Conecta con nosotros

NBA

La lesión de Caris LeVert y los planes de Brooklyn Nets

Aún siendo menos grave de lo esperado, LeVert se perderá muchos partidos. ¿Cómo lo arreglarán los Nets?

La noticia que nadie quiere escribir. La noticia que ninguno querría leer. Caris LeVert ha sufrido una lesión terrible en los segundos finales de la primera parte del encuentro ante Minnesota Timberwolves. Unos segundos que se hicieron eternos, que duraron minutos y que, tras horas, aún siguen generando escalofríos desde el recuerdo. Las caras de los jugadores, de un equipo u otro, lo decían todo. Lágrimas, seriedad e incredulidad y la sensación de que el partido dejaba de ser lo más importante de la jornada por un instante.


Tras todo lo sucedido el pasado año con Gordon Hayward, este año le ha tocado al que estaba siendo la sensación de la temporada, la mejor noticia de los Brooklyn Nets y que ahora tendrá que esperar durante varios meses para volver a sentirse jugador de baloncesto. Los últimos informes médicos confirman que la lesión no es tan grave como se esperaba, tratándose «solamente» de un tobillo dislocado. No requerirá intervención quirúrjica y eso reduce mucho los plazos para su vuelta. Una pequeña luz tras lo devastador que pintaba todo tras el encuentro.

Hace apenas unas semanas publicábamos en The Wing un pequeño análisis del gran rendimiento que LeVert estaba teniendo en los primeros partidos, su utilidad y las opciones de Kenny Atkinson respecto a sus ‘pequeños’. Se comenzaba a ver la luz al final del túnel para la franquicia, que formaba un núcleo joven de muchas garantías con D’Angelo Russell, el propio Caris LeVert y Jarrett Allen.

Caris LeVert y una nueva ilusión en Brooklyn Nets

Muchos jugadores se han pronunciado en Twitter con mensajes de ánimo para su compañero de profesión. En estos casos el interés es común y no es otro que poder tener a los mejores del mundo participando en esta liga, un ejemplo de respeto y de fraternidad entre rivales y compañeros.


Intentando superar lo más rápido posible este mazazo, traemos las consecuencias de esta pérdida y sus posibles soluciones. El escolta, que había asumido una gran importancia y jerarquía entre sus compañeros, deja un hueco enorme en el que estaba siendo el planteamiento del entrenador, un nicho profundo que obligará a sus compañeros a arrimar el hombro desde el próximo entrenamiento para que la baja no tenga efectos demasiado dolorosos. Por otro lado, es una gran oportunidad para alguno miembros de la plantilla.

 

Sin Caris LeVert, el ‘backcourt’ queda cojo

La lesión de tu escolta titular nunca será algo fácil de arreglar. La baja de uno de tus principales anotadores exteriores tiene ese plus de dificultad en cuanto a su sustitución, porque hay muchos puntos que distribuir. Lo que se había construido hasta ahora entre Russell y él, además del perfecto rol de Spencer Dinwiddie desde el banquillo es ya agua pasada, y probablemente este último sea quien ocupe el puesto de titular, si habláramos de números e importancia en la franquicia.

Sin embargo, esta lesión obligaría a Dinwiddie a variar un poco su juego hacia una vertiente más anotadora, función que deberá repartirse con un D’Angelo Russell que está en 15.7 puntos por encuentro y debería subir, como mínimo, hasta los 20 de promedio. Dinwiddie, con 14 puntos por noche, también tendrá que asumir más balones en ataque y tratar de paliar los 19 tantos que registró Caris LeVert hasta la lesión.

El sexto hombre: explotarlo o perderlo

Lo que parece 100% seguro es que el promedio de minutos de Spencer Dinwiddie aumentará considerablemente, y que su presencia en los minutos calientes de los partidos está garantizada. Sin embargo, su gran papel como líder del banquillo ha mostrado su mejor cara en la NBA. ¿Sería útil perder esa influencia?

Con la vuelta de DeMarre Carroll, que está saliendo desde el banquillo, los reservas mejoran bastante su estatus, y podría «prescindirse» de uno de ellos para que ocupara los minutos de titular. Se me ocurre el nombre de Allen Crabbe como principal candidato a ocupar esa plaza de Caris LeVert, un buen complemento que no asumirá demasiado balón en el ataque pero que generará espacios en ataque. Russell tendría que dar un paso adelante de manera firme y de una vez por todas para que la situación de Dinwiddie no se altere demasiado y Atkinson pueda seguir optimizando su perfil de sexto hombre de la mejor manera. No obstante, estamos en momentos de sacrificio y de remar todos hacia el mismo lado. Si un jugador como Shabazz Napier asume minutos de calidad y se confirma como un perfil clave desde el banquillo, la figura del sexto hombre podría diluirse (a expensas de lo que pueda asumir Carroll) para permitir alinear como titulares al mejor ‘backcourt’ posible actualmente. Si el base consigue ganarse un puesto en la rotación, estos meses sin LeVert serán de menor influencia que lo esperado. El ex de Magic y Blazers entre otros está ante su oportunidad de reivindicarse.

Caris LeVert lesión Spencer Dinwiddie

Guillermo Mayol (The Wing)

Gestionar la lesión en los despachos

Una vez expuestas algunas ideas sobre cómo suplantar la presencia de Caris LeVert en la que estaba siendo su temporada en base a lo que se tiene ‘en casa’, siempre es bueno mirar más allá de tu ‘roster’ e intentar complementarlo con algún traspaso o fichaje. Proponemos cómo Brooklyn Nets puede reducir el impacto de esta lesión mirando al mercado.

Aún está por ver si la franquicia recibirá la Disabled Player Exception, remedio de la NBA ante lesiones de larga duración y que permitirá a los Nets contratar a algún agente libre. Cierto es que no hay muchos, y seguro que ninguno del nivel del malogrado LeVert. Con la buena noticia de su posible regreso esta misma temporada, se pone en duda que la liga de ese «privilegio» a los Nets. Igualmente,analizamos posibles opciones dentro del mercado.

La primera figura que se viene a la cabeza es la de Patrick McCaw, aún sin equipo tras optar por no seguir en los Golden State Warriors este último verano. El escolta dejó destellos de su buen nivel y tiene experiencia dentro de un vestuario campeón, un intangible muy interesante que debería tenerse en cuenta. A sus 25 años, esta sería una oportunidad de oro para él y permitiría relanzar su carrera.

Patrick McCaw y el error de pasar de los Warriors

En segundo lugar y tras su mastodóntico partido en China con 75 puntos, quizás es momento de que Jimmer Fredette vuelva a la NBA. Un talento descomunal para anotar que, en esta liga de mayor ritmo, podría ser un microondas desde el banquillo que ayudaría a desatascar muchísimos partidos. Un jugador así no debería «desperdiciarse» lejos de la mejor liga del mundo.


Si la solución se encuentra vía traspaso, donde habría que incluir a algún jugador de la plantilla, las opciones parecen contadas si no se quieren perder piezas importantes en la rotación actual. Uno de los escoltas que podría llegar económicamente hablando es JR Smith. Descontento en Cleveland, sigue siendo un buen complemento, aunque no mejora mucho lo que se tiene en Allen Crabbe. Tendría que entrar Kenneth Faried en la operación, cuyo contrato expira el próximo verano y sería de mucho interés para los Nets tener ese desahogo de cara a la próxima agencia libre. No tiene pinta de que en Brooklyn apetezca entrar en dinámica de traspasos cuando están ante uno de los veranos más importantes en los últimos años. Y menos, tras conocer que su jugador volverá antes de lo esperado. En Brooklyn no se tiene esa prisa por ganar que obligaría a algún ‘trade’ para salvar la temporada.


La lesión de Caris LeVert ha lastrado muchísimo los planes de su entrenador y de toda la franquicia. A pesar de haberse armado de paciencia, la intención era desarrollar jugadores que permitieran formar un equipo competitivo (y definitivamente de Playoffs) y apuntalarlo en la próxima agencia libre, donde habrá espacio para asumir grandes contratos y ser una alternativa más en el Este.

Tras pasar por 3 operaciones de tobillo en su etapa universitaria, LeVert parecía haber dejado atrás ese infierno que, en su mejor temporada, le ha vuelto a golpear. Pero es por eso que sabemos que, sin duda alguna, este jugador volverá aún más potente que como se fue, en el mejor momento de su carrera. Confiamos en verle al mismo nivel al que ha estado estas primeras semanas cuando vuelva para los últimos meses de competición.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This