambiaron de franquicia pero no de ciudad. Legalmente, este es el verdadero pasado de ambas franquicias. 

Fueron dos semanas de negociaciones desde la primera toma de contacto, en el hotel del Coronado en San Diego, durante la reunión anual de propietarios hasta la firma, que se firmó el 29 de Junio de 1978 en Los Ángeles. Un par de meses después, Clippers y Celtics firmaron un traspaso entre jugadores para completar el movimiento, una vez aprobado el traslado. El traspaso, por cierto, sin el conocimiento de Red Auerbach, quien sería el mayor enemigo de Brown.

 

BRAVES reciben — Kermit Washington, Kevin Kunnert, Sidney Wicks y los derechos de Freeman Williams, drafteado un año antes.

CELTICS reciben — Nate Archibald, Marvin Barnes, Billy Knight y dos segundas rondas, 1979 y 1981.

 

De todos los activos, solo una de las segundas rondas acabó siendo de verdadero valor: el pick de 1981 que los Celtics recibieron se convirtió por arte de magia en Danny Ainge, dos veces campeón con los Celtics y actual general manager de la franquicia (y casualmente, el único capaz de hacer un traspaso igual). El resto, solo Tiny Archibald (363) y Sidney Wicks (199) jugaron más de 100 partidos con sus nuevos equipos.

Larry Bird lanzando a canasta ante los Hawks | Kip-koech (CC)

Larry Bird lanzando a canasta ante los Hawks | Kip-koech (CC)

El efecto Larry Bird

“Perfectamente podría haber conseguido a Larry Bird en el intercambio de franquicias, sin duda. Pero sé lo mucho que Red (Auerbach) aprecia al chico y sé también que Red sería capaz de tirar abajo la firma o evitar a toda costa que firmara por los Clippers” decía Irv Levin unos años después. Larry había sido drafteado escasos días antes de la firma por lo que los derechos del mejor jugador blanco de la historia podrían haber formado parte del intercambio. “Por supuesto, si hubiera sabido quién iba a ser Larry Bird, hubiera arriesgado todo”.

Técnicamente, los rosters se intercambiaron escasos segundos después de la firma, por lo que durante unos segundos, Larry Bird formó parte de los San Diego Clippers (al igual que Red Auerbach, Dave Cowens o Cedric Maxwell). El propio Auerbach había estado ese mismo verano firmando a Kevin Kunnert y Kermith Washington, jugadores que salieron hacia San Diego. “Me sentí como el embajador japonés en Washington que fue a la Casa Blanca en 1941” decía Jan Volk, asistente de Auerbach.

Un par de años más tarde, en 1979, Brown traspasaba tres futuras primeras rondas por Bob McAdoo, entonces estrella de los Pistons. Cerraba el trato sin la aprobación de Red Auerbach y Dave Cowens, entrenador de la plantilla. Tras enterarse, Auerbach estuvo muy cerca de firmar su salida de Boston y firmar como general manager de los New York Knicks, un movimiento que habría cambiado por completo la década de los 80s en el panorama NBA.

Los banners con los 17 anillos que cuelgan en el TD Garden en la actualidad | Paul Keleher (CC)

Los banners con los 17 anillos que cuelgan en el TD Garden en la actualidad | Paul Keleher (CC)

¿Son los Clippers 13 veces campeones de la NBA? 

Legal y técnicamente, sí. Igual que los Lakers, al mudarse de Minneapolis a Los Angeles, adoptaron historia pasada y los títulos, la situación es la misma: dos franquicias que el mismo año cambian de nombre, localización y absorben el pasado. En este caso, los Clippers con los trece anillos de los Celtics, y Boston con el escueto palmarés de los Braves.

“En un sentido estrictamente legal, sí”, respondía Russ Granik a la pregunta si los Clippers actuales son los herederos de los Celtics. “Como yo lo entiendo es que el actual equipo de los Celtics es, también, sucesor de los Braves”. Granik era asistente general de la NBA en 1978, cuando Levin y Brown firmaron el trato. Pero no es el único que lo ve así.

Algunas fuentes aseguran que la idea original vino de la mente del futuro comisionado David Stern, copiando lo que la NFL había hecho seis años atrás con el intercambio de franquicias entre Carroll Rosenbloom (Baltimore Colts) y Robert Irsay (Rams). “John Y. Brown era un tipo especial. Siempre buscando el siguiente negocio, solo intenté mantener algo de orden en la NBA” decía Stern en Sports Illustrated.

Por esa regla de tres, Bill Russell no tiene ninguna relación con los Celtics, que vieron a Larry Bird en 1981 ganar el primer anillo de la franquicia y suman un total de cuatro (1984, 1986 y 2008). Bob Cousy, Frank Ramsey o John Havlicek son leyendas en la historia… de los actuales Clippers. Algo que haría la rivalidad entre Boston y Los Angeles todavía más intensa, por cierto.

“Pero la NBA no entiende de legalidades y asuntos tan profundos. El cambio significó que ahora los Celtics tienen nuevo dueño y que los Braves se van a San Diego con otro dueño. Nada cambia”, cerraba Granik. Los Celtics son los Celtics, la mejor franquicia de la historia con 17 anillos… ¿O no?

 


Bibliografía — NY Times, ESPN, Clippers Nation,Celtics Life, Democrat & Chronicle, Bangor Daily News, Buffalo News, The Tuscaloosa News, Wikipedia, Lewinston Evening Journal (Maine) y Basketball Reference.

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This