Conecta con nosotros

NBA

Bienvenidos a los nuevos Celtics de Kyrie Irving y Gordon Hayward

Con la vuelta de sus dos estrellas, los de Boston son una familia dispuesta a asaltar el trono de la NBA.

La estrella fue el claro protagonista durante el Media Day de los Boston Celtics. kyrie irving

La estrella fue el claro protagonista durante el Media Day de los Boston Celtics. | Pablo Espinosa (The Wing)

El lunes 24 de septiembre de 2018 será recordado por muchos aficionados como el nacimiento de los nuevos Boston Celtics de Kyrie Irving y Gordon Hayward. El rodaje de esta nueva película del reputado director Danny Ainge ha sufrido un retraso de 12 meses pero solo hay que ver este Media Day a modo de tráiler para darse cuenta que la espera ha merecido la pena.

Kyrie y Gordon líderes de una familia

Si algo nos ha quedado claro de las múltiples entrevistas que se han vivido hoy es que los Celtics son una gran familia. ¿Sus padres? Sin ninguna duda Kyrie Iriving y Gordon Hayward. El primero en pasar por el micro fue el ex de los Cavs que desde el primer momento dejó claro cuales son sus intenciones para este año, «tengo ganas de crear una cultura ganadora«.

La afición pudo ver a un Kyrie Irving feliz, haciendo oídos sordos a cualquier rumor de traspaso y centrado al 100% en volver a jugar de verde en el TD Garden. Sobre cómo se adaptará al sistema habló Hayward, que sabe que con el talento de la plantilla su rol no será siempre el mismo, «A veces tendré que anotar, otras crear y otras defender. Siempre he sido un jugador que puede hacer un poco de todo«.

Y es que como bien explicaba Gordon, Stevens cuenta con una de las plantillas más versátiles y competitivas de la NBA. Con un teórico quinteto formado por Irving-Brown-Hayward-Tatum-Horford, el «coach» tiene una infinidad de opciones a ambos lados de la pista.

Por suerte para  todos los aficionados, tanto los supuestos titulares como los Smart, Morris, Rozier y Theis dejaron claro en cada una de sus entrevistas que lo importante es ganar. La plantilla de Stevens sabe que, bajo la presión de ser favoritos del Este, tienen un largo camino y que va a acabar habiendo oportunidades para todos.

 

Esta creencia en el grupo y en la química que tienen todos lo jugadores de la plantilla es lo que la hace realmente temible. Los Playoffs sin Irving y Hayward dejaron a la familia con la única tutela de su tío, Al Horford, y ahora que papá y mamá han vuelto a casa se han encontrado a unos hijos mucho más maduros que han demostrado todo lo que son capaces de hacer.

Despacito y con buena letra

Si el sentimiento de unión tras la vuelta de las dos estrellas ha sido el concepto que más se ha repetido durante el Media Day, el segundo ha sido sin ninguna duda la famosa frase, «partido a partido«. A todos los jugadores se les ha preguntado por los Golden State Warriors y la posibilidad de ganar el anillo y como si Brad Stevens les hubiera estado enseñando unos minutos antes, la respuesta ha sido siempre la misma: día a día, quedan muchos meses y de momento hay que centrarse en el primer entrenamiento.

La sensación que ha dejado el equipo es que se ven confiados y capaces de ganar a todos los equipos, incluyendo a los todopoderosos Golden State Warriors. Parece difícil pero a día de hoy, ellos se muestran como los únicos en poder conseguirlo.

Por último, es necesario destacar unas palabras de quien más representa la actitud de «Orgulloso Verde» cada vez que toca una cancha, Marcus Smart. «Juego como si fuera mi último día«. Esta especie de grito de guerra sirve como guinda de pastel de un día en el que hemos podido comprobar que los Boston Celtics van todos a una. Los Warriors y toda la liga tiene que tener un ojo puesto en Massachusetts. Un nuevo proyecto ha nacido con un solo objetivo, el anillo de la NBA.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This