Conecta con nosotros

Mercado

Carmelo Anthony y la imposibilidad de su llegada a Cleveland

Los Cleveland Cavaliers parecen candidatos a hacerse con él, pero, ¿es esto realmente posible?

Carmelo Anthony

Keith Allison (CC)

La NBA es sin lugar a dudas una competición que se alimenta fuertemente de los rumores que se generan en torno a las potenciales llegadas y salidas de diferentes jugadores en ‘X’ equipos, algo realmente necesario para mantener el interés por la liga, sobre todo cuando esta no está en activo. Uno de los últimos grandes ejemplos de esto es la comentada posible llegada de Carmelo Anthony a, nada más y nada menos, que los Cleveland Cavaliers de LeBron James. Desde ESPN refuerzan la idea de que, en caso de abandonar los Knicks, la franquicia de Ohio sería su más posible destino.

Este no es un caso apartado, puesto que Dwyane Wade también ha sido fuertemente vinculado con los Cavaliers, así como con la franquicia que le vio florecer en un futuro Salón de la Fama, Miami Heat. Sabemos que por su situación Wade tiene bastantes números tanto de abandonar Chicago como de aterrizar en una de las ya dos mencionadas franquicia, pero este podría no ser el caso de Carmelo.

Un “buyout” sería una clara salida que favorecería a los planes de futuro de ambas partes, pero, ¿es este el mismo caso con Carmelo Antony? ¿Es posible asegurar que la situación que viven actualmente ‘Melo’ y los New York Knicks puede ser solventada con la misma estrategia?

 

Un buyout lapidario

Para comenzar a tratar el tópico del posible buyout a Carmelo, hemos de comprender que, por lo general, esta es una estrategia que en la mayoría de los casos acaba favoreciendo a los jugadores y a su demanda de dinero. Desde luego no es lo mismo realizar un buyout del contrato de Dwyane Wade, al cual restan algo menos de 24 millones de dólares por un año, que del contrato de Carmelo Anthony.

La estrella del equipo neoyorquino cuenta con más de 50 millones de dólares a recibir durante los próximos dos años. Si bien el resultado de dicha operación dejaría en una situación muy positiva a Melo, los New York Knicks se verían completamente atados de pies y manos.

Carmelo Anthony

Fuente: Keith Allison (CC)

Al llegar a un acuerdo mediante un buyout, jugador y franquicia rescinden el contrato que les une tras previamente haber acordado unas condiciones económicas que cumplan las satisfacciones del jugador. Obviamente, este siempre buscará sacar todo el dinero posible y como mínimo terminar cobrando una cantidad exacta a la que fue prometido.

Esto puede lograrse al complementar dicha cantidad con el nuevo contrato que le sea ofrecido, y lógicamente el jugador no hará que su nuevo destino deba pagarle una suma mayor que el equipo que se está dejando por pagarle unas cifras que le fueron prometidas.

Así pues, en caso (muy) positivo para New York Knicks, supongamos que Carmelo Anthony decide acordar la rescisión de su contrato por una cifra en torno a los 35 millones de dólares, lo que supondría que los de la Gran Manzana se ahorrarían hasta 15 millones de dólares, una cantidad superior a la que ostenta el cuarto jugador mejor pagado de la plantilla, Courtney Lee.

Sin embargo, esto supondría que los de Phil Jackson deberían de encontrar una forma de pagar dicha cantidad sin que les dejara sin margen de maniobra durante ese mismo verano (pagar toda esa cantidad en un solo pago por un jugador que no va a estar en tu plantilla te deja sin opciones inmediatas). Supongamos pues que dicha cantidad es divida en tres temporadas, lo que seguiría siendo un pago de casi 12 millones de dólares (lo que gana, de nuevo, Courtney Lee) por un jugador que ya no está entre tus filas. Desde luego, no parece el plan más atractivo para absolutamente ninguna franquicia.

 

Cleveland no tiene necesidad de forzar el movimiento

Apartando ya la posibilidad del buyout, puesto que únicamente se daría si en New York realmente decidieran acabar de hundir en el pozo más profundo a la franquicia durante los siguientes años, lo cierto es que pocas opciones más hay para que Melo abandone los Knicks, y desde luego en Cleveland no van a hacer nada que pueda a acabar con un resultado negativo para ellos.

Es más, recientemente se han dado a conocer los rumores que sitúan a los actuales subcampeones de la NBA en continuas conversaciones junto a Indiana Pacers y Denver Nuggets para llevar a cabo un traspaso a tres bandas que acabara con Paul George en Cleveland, así que no parecen estar demasiado preocupados por la situación Melo.

Paul george

Erik Drost (CC)

Si bien es cierto que Sam Amico ha destacado recientemente que Cleveland sí tenía un ojo puesto en otro traspaso a tres bandas que incluiría a los Knicks, también señala que el drama en torno tanto a la situación de Carmelo Anthony como a la reciente actitud de Phil Jackson respecto a Kristaps Porzingis, está haciendo realmente difícil el interactuar con estos de forma seria.

Además, con el brutal cúmulo de salarios con el que ya cuentan los de Ohio, deberíamos pensar que dicho interés en un “trade” estaría más relacionado con Kristaps Porzingis, tanto por potencial, juventud como sueldo, que en adquirir a un jugador cuyo “prime” ya ha quedado atrás y que además no supondría mejora alguna en el aspecto económico. Y porque no, la salida de Kevin Love (el máximo señalado para abandonar al equipo) y la llegada de Carmelo Anthony no pondría a Cleveland en situación de aspirar al anillo.

kevin love

Keith Allison (CC)

No es únicamente que por impacto en su equipo y productividad/eficiencia Kevin Love haya tenido este año una mejor temporada que Carmelo Anthony, sino que con el primero a cumplir 29 años esta siguiente temporada y el segundo a plantarse en 33, nada hace pensar que eso debiera cambiar, al contrario, la diferencia entre ambos debería comenzar a pronunciarse ligeramente.

Además, hay que tener en cuenta que Carmelo Anthony ha sido un alfa durante toda su carrera, con escasos momentos de haber aceptado el espíritu colectivo, pero en última instancia siendo casi siempre dependiente de sí mismo. En ese sentido, no podría aportar absolutamente nada nuevo que no hiciera ya Kyrie Irving, y desde luego tampoco podría emular el impacto del mencionado Love bajo los tableros.

 

El “Banana Boat Crew”, mejor como comedia

Desde que hace años se viera a LeBron James, Dwyane Wade y Chris Paul juntos en el ya conocido “Banana Boat”, siempre se ha especulado sobre la intención de todos estos de jugar juntos en un mismo equipo. Tampoco faltaba en dichos rumores Carmelo Anthony, el cual no suele perderse demasiadas cenas de este selecto grupo.

En cualquier caso, la NBA es un negocio en el que no se pueden llevar movimientos de tanta entidad a la ligera, siempre hay muchos contrapuntos de todo tipo que puedan forzar decisiones en una u otra dirección, pero lo que parece claro es que el Banana Boat Crew estará siempre mejor como parte de la imaginación de la liga.

 

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This