Conecta con nosotros

Draft NBA

Cameron Reddish y la importancia de saber esperar

El jugador de los Blue Devils tiene el deber de brillar cuando todos fallan.

El sábado, en Tallahassee, Duke afrontaba su primer test serio de su particular calendario de la conferencia ACC. Los Seminoles, un equipo muy físico, era uno de esos rivales que podía poner en serios apuros a un conjunto aspirante al título de la NCAA. Así pues, se planteaba el partido ante Florida State como una gran prueba para las cuatro flamantes promesas del equipo de Durham, con Zion Williamson, R.J. Barrett y un Tre Jones que empezaba a acaparar protagonismo en los últimos partidos de los ‘dukies’ acaparando titulares. Mientras tanto, quien empezaba a ver su protagonismo y papel reducido ante la importancia dentro del equipo de los otros tres, era Cameron Reddish.

Pero el partido ante los Seminoles le hizo un gran favor a Reddish, especialmente para recordar que ya no sólo es fundamental para el equipo, sino también para reivindicar su valía de cara al futuro. En una Duke cargada de hype y de highlights puestos al servicio de Williamson y Barrett, Reddish se ha visto destinado a ser el tercero en discordia, pero sin olvidar que tiene un potencial para ser un jugador de élite en el siguiente nivel.

El jugador nativo de Norristown (Pennsylvania) acumulaba ya varios partidos con actuaciones irregulares y muy discretas, pero en Tallahassee, la baja en la segunda parte de Zion Williamson por un golpe en el ojo obligó a Reddish a dar ese paso adelante que tanto necesitaba. El alero se reivindicó y finalizó el encuentro con 23 puntos y logró encadenar una buena serie de tiro (9-15 FG; 5-8 T3), incluido el triple que daba el triunfo a Duke sobre la bocina. La jugada, que a priori parecía diseñada para que recibiera Barrett, dibujó un bloqueo indirecto para desmarcar completamente a Reddish, que tiró absolutamente libre de marca para anotar el tiro ganador.

El ‘game winner’ fue importante para reforzar la moral del jugador, pero la sensación que dejó su actuación en general es que su papel en otro equipo sería, lógicamente, distinto y más protagonista. El contexto en el que se encuentra en Duke deja a Reddish en una situación donde tiene que mostrar su calidad y sus mayores virtudes en un segundo plano.

 

Convertir el catch&shoot en una virtud

Al no ser una primera opción como creador de juego -ya están Barrett, Jones o Williamson-, en la primera fase de la temporada Reddish ha creado la peligrosa tendencia a desaparecer de los partidos ante su falta de protagonismo y ha tenido que adaptarse a un nuevo rol que, de cara al futuro, le puede venir como anillo al dedo: el de ‘3&D’.

Ajustarse a jugar sin balón cuando normalmente en su etapa en el instituto era una costumbre significa un cambio radical y que lleva su tiempo. Todavía se encuentra en esa fase de adaptación a un rol que hasta la fecha no ha sido el suyo, pero sin duda, Reddish lo tiene todo para poder acostumbrarse a producir sin balón, algo que puede hacerle un favor de cara a su salto a la NBA, especialmente para su posición.

Y es que está fuera de toda duda que  Cameron Reddish, actualmente, es uno de los mejores lanzadores exteriores de toda la NCAA, tanto en tiro tras bote como situaciones de recibir y tirar. Partiendo de la base que su tiempo con balón es limitado, trabajar su juego sin balón es clave de cara al futuro, y todavía más enfocándolo en una NBA donde la revolución del triple está más a la orden del día que nunca.

Como se pudo ver en el encuentro ante Florida State, especialmente en la segunda mitad, fue capaz mostrar gran parte de su skillset ofensivo. Demoledor cada vez que contaba con espacio para lanzar, buen posicionamiento y ‘release’ rápido e impecable. Si es capaz de trabajar el arte del catch&shoot, Cameron Reddish tendrá una gran carrera en la NBA, y Duke podrá beneficiarse también de ello durante el poco tiempo que estará en el equipo.

 

Tamaño para ser un ‘3&D’ de élite

Es un tanto inusual ver a un jugador del tamaño de Reddish con un tiro tan desarrollado a su edad, especialmente porque muchos jóvenes con una envergadura similar no han empezado a trabajar específicamente esa faceta una vez llegan a la NBA. Con esa ventaja, ya podemos hablar de él como un jugador con potencial para convertirse en un jugador muy completo en ambos lados de la pista y que puede hacerle un favor a la hora de evaluarle como prospect en el Draft.

Y es que Cameron Reddish ya cuenta con varios detalles necesarios para convertirse en un jugador importante en la faceta defensiva. Su tamaño (6’8 pies de altura; 7’1 de envergadura) mas coordinación y capacidad de anticipación le convierte en alguien capaz de alternarse en distintas posiciones en defensa. Suficientemente ágil para encargarse de defender al jugador de perímetro rival, activo de manos y, además, también capaz de cargar al rebote e ir al contacto con jugadores interiores.

 

El desafío mental de Cameron Reddish

Y algo que se ha podido ver durante la temporada es su tendencia a desaparecer de los partidos. Ante Florida State, Reddish emergió como el héroe, pero a la vez en ciertas ocasiones también puede ser el villano que puede costar el partido a su equipo por despistes o malas selecciones de tiro.

Esos despistes, a raíz de malos partidos, predominan principalmente en el bando defensivo, donde acostumbra a perder la marca de su par especialmente cuando hay bloqueos indirectos. Son errores puntuales que cualquiera puede cometer, porque realmente está en esa fase y en edad donde todavía puede cometerlos, pero que por focos, pueden llegar a acentuarse, como es el caso.

Por otra parte, el desafío mental principal para Cameron Reddish sigue siendo el de adaptarse a este nuevo rol, uno completamente nuevo para él, con menos balón y en un equipo que es contendiente al título. No es protagonista, pero para crecer, debe esperar aprovechar cualquier oportunidad para brillar que se le brinde. Y la que surgió el pasado sábado en Tallahassee fue una de las muchas que tendrá.

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This