Conecta con nosotros

Mercado

Los Cavs apuestan por competir con Kevin Love

Unos 30 anuales para un jugador que, como primera espada, nunca ha llegado a Playoffs. ¿Qué puede salir mal?

La marcha de Lebron James es un trauma para cualquier equipo; pero quizás más para unos Cleveland Cavaliers que hacía un año se desprendían, a petición del jugador, de Kyrie Irving. Del «Big Three» que ganó el primer anillo de la franquicia, ya solo queda, precisamente, la pata más débil y de la que más han pedido su ayuda sin éxito: Kevin Love. A esta marcha de sus estrellas, hay que sumarle los contratos tóxicos de George Hill, J.R. Smith o Tristan Thompson entre otros y la poca presencia de la juventud en la plantilla, con el rookie Collin Sexton y el croata Ante Zizic como únicos exponentes del futuro a medio plazo del equipo, invitaban a los directivos de Ohio y comenzar, como ya hicieron tras la primera racha de The King, en una reconstrucción tan profunda como dolorosa. Sin embargo, y casi por sorpresa, los Cavs han decidido ofrecer una extensión contractual monstruosa a Love que todo hace indicar que estos Cavaliers van a ir a competir con la idea, primero, de aprovechar el teórico bajo nivel del Este y crear una base competitiva que atraiga a futuros agentes libres a partir del proyecto deportivo pese a estar en un mercado tan pequeño como lo es Ohio.

 

Comenzando algo «casi» nuevo… ¿Suficiente?

Los Cleveland Cavaliers post-Lebron 2.0 no quieren estar en el fondo de la tabla y por eso confían en ver al mejor Kevin Love en la próxima temporada. Todos conocemos lo que puede hacer el ala-pívot estadounidense siendo una primera espada de su estancia en los Minnesota Timberwolves. Un jugador capaz de superar los 20 puntos cada noche y los 10 rebotes, batiendo récords de dobles-dobles consecutivos… pero sin ser capaz de hacer a su equipo un conjunto ganador.

Aquí radica la lógica de esta extensión y, al mismo tiempo, el gran problema de ella. Kevin Love, incluso recuperando su mejor nivel, no parece dar garantías de ser tan relevante como para meter a los Cavaliers en Playoffs ni siquiera en la Conferencia Este. Pensando en un posible quinteto titular —¿tal vez Sexton, Hill, Osman, Love, Thompson?— no da la sensación que les dé ni siquiera para el octavo puesto. El actual roster de los Cavs dan la sensación de estar claramente por debajo de Celtics, Sixers, Raptors, Bucks, Pacers, Wizards y Heat; tampoco habría motivos (aunque quizás sea más opinión personal) para ponerlos por delante de los Detroit Pistons con Casey, Griffin y Drummond ni incluso delante de los Charlotte Hornets.

Firmar por 30 millones al año a un jugador como Kevin Love es jugártelo todo a la carta de competir, porque solo un gran repunte de rendimiento lo convertiría, y quizás ni eso, en un activo medianamente fácil de traspasar a ese precio en caso de que los resultados no acompañasen. En caso de querer comenzar un reconstrucción, nunca es fácil hacerlo con un contrato difícil de encontrarle destino y que encima te da muchos puntos que puede sumar algunas victorias claves para ser el pick 1 o el pcik 7.

En cambio, sin haberle ofrecido esta extensión; Kevin Love tendría un contrato de 24 millones con una opción de jugador para el próximo de 25 que se podría mover. Un Love recuperando sus mejores estadísticas podría interesar a más de un equipo a mitad de temporada, más si hubiera decidido convertirse agente libre o en el verano si hubiera alargado más su contrato actual.

 

Un proyecto de cara a la agencia libre

kevin love cleveland cavaliers

Kevin Love será la cara de estos Cavaliers/Guillermo Mayol (The Wing)

Si lo que pretendes es competir, es evidente que las nuevas piezas no llegarán, al menos primariamente, del Draft. Por lo tanto, la agencia libre será la fuente principal de jugadores que utilizarán los Cavaliers en estas próximas temporadas. Pero estando en Ohio será complicado convencer a agentes interesantes, marcándose el verano del 2020 en rojo, cuando la mayoría de sus malos contratos terminan. En este momento, Kevin Love y el progreso de Sexton son los únicos pilares que sustentan un equipo que debe convencer a los fichajes por su proyecto deportivo o con un buen extra de fajos de billetes y no por su futuro o por su mercado. No suena algo que parezca que vaya a acabar bien, ¿verdad?

Además, en esta ecuación todavía aparece Rodney Hood. El escolta no ha mostrado su mejor versión en los Cavaliers y sigue siendo agente libre restringido. Juzgando como ha ido el mercado actual, y que no ha sonado absolutamente nada sobre él, es muy posible que Hood opte por su oferta cualificada para tener libertad y más dinero disponible en el 2019. Que el ex de los Jazz siga o no esta temporada y, sobre todo, ver el precio por el que lo hace será clave para analizar las opciones de éxito de estos Cleveland Cavaliers de Kevin Love en las dos próximas campañas.


Fuera de los jugadores, el tema del entrenador también puede cambiar el sino de esta franquicia. Lue no ha dado muchas muestras de su talento pese a ser campeón en el 2016. Viendo la capacidad que tiene un buen entrenador de mejorar un equipo y de ser una pieza atractiva de cara al mercado; conocer quién se sentará en el banquillo de los Cavaliers y los resultados de los Cavs con él será otro punto a destacar.

En un equipo que debe destacar por la labor conjunta de todos sus engranajes, sus dos partes más importantes están siendo Love y Lue, que no están precisamente poco discutidos. Los Cavaliers quieren ser los Pacers de la campaña pasada; pero ni George deja la marca que deja James, ni Ohio tiene la cultura deportiva de Indiana, ni Love y compañía tienen la juventud de los Oladipo o Sabonis para sorprender tanto.

 

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This