Conecta con nosotros

NBA

Bryan Colangelo, crónica de una muerte anunciada

Las cuentas falsas, la gota que ha colmado el vaso de una mala gerencia en los Sixers.

Desde que tuvimos constancia de la investigación por parte de The Ringer acerca de las cuentas falsas de Bryan Colangelo, muchos pensamos que no iba a tardar en rodar su cabeza. Hace apenas una semana  desde que se destapó todo este entuerto y los Sixers y Bryan Colangelo han dado por terminada su relación profesional. El misterio de sus ya famosas ‘burner accounts’ ha sido resuelto.

Según ha podido concluir la investigación, Colangelo no habría tuiteado, pero no han podido determinar si tenía realmente conocimiento de la existencia de las mismas. Él ha negado dicho conocimiento. Las culpas, finalmente, apuntan hacia su mujer, Barbara Bottini. Pese a todo, consideran que el ‘general manager’ es el culpable porque la información que revelaba su mujer en estas cuentas eran totalmente improcedentes. Este es el comunicado tras la investigación.

Como ya contamos en TheWing, los principales criticados en estas cuentas eran Markelle Fultz, Brett Brown, Nerlens Noel, Jahlil Okafor, Joel Embiid, Masai Ujiri y Sam Hinkie, su predecesor. Desde opiniones personales a información confidencial, pasando por informes médicos hasta críticas personales. Pero más allá de esta reciente investigación sobre las cuentas de Bryan Colangelo, ha habido más sombras que luces en su periplo como general manager en Philadelphia.

 

¿Qué hay más allá del Twitter Gate?

Como decíamos, ha habido más sombras que luces. En la columna de errores, podemos adjudicarle todo el misterio que ha sido la información médica acerca de la salud de los jugadores de los Philadelphia 76ers. Especialmente, en los casos de Jahlil Okafor y de Markelle Fultz durante su estancia. En muchas ocasiones, no se ha acabado de entender qué tipo de lesión tenían, cuánto tiempo iban a estar de baja, o por qué estaban jugando poniendo en riesgo su salud.

Las salidas del propio Okafor y de Nerlens Noel también han sido más que criticadas. Nerlens Noel llegó a Philadelphia en el Draft de 2013 junto a otra ronda en 2014 a cambio de Jrue Holiday. Por su parte Okafor llegó a los Sixers después de ser el número tres del Draft en 2015. Entre mal rendimiento en cancha, lesiones, constantes rumores de salida y demás, el valor de ambos fue diluyendo. Apenas han sacado algo a cambio de estos jugadores.

El año pasado por estas fechas, se coció otro de los errores de Colangelo. Acabó subiendo al primer pick desde el tercero para escoger a Markelle Fultz. Acabe como acabe la carrera de Fultz, el error podemos asumirlo: tanto Tatum como Ball apuntaban a los Celtics y Lakers respectivamente. Entraron las prisas. Y con ellas, perdieron la primera elección de los Sacramento Kings el próximo curso.

Pero no todo han sido fallos. Aunque las extensiones de Robert Covington y Joel Embiid entran dentro de lo lógico, ha habido tres movimientos en el último año bastante rentables para los Sixers. JJ Redick llegó a los Sixers en verano y ha sido muy importante para el temporadón de los de Pennsylvania. Así mismo y viendo que este equipo podía dar guerra en los Playoffs, hizo un gran trabajo en el mercado de los cortados. Marco Belinelli y Ersan Ilyasova fueron dos fichajes muy inteligentes por parte de la gerencia.

 

¿Qué queda después de Bryan Colangelo?

Os diré qué no queda: sus aciertos. Redick, Belinelli e Ilyasova son libres este verano. Si bien es cierto que Philadelphia tiene mucho espacio salarial, habría que ver quién estaría dispuesto a venir de haber seguido Bryan Colangelo tras el escándalo.

Ahora esta puerta se reabre. De momento, Wojnarowski ya ha confirmado que el general manager interino de momento será el propio Brett Brown.  Sin embargo, se viene rumoreando desde hace unos días – y se ha acentuado hoy, la posible llegada de David Griffin.

David Griffin, ex general manager de LeBron James, dijo recientemente en una entrevista que Philadelphia puede ser un destino ideal para el de «Rey». Además, LeBron James y Ben Simmons comparten agente (Rich  Paul) y ya hemos visto ciertos amagos de campaña para atraer a LeBron James a Philadelphia.

 


 

Sea David Griffin u otro, quién llegue a Philly va a tener un verano entretenido. De primeras, el Draft está a la vuelta de la esquina y tienen las elecciones 10, 26, 38, 39, 56 y 60. Sólo con la décima elección pueden hacerse con un muy buen jugador, y veremos si usan varias elecciones para subir unos puestos hacia la mitad de la primera ronda.

Para continuar, tendrá que lidiar con una agencia libre que se atisba emocionante y con dos nombres principales que están sonando para los Philadelphia 76ers: LeBron James y Paul George. Se acabó la era Bryan Colangelo. Algo que, por cierto, debemos recordar a la NBA. Sam Hinkie perdió su puesto en favor de Colangelo como maniobra oficial de la NBA para reconducir una franquicia a la deriva. Pues bien, lo mejor que ha tenido su periplo ha sido el trabajo heredado de Sam Hinkie: Brett Brown y una base de talento tremenda. Ahora sí que podemos afirmar solemnes aquello de… «Hinkie died four our sins». 

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This