Conecta con nosotros

Opinión

Bryant vs LeBron: ¿Tanto valen los anillos?

Aunque Bryant ya esté retirado; su rivalidad con LeBron James sigue coleando en el Universo NBA.

Keith Allison (CC) – modificada por Pelayo Sanz

Kobe Bryant vs LeBron James es, sin ninguna duda, la gran rivalidad vivida durante la primera década del siglo XXI. Una leyenda del baloncesto y otro que lo será cuando decida poner fin a su carrera que regalaron a todos los aficionados de este deporte años y años de grandes enfrentamientos a los que solo les faltó coincidir en Las Finales.

Esta rivalidad ya pasada ha vuelto a saltar a la palestra tras las últimas declaraciones del considerado por muchos mejor jugador de baloncesto de la historia, Michael Jordan. El exjugador de los Bulls cree que el laker está por encima de James gracias al mayor número de campeonatos ganados:

«¿Yo pongo a LeBron por encima de Kobe en términos de los mejores de todos los tiempos? No.

Es algo como que cinco es mejor que tres.

Ahora él puede ser mejor, pero Kobe ganó cinco campeonatos. LeBron ganó tres».

 

¿Tanto importan los anillos?

El tema «campeonato» ha sido muy recurrente en los últimos meses; si tiene o no  mérito el reciente título conquistado por Kevin Durant por su marcha a los Warriors, Tracy McGrady restando importancia a los anillos y poniendo por encima el rendimiento individual del jugador —qué lo pueden hacer merecedor de ser, o no, Hall of famer—.

Evidentemente que el objetivo final de todo jugador de la NBA debe ser levantar el trofeo Larry O’Brien en junio; pero… ¿debe ser EL factor comparativo? Por esa regla de tres, no debería haber ninguna duda de que los mejores jugadores en la historia son Bill Russell, Sam Jones y una serie de jugadores celtics de los 60 que ganaron anillos como quién no quiere la cosa. Tampoco habría discusión y Robert Horry, con sus siete anillos, debería estar por delante del mismo Jordan en cualquier clasificación histórica. Por último, algunos deportistas que consideramos como «grandes jugadores» como Charles Barkley, Steve Nash o Karl Malone serían meros secundarios detrás de los cientos de campeones que ha tenido la liga en toda su historia.

El argumento se cae por su poco peso. Es simplista y no hace justicia a la historia personal de cada jugador, por la que gana más o menos campeonatos debido a un casi ilimitado número de razones que no dependen de él —nivel de los rivales, compañeros, estilos de juego, lesiones, etc.—

 

Jugadores incomparables

Soy de la opinión (y muestro mi lado subjetivo en esta ocasión por «obligaciones del guión») de que es tan imposible determinar quién es «el mejor jugador de la historia» como comparar a jugadores que han estado en la NBA en etapas distintas, por cercanas que puedan llegar a ser. Decir que Jordan es el mejor sin haberle visto a él ni a otros como el antes mencionado Russell o Abdul-Jabbar y otras leyendas del baloncesto es una total injusticia. Ni siquiera Bryant y James, que han coincidido bastante en el tiempo, deberían ser comparados: el de Ohio llegó a los Cavs en el mejor momento físico de Bryant mientras que James mostró su mejor versión cuando el «24» de los Lakers ya estaba prácticamente retirado.

Además, ambos jugadores tienen un estilo de juego totalmente opuesto y la preferencia de uno sobre otro es 100% subjetiva de cada persona.

Kobe Bryant ha sido uno de los talentos anotadores más determinantes que se han visto en la historia de la NBA; pero LeBron James ha destacado por ser un jugador capaz de manejar prácticamente casi todos los aspectos de un encuentro. Por lo tanto, quién de los dos es más determinante depende de cómo de bien estén acompañados tanto o más de su talento natural para el baloncesto.

 

Los números hablan

Las estadísticas siempre hay que mirarlas con suma precaución, ya que no reflejan en su totalidad la magnitud de un jugador. Pero en el dilema entre Kobe Bryant y LeBron James… los promedios son demoledores a favor del «23». James tiene mejores números en todos los aspectos estadísticos —puntos, rebotes, asistencias, tapones, robos y porcentajes de lanzamiento— tanto en Temporada Regular como en PlayOffs salvo en el porcentaje de tiro libre. En números totales, La Mamba solo supera a The King en puntos y en robos; pero Bryant ya se ha retirado mientras que a James todavía le quedan varios años para seguir escalando en las clasificaciones históricas. Que le supere o no lo sabremos hasta que lo logre o se retire, lo que surja primero.

 

¿Y entre ellos?

Los partidos en los que Kobe Bryant y Lebron James se han visto la cara puede ser una buena prueba para poder compararles. Solo se les puede medir en Temporada Regular y con 22 duelos como muestra; con 16 victorias de James por solo seis de Bryant. De estas seis, tres las consiguió de manera consecutiva en los tres primeros partidos entre ambos, cuando James estaba muy lejos de su techo por novato; aunque lo mismo se puede decir de las últimas victorias de LeBron, con un Kobe muy lejos de sus mejores años.

King James promedia ante el laker 27.1 puntos, 6.6 rebotes y 8.2 asistencias; por los 22.6 puntos, 5.4 rebotes y 3.6 asistencias de The Black Mamba contra LeBron. Los superaron los 30 puntos contra el otro siete veces; pero LeBron tiene un máximo mayor (41 por 38) y consiguió un triple-doble por ninguno de Kobe Bryant.

 

Los super-equipos, la gran sombra

Pero no todo son luces en ninguno de los dos caminos. Las ganas de ganar y la ética de trabajo son cualidades que comparten los dos y que les llevó por caminos distintos; pero siempre con el mismo objetivo y la misma duda: ¿ganaron por ellos o por quién los acompañaba?

Kobe Bryant ganó sus primeros tres campeonatos compartiendo vestuario con un pívot tan desequilibrante como Shaquille O’Neil y, a su marcha, los Lakers de Bryant en solitario cayeron en picado hasta la llegada de la mejor versión de Pau Gasol y la fugaz explosión de Andrew Bynum.

Pero la carrera de LeBron James tampoco está «limpia», dio por imposible ganar en el equipo que lo drafteó y decidió, como agente libre, firmar por los Miami Heat junto con Chris Bosh para juntarse con Wade. Este movimiento evidenció la importancia de James en los Cavaliers —pasaron de 61 victorias a 21 tras The Decision— pero también dejó claro que, para ganar, necesitaba a otros dos All-Star. Aunque luego regresó a su hogar y sí consiguió el ansiado título —lo bien o mal acompañado que ha estado estos años son motivos de un largo análisis—, la superioridad demostrada por los Warriors estos años tampoco ayudan a la carrera del alero.

 

Las Finales

LeBron James es el absoluto dominador de la Conferencia Este y su presencia está siendo seguro de billete a Las Finales desde hace unas siete temporadas, pero esta superioridad se ha materializado más en derrotas que en victorias. Mavericks, Spurs o Warriors han provocado que el porcentaje de eficacia de James una vez llega el gran momento es mucho peor que el Kobe Bryant. ¿Esto pone en duda la capacidad ganadora de James?

 


Las poquísimas derrotas que ha sufrido Bryant una vez llegó a Las Finales y el número total de anillos son los argumentos principales que apoyan la candidatura del «24» por encima de la de un James que ha cosechado muchos más méritos individuales que el «23». Los fans de unos y otros defenderán su posición sin duda y ambos poniendo sobre la mesa argumentos razonables. Pero, en la opinión de un servidor, la historia pondrá a LeBron James por encima de un Kobe Bryant del que nadie duda de su talento histórico pero del que muchos tienen problemas, también aportando muchos datos favorables, para ponerle por encima de Bird, Abdul-Jabbar o Magic Johnson.

Comentarios

Más en Opinión

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This