Conecta con nosotros

NBA

Houston Rockets: ‘contenders’ con muchos cambios

Analizamos el panorama de la franquicia para esta temporada tras importantes movimientos en el mercado.

La excelente temporada de los Houston Rockets puede resumirse en cuatro palabras: a un solo partido. Así de cerca estuvieron de vencer a uno de los mejores equipos de la historia y con ya tres títulos de la NBA. Los de Texas lograron casi la fórmula perfecta para vencer al terremoto de los Warriors en una serie espectacular, donde se decidía prácticamente el campeón ante lo poco que se esperaba de Cleveland Cavaliers en Las Finales.

El amargo sabor de boca que dejó la eliminación de los de Mike D’Antoni aún aparece, rememorando la sensación de sentir la gloria escaparse entre los dedos. Daryl Morey y su equipo, con el objetivo de derrotar finalmente a los de la Bahía, ha movido ficha este verano y de qué manera. La pregunta es: ¿han salido ganando?

James Harden Houston Rockets

James Harden defenderá el MVP este año

Jeff Bzdelik, la peor baja de Houston Rockets

Los tejanos, siempre aclamados por su armamento ofensivo y su abuso -con sentido- del triple, figuran quizás el ataque más violento de la liga. Un vendaval de posesiones cortas y gran volumen de tiro que resulta muy difícil contrarrestar. Pero a la sombra han conseguido que los elogios se hayan enfocado en el aspecto defensivo, ese que te da verdaderas opciones de ganar campeonatos.

El pasado curso, Houston fue el sexto mejor equipo defensivo de la NBA, una marca buenísima que ahora será complicada mantener tras el adiós de su gurú defensivo. El arquitecto de todo el sistema los últimos dos temporadas se retira tras más de 30 años en la liga. El legado que deja Jeff Bzdelik en la franquicia será difícil de sustituir, labor de Roy Rogers, asistente de D’Antoni, con la ayuda de todo el cuerpo técnico.

Si ya quedaba bastante dañada la defensa, las salidas de Trevor Ariza y Luc Mbah a Moute -obviamos en este apartado la de Ryan Anderson- merman muchísimo la solidez atrás. Ambos son aleros con envergadura y con mucho peso defensivo, complementos perfectos para Harden y Gordon, entre otros. Ahora esta tarea le corresponderá a PJ Tucker o James Ennis y deberá notarse la implicación de Gerald Green y Michael Carter-Williams, que llega a Houston Rockets para realizar este tipo de funciones. Porque para tirar triples no va a ser.

La ausencia de especialistas invita a pensar que el objetivo será tener una defensa más solidaria y participativa donde todos arrimen el hombro para llenar el vacío generado por las bajas de este verano.

 

Buscando el hueco de Carmelo Anthony

Carmelo Anthony ficha por Houston Rockets

Guillermo Mayol (The Wing)

El aterrizaje más mediático de la franquicia lo produjo Carmelo Anthony, llegando al equipo después de su ‘buyout’ con Atlanta Hawks. Tras una temporada en la que no se acopló nada bien al sistema y su rol en OKC Thunder, llega a Houston para formar -por nombre- un nuevo ‘Big Three’ en la liga. Un trío que será un tanto peculiar porque se espera que Melo sea el sexto hombre del equipo. La gran temporada de Eric Gordon y la productividad de los minutos que compartió en cancha con Harden y CP3 le otorgará la titularidad junto con las dos estrellas para explotar esa química que tan bien funcionó el año pasado. PJ Tucker y Clint Capela completarían el quinteto, a la espera de un Carmelo que saldría, casi con total seguridad, acompañado de James Ennis, suavizando así las carencias defensivas que tanto persiguen al ex de Oklahoma.

La suplencia de Anthony se relaciona con el ocaso de su carrera y su reducción de prestaciones e importancia. Pero visto lo del año pasado, donde no supo convivir con dos estrellas, este rol puede venirle de perlas para redimirse de sus detractores. La presencia de Eric Gordon en el quinteto titular le dejaría libertad para ser el comandante de la segunda unidad y el foco ofensivo durante los minutos de descanso de los titulares. Si eso funciona, es garantía que en los momentos calientes D’Antoni contará con él.

Haciéndonos eco de los partidos de pretemporada, Melo siempre superando los 20 minutos de juego. Aún es pronto para valorar si será titular o no, pero lo que más llama la atención es su volumen de tiro, muy controlado y con buenos porcentajes. Parece que esta vez el de Brooklyn tiene claras sus prestaciones. En el cómputo global, 13.7 puntos, 5 rebotes y 50% en triples, estadística muy positiva ante sus problemas vitalicios en defensa.

 

Poca dirección desde el banquillo

Suponiendo que Eric Gordon pasará a ser titular, la segunda unidad de Houston Rockets queda algo coja en cuanto a dirección se refiere. Con la lesión de Brandon Knight solo queda Carter-Williams, cuya anotación no es su fuerte pero sí podrá servir en tareas de organización y juego en transición. Oportunidad de oro para Rookie del Año 2013.

No obstante, el pasado curso D’Antoni consiguió que James Harden y Chris Paul se complementaran en este aspecto casi durante todo el partido, teniendo así a un comandante en cancha los 48 minutos de juego. Si este formato sigue funcionando, los problemas de dirección desde el banquillo serán menos preocupantes, al menos en ‘Regular Season’.

 

El año de Eric Gordon

eric gordon houston rockets

Keith Allison (CC)

Gran parte del éxito de este nuevo proyecto de los Rockets pasa por la explosión de un Eric Gordon que lleva varios años a gran nivel y buen tono físico. Esta vez, se le pedirá que suba otro peldaño y que permita maximizar así su conjunción con sus bases estrella. El rol de sexto hombre le fue como anillo al dedo la pasada temporada, pero hoy por hoy, es titular para Mike D’Antoni. El de Virginia buscará aumentar la presencia de los tres pequeños en cancha, superando a sus rivales en 71 puntos cuando jugaron juntos la temporada pasada.

El único problema que se plantea pasa por la defensa. A pesar de haber trabajado mucho, Gordon no es un alero y es ahí donde Houston tendrá mayores problemas. La involucración de Harden sumada a la versatilidad de PJ Tucker y James Ennis será clave para que este planteamiento se sustente a largo plazo.

 

Clint Capela: necesario o limitado

Tras firmar su renovación (90 millones por 5 años), más que merecida por su grandísima temporada, se plantean dos escenarios para el pívot suizo en función de su aportación en la cancha y la adaptación al ‘roster’ actual y los planteamientos rivales:

Por un lado, D’Antoni puede apostar por la explosión definitiva de su ‘center’ y darle más importancia en el juego ofensivo. Hasta ahora su aportación carece de aclarados y situaciones para él. Chris Paul y James Harden se encargaban de dejarle la mejor situación posible para anotar. Y en eso Capela es realmente bueno, siempre sabiendo esperar a un Paul que acostumbra a hacer brillar a pívots atléticos (Chandler en Hornets y Deandre Jordan en Clippers). Cierto es que el sistema de Houston Rockets no busca demasiado al pívot en el poste y sí tras bloqueo, por lo que su incidencia en el juego debe pasar por mejorar su rebote ofensivo, que ya es bueno (2.6 por partido) pero mejorable ante el volumen de lanzamientos exteriores de su equipo.

Por otro lado, la corriente del ‘small ball’ actual podría limitar la participación del pívot. El más indicado para sustituirle en este contexto puede ser Marquese Chriss, recién llegado desde Phoenix en el traspaso por Ryan Anderson. Joven, atlético y más atrevido desde la línea de tres (rozó los 3 intentos por partido el pasado año).

Con Carmelo Anthony y PJ Tucker como ‘4’, se entiende su llegada al equipo para optimizar este planteamiento además de por cuestiones económicas. En cualquier caso, Houston Rockets ha ganado polivalencia en su plantilla para diversos tipos de partidos y quintetos.

Las cortas rotaciones de D’Antoni

Es conocida la tendencia del entrenador a reducir mucho sus jugadores. Hemos visto partidos con solo 8 de sus integrantes de la plantilla con minutos en un partido. En esta ocasión, su ‘roster’ invita a pensar que podría extender un poco más sus minutos dadas las diversas variantes que puede sacar al parqué.

Mike D'Antoni Houston Rockets

Pablo Nudenberg (CC)

Partiendo de la base de un quinteto titular formado por Paul – Harden – Gordon – Tucker – Capela, situación que parece ya establecida, todo parece indicar que los minutos desde el banquillo serán cosa de Carmelo Anthony, ya como ‘4’ puro; James Ennis y Gerald Green, encargados de sustentar la defensa de perímetro y aportar de cara al aro; Michael Carter-Williams como único base suplente, atendiendo a la viabilidad del tándem Harden-CP3 para dirigir siempre al equipo; y la incógnita de Nené y Marquese Chriss, que parece que se tendrán que disputar los minutos de descanso de Capela para hacerse un hueco. La opción de Chriss sería mejor dada la capacidad de cambiar el planteamiento a un sistema más pequeño y móvil. Todo esto, a la espera de un Brandon Knight que, si las cosas van bien en Houston, tendrá que trabajar mucho para hacerse un hueco en los planes del entrenador.

 


 

Nueva temporada y mismas expectativas para unos Houston Rockets que tratarán de no acusar demasiado sus recientes bajas, sobre todo a nivel defensivo, para seguir optando a todo este año. Habrá que estar atentos, porque si la fórmula da resultados fiables, el equipo tiene mimbres de campeón de la NBA.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This