Conecta con nosotros

Mercado

¿Dónde podría encajar Carmelo Anthony?

Carmelo cada vez tiene menos margen. Después de un intento fallido en Houston, deberá buscar equipo. No puede volver a equivocarse.

Carmelo Anthony

Guillermo Mayol (The Wing)

A Carmelo Anthony se le van cerrando puertas. El ya exjugador de los Rockets, que no hace tanto fue uno de los anotadores más excelsos de la competición y que siempre será descrito como un jugador especial, está viendo como su repertorio va quedando obsoleto progresivamente. No encuentra su lugar en la liga y esto, junto a la mala dinámica de los equipos donde ha jugado recientemente, está haciendo que tenga un final de carrera desagradable. Ahora, después de un breve periplo en el proyecto de Daryl Morey, él y sus agentes deben buscar un nuevo ecosistema. Un último intento -no muy esperanzador- de reinventarse y de encontrar la manera de sumar.

Es difícil porque el círculo cada día es más reducido y cuesta imaginarse a Carmelo Anthony en depende de qué contextos, pero en The Wing hemos pensado en tres destinos que podrían dar una buena acogida a la leyenda de Syracuse.

 

Philadelphia 76ers

Con la incorporación de Jimmy Butler, los Sixers han dejado claro que quieren competir y que no temen tomar decisiones arriesgadas ni acelerar el archiconocido «Process». Quieren poder medirse a Bucks, Raptors y Celtics en igualdad de condiciones. Los daños colaterales del traspaso que les ha permitido hacerse con la ex estrella de los Wolves -siempre los hay en operaciones de este calibre- están relacionados con un tema recurrente: el tiro  exterior. Saric y Covington son dos jugadores que, si bien eran algo inconsistentes (especialmente el primero), aportaban la amplitud y el juego sin balón que tan necesarios son cuando tu «Playmaker» tiene un perfil como el de Ben Simmons.

Carmelo Anthony no ha demostrado que pueda convertirse en un jugador de «Catch and shoot«. De hecho, tampoco ha demostrado ser capaz de jugar sin balón durante ratos muy largos. Sin embargo, es prácticamente unánime la creencia en que cualquier opción de resurrección deportiva del 7 pasa por reencontrarse con su «versión FIBA», la que le ha llevado a convertirse en uno de los históricos de esta normativa. Y los Sixers le podrían ofrecer las herramientas necesarias para reencontrarse con ella. Butler, Simmons e incluso Fultz cuando juegue necesitan el balón para generar y para hacer que sus equipos funcionen. Especialmente los dos primeros, a día de hoy son capaces de crear desequilibrios para sus compañeros y de proporcionarles tiros abiertos, lo que ayudaría a Melo a captar de manera definitiva (ya sería el tercer equipo en el que jugara con generadores «invasivos») que los equipos ya no necesitan que él tenga el balón.

Por otra parte, Melo tendría un impacto defensivo menos catastrófico que de costumbre en Philadelphia. Esté mitificada o no su mala implicación, la realidad es que se está convirtiendo en un desajuste que los rivales explotan frecuentemente. El ejemplo más claro lo hemos visto en Houston, donde están pasando un mal momento por culpa del adiós (volverá) de Jeff Bdzelik y de la ausencia de un alero defensivo capaz de sobreponerse a cada cambio de asignación. Compartiendo cancha con jugadores como los mismos Butler, Simmons y Embiid, Melo estaría mucho más protegido y sus defectos (sean fruto de la edad o de la vocación) serían mucho menos visibles.

 

San Antonio Spurs

Gregg Popovich san antonio spurs

Guillermo Mayol (The Wing)

Si hay un entrenador capaz de resucitar a jugadores en claro descenso y de hacer que se sientan valiosos de nuevo, éste es Gregg Popovich. Él ha conseguido que Rudy Gay esté jugando con eficiencia por primera vez en su carrera y que DeMar DeRozan haya recuperado la sonrisa tras unos meses muy duros. Carmelo Anthony, que busca un entorno que le ayude a transformarse, no perdería nada si decidiera probar suerte en San Antonio e intentar adaptarse a un sistema definido.

El sistema de los Spurs tiene un detalle positivo que podría ser muy útil pensando en un hipotético encaje de Carmelo Anthony: la manera de atacar. Con jugadores como LaMarcus Aldridge, DeMar DeRozan o incluso Pau Gasol, junto con la esencia que se mantiene intacta de la filosofía de los Spurs campeones de no hace tanto, el uso de la media distancia es un elemento predominante. Esta sería, sin embargo, la última bala de Carmelo: si tampoco fuera capaz de ser productivo jugando en el sistema más próximo a sus características, debería replantearse su futuro en la liga. No es cuestión de continuar desprestigiando su herencia legendaria.

 

Los Angeles Lakers

Los Lakers 2018/2019 no son más que un borrador de lo que LeBron quiere que sean durante las próximas temporadas. Esto en cuanto a los jóvenes. En cuanto al resto, que son jugadores de rendimiento inmediato, competitivos y complementarios que pueden resolver partidos gracias a la experiencia, la función principal es guiar el proyecto a corto plazo. Carmelo Anthony, si echamos un vistazo a los perfiles deportivos que hay en el equipo de Luke Walton, no acaba de encajar. Dicho esto,  hay dos factores que podrían propiciar su aterrizaje en Los Ángeles: la amistad con LeBron James y el valor de los mentores.

LeBron James y Carmelo Anthony son compañeros de generación, de selección y de tiempo libres. Tienen muy buena sintonía y, además, en varias ocasiones han manifestado -directa o indirectamente- que querrían jugar juntos en la NBA. Las condiciones no serían ideales ya que Carmelo no es el de otras etapas y el juego de los Lakers no acaba de ajustarse a sus características actuales, pero el hecho de jugar con alguien con tanto impacto deportivo y extradeportivo como LeBron podría ayudarle a entender que el juego ya no gira a su alrededor y que es él quien debe adaptarse al sistema.

Por otra parte, aunque es un arma de doble filo ya que su rol en la liga no está definido y podría cortar la proyección y el protagonismo de los jóvenes, Carmelo Anthony podría ser un mentor interesante de puertas adentro. Es un jugador que ha vivido en varios vestuarios, en varios contextos y con varios estilos de compañeros, por lo que podría servir de espejo al núcleo joven del equipo junto con el resto de veteranos. La cuestión es, una vez más, la mentalización: ¿sería capaz de entender Carmelo Anthony que él no es uno de los pilares fundamentales del proyecto?

 


 

La temporada es muy larga y el talento de un jugador como Carmelo Anthony es indiscutible. A sus 34 años, tras pasar muchas temporadas peleando por levantar proyectos faltos de otras referencias y no haber logrado encajar como complemento en equipos mucho más hechos que buscaban (buscan) el anillo, su margen de maniobra se va reduciendo peligrosamente. Carmelo Anthony está ante el momento baloncestístico más comprometido de su dilatada trayectoria: o se adapta, o muere.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This