Conecta con nosotros

Especiales

La CBA, una vía de escape para «la clase media»

¿Están cambiando los objetivos de los jugadores que fichan por la CBA?

Basketball Buddha

La NBA está a punto de comenzar y lo está haciendo con algunos jugadores que, aunque no habrá muchas personas que echarán de menos, han sido caras reconocibles que ya no están en ningún pabellón estadounidense. Hablamos, cómo no, de aquellos jugadores que han decidido marcharse a la aventura asiática: Donatas Montiejunas, Brandon Jennings, Terrence Jones o Ty Lawson son algunos de los nombres que ya no escucharemos en partidos de la mejor liga del mundo… al menos de momento. Sin olvidarnos de jugadores como Jimmer Fredette que, tras una temporada saliéndose allí, ha decidido seguir en la CBA.

Desde que una ex-estrella de la NBA como Stephon Marbury se fuera allí, muchos han sido los jugadores que han hecho las maletas para irse a jugar a China, tanto desde los Estados Unidos como desde Europa. La mayoría tienen entre ceja y ceja una única cosa; pero otros también buscan estar en una liga con un rol más importante para recuperar sensaciones con un regreso triunfal a alguna franquicia en un futuro próximo.

La historia en la CBA era frecuente (salvo excepciones), jugadores más bien veteranos que buscaban dar el último golpe que les asegure un retiro más que cómodo; pero en los dos últimos veranos (sobre todo en el último) ha habido un mayor número de jugadores más jóvenes que optan por irse a China antes de quedarse en la NBA. ¿Es el dinero el único objetivo? ¿Ha habido jugadores que han conseguido volver? ¿Y a qué nivel?

 

El dinero, lo único importante… ¿hasta ahora?

Gilbert Arena, Andray Blatche, Tracy McGrady o Luís Scola son casos típicos. Ex-jugadores NBA ya sin espacio en la mejor liga del mundo —por veteranía, por otros motivos o por una mezcla de ambas— y que ven en la CBA una competición menos exigente donde podrán disfrutar del baloncesto y, además, cobrar un salario muy superior al que podrían percibir en Estados Unidos. Era evidente que la CBA era una liga en la que vivir más tranquilo y aumentar la cuenta corriente.

Pero esto está cambiando tras la última agencia libre. Los veteranos en Estados Unidos cobran algo más de 2.1 millones de dólares, y los salarios en China están rondando también los 2 o 3 millones; por lo tanto, el tema salarial no es un tema tan crucial para los jugadores que acaban de aterrizar en el gigante asiático. Y es que el tema deportivo está ocupando un papel más importante. Buscan tener un rol donde puedan destacar y llamar la atención de los directivos de la NBA.

Pero… ¿si buscas más protagonismo porque no irse a Europa, a una liga más competitiva que la CBA y dónde puedes jugar una competición bastante dura como la Euroliga? Pues aquí hay dos motivos principales. El primero ya está mencionado, los salarios en China son bastante superiores a los que se reciben en el Viejo Continente y, si tal vez entre rol bajo NBA y rol estrella en al CBA no hay tanta diferencia, sí que la hay entre recién llegado (por mucho rollo NBA que lleves) a Europa y recién llegado a la competición china. Además, existe un factor deportivo que siempre ha sido importante: la CBA termina antes de que comiencen los PlayOffs en la NBA —cosa que en Europa no es así—, por lo que podrían acelerar su regreso estando en un equipo de post-temporada en la misma temporada en la que abandonaron la liga.

 

La CBA no garantiza un regreso dorado…

Bien es cierto que este paradigma de jugador que está en sus mejores años y se va a la CBA es muy nuevo, solo existen dos jugadores que hayan regresado de verdad a la NBA y, además, uno de ellos lo ha sido con un asterisco importante.

El primero ha sido J.R. Smith. Pero claro, la realidad es que el escolta se fue a China durante el Lockout de la NBA durante el 2011. Es cierto que no tenía la mejor reputación por su comportamiento, pero su talento y sus minutos eran indiscutibles. Tras su regreso, realizó buenas temporadas en los New York Knicks y ganó el campeonato con los Cleveland Cavaliers. Pero… ¿podemos decir que su marcha a la CBA tuviera algo que ver en las siguientes temporadas? Probablemente no.

El segundo sí que puede ser un reflejo para todos estos jugadores, aunque no es la situación a la que seguro quieren aspirar. Michael Beasley, que fue número dos del Draft, estaba prácticamente desterrado para una NBA a la que ya se le había agotado la paciencia con un jugador con tanto talento como poca cabeza. La única solución que tenía era irse a la CBA donde su calidad salió a relucir promediando casi 30 puntos y más de 10 rebotes por partido. Con esos números, la NBA volvió a llamar a su puerta; pero para arrancar de cero y poco a poco. Lo que sorprendió fue que su estancia en China le convirtió en una persona más madura y comprometida. Tuvo un rol importante tanto en los Houston Rockets y los Milwaukee Bucks y se espera que pase lo mismo en los New York Knicks. Está en una situación bastante estable en la NBA, aunque no es así salarialmente; sin ser capaz de salirse de los salarios por el mínimo.

Ahora mismo, la situación actual en la NBA provoca que haya más mínimos que nunca por el sobre gasto en unos pocos jugadores. Por lo que, salvo sorpresa, todos los jugadores que vengan de fuera estarán, como mucho, en el mismo lugar económico que Beasley y, tras su salida, lo que pueden aspirar es, al igual que el PF de los Knicks, a mejorar el rol al que hubieran aspirado esta temporada.

 

¿Una nueva generación?

Por último, tenemos dos casos que están en la NBA previo paso por la CBA; pero que están en otra categoría y que, si son los primeros de una lista considerable, podríamos considerar un nuevo tipo de jugador: el joven que juega en China antes de en la NBA.

El más llamativo fue un Emmanuel Mudiay que pasó de la universidad para poder empezar a ganar dinero para su familia. Tras una temporada en Asia, llegó al Draft donde fue escogido por los Denver Nuggets. Antes de esa temporada, el base era un firme candidato a ser número 1 de su generación, terminó siendo escogido un poco más tarde aunque dentro del TOP10 y, tras dos temporadas, su rendimiento deja muchas dudas y su rol en las Montañas Rocosas no está nada claro.

El siguiente debutará esta temporada, el francés Guerschon Yabusele fue escogido por los Boston Celtics en el Draft del 2016. Pero no había espacio en la plantilla para él y, en vez de quedarse en su Europa natal, se fue a la CBA en lo que podría ser una estrategia a imitar hasta que la G-League pueda dar salarios competitivos. Este movimiento no solo le permitió seguir jugando a un buen nivel, sino que pudo comenzar a entrar en dinámica NBA desde el final de la pasada campaña tras el final de su competición, firmando por el filial de los Celtics en la G-League. Esto le ha dado un par de meses extras para adaptarse, facilitando al rookie la primera temporada con los mayores tras el verano.

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This