Conecta con nosotros

NBA

Los Cavs se hacen fuertes en casa y dan vida a la serie

Los Celtics mostraron su peor versión lejos de casa y LeBron y compañía lo aprovecharon para poner el 2-1.

lebron james cavs

LeBron James manejó el partido y esta vez sí que logró que sus compañeros le ayudaran a conseguir la victoria para los Cavs. Erik Drost (CC)

Tras los dos primeros asaltos de la serie, en los que Boston fue muy superior a los Cavs y dejó un claro y justo 2-0 a su favor, los Cavs resucitaron anoche ante su público para volver a meterse en la eliminatoria.

Era un partido determinante para la eliminatoria, ya que otra derrota de los Cavs dejaría todo prácticamente visto para sentencia. LeBron lo sabía, y sus compañeros de equipo también, por lo que, esta vez sí, todos salieron enchufados desde el minuto uno.

Los Celtics sufrían para anotar incluso tiros relativamente fáciles, cosa que aprovecharon los Cavs para lograr ventajas de casi 20 puntos ya en el primer cuarto. Ya sea demérito de los Celtics por exceso de relajación o mérito de los Cavaliers por jugarse la temporada, pero en esta ocasión todos los balones divididos caían del lado local, la defensa de los de Boston no lograba dar con la tecla para frenar las jugadas de los Cavs, ni se vio el movimiento en ataque de los partidos anteriores en los chicos de Brad Stevens.

Fuera del Garden, los Celtics muestran su peor versión, y solo han logrado ganar un partido durante todos los Playoffs. Anoche volvió a ser una muestra de que esta campaña necesitan del calor de su afición para desplegar su mejor juego.

 

La compañía de LeBron

Erik Drost (CC)

Uno de los puntos más criticados en estos Cavs es la falta de ayuda que recibe LeBron de sus compañeros. El Rey está muy solo en todos estos Playoffs, pero ayer algunos de sus compañeros decidieron aparecer en escena en esos papeles secundarios necesarios para que puedan hacer frente a la eliminatoria.

Importante la irrupción de George Hill, muy activo desde el inicio y que anoche por fin logró aparecer en la serie. Tras dos partidos muy flojos en Boston, el base se fue hasta los 13 puntos, 11 de ellos anotados en el contundente parcial del primer cuarto.

Destacar también que por fin Lue miró a su banquillo y se acordó que está Larry Nance Jr. El ala pívot puede ser una pieza fundamental en la eliminatoria, un jugador con gran capacidad para finalizar las jugadas en ataque y dar ese punto físico atrás tan necesario en este equipo. Nance desapareció de la rotación ante los Raptors y en los dos partidos en Boston, pero ayer respondió a sus 21 minutos con 8 puntos sin fallo, 6 rebotes y 3 robos de balón. Nance ha llegado a la serie para quedarse, siempre que Lue se lo permita.

 

LeBron volvió a dominar

Hay que destacar que los compañeros de LeBron aparecieron en la serie, pero no podemos dejar pasar que LeBron volvió a ser el dueño y señor del equipo. Se fue hasta los 27 puntos sin necesidad de tirar más de 12 tiros, pero con mucho acierto. Además hizo jugar a todos y repartió 12 asistencias, además de capturar 5 rebotes y lograr dos robos y dos tapones.

A pesar del resultado favorable durante todo el partido, LeBron no tuvo demasiado descanso y estuvo en pista 38 minutos. El alero se sigue exprimiendo al máximo pero sigue mostrando un nivel de juego excelso, de lo mejor que ha mostrado en toda su carrera.

 

Los triples, factor determinante para los Cavs

Uno de los puntos fuertes de los Cavs debe ser su lanzamiento desde la larga distancia. LeBron aprovecha la aglomeración defensiva de sus rivales para evitar sus penetraciones a canasta para sacar balones a sus tiradores, y ahí es donde deben aparecer jugadores como Kevin Love, Kyle Korver, JR Smith, Jordan Clarkson o Rodney Hood. Este último precisamente ayer no jugó ni un solo minuto, pero el resto hicieron daño anotando sus triples.

Destacar a un Korver estuvo impecable desde su especialidad, sin fallar en sus cuatro intentos, mientras que JR solo anotó en juego desde la larga distancia. Entre todo el conjunto sumó 17 triples anotados de 34 intentos. Tuvieron su noche en el triple e hicieron olvidar sobre todo su pésimo primer partido de la serie, donde solo anotaron 4 de los 26 que intentaron. Esta vez fueron los Celtics los que no estuvieron acertados en sus tiros de tres, con solo 6 anotados de 22 intentos.


 

Las opciones de los Cavaliers pasan por recuperar su acierto en el triple como en este Game 3 y que defiendan con la intensidad que no apareció en los partidos en Boston. LeBron tenía hasta anoche un récord de 6-0 en los dos siguientes partidos después de verse 2-0 atrás en una eliminatoria en Playoffs. El récord se alarga a 7-0 y, si no quiere verse contra las cuerdas antes de volver a Boston, deberá conseguir que su balance siga inmaculado.

Si hay alguien capaz de reajustar los fallos de este partido y volver a poner a su equipo en la dinámica ganadora es Brad Stevens. El Game 4 será una guerra en Cleveland.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This