Conecta con nosotros

NBA

Bradley Beal quiere ser All-NBA en estos Wizards sin rumbo

Beal debería ser All-NBA y así estar contento para quedarse, sino los Wizards podrían meterse en graves problemas.

Bradley Beal está firmando una temporada digna de All-NBA | Pablo Espinosa (The Wing)

Bradley Beal está firmando una temporada digna de All-NBA | Pablo Espinosa (The Wing)

Desde que se lesionó John Wall, toda la prensa NBA daba a los Wizards por muertos y enterrados. Se especulaba ya con traspasos y destrucción del proyecto, más todavía después de hacerse oficial que Otto Porter Jr. se iba a los Bulls a cambio de Bobby Portis y Jabari Parker, además de una futura segunda ronda del Draft. Sin embargo, Bradley Beal no estaba dispuesto a tirar toda una temporada cuando se encuentra al mejor nivel de su carrera; así que se ha puesto a todo el equipo, a toda la ciudad, a la espalda para intentar tirar del carro.

John Wall jugó su último partido el 26 de Diciembre. Desde entonces Beal promedia 28.4 puntos (5,2 más que con Wall) con un 48,4% de acierto en tiros de campo; además de 5,8 rebotes (1,3 más) y 6,5 asistencias (2,1 más). Hasta ahí todo normal, una segunda espada que coge protagonismo cuando el jugador estrella no juega. No es solo eso. Los Wizards estaban 14-23 cuando Wall caía lesionado, desde entonces firman un 16-17. Resumiendo, el equipo parece mejor sin su estrella. Mejor dicho, con su otra estrella cogiendo toda la responsabilidad.

 

Bradley Beal, camino de ser All-NBA

La temporada de Bradley Beal debe ser vista como el despertar definitivo de una estrella que llevaba escondida demasiado tiempo a la sombra. Todo el mundo le reconocía como uno de los mejores escoltas de la NBA pero nunca estaba en las quinielas para ningún premio, reconocimiento, mención o puesto destacado de la liga. Con las lesiones que lleva arrastrando Wall desde hace más de un año y la rotura del tendón de aquiles que le apartará presumiblemente toda la 2019-20 también, Beal ha encontrado su puesto de verdad. Es un líder nato.

Esta campaña solo Harden y Curry meten más puntos que él desde la posición de guard; y lo hacen con peores porcentajes. Detrás tiene a hombres como Kemba Walker, Lillard o el mismo Westbrook, aunque es cierto que especialmente el último aporta en otras muchas facetas a altísimo nivel. Números aparte, pocos hay ahora mismo a mejor nivel que Beal, simplemente las victorias no acompañan todo lo que deberían para que los focos se centraran en él. Pero eso no es culpa suya.

Nos acercamos al final de la temporada, así que las luchas por los premios van cerrándose a unos pocos candidatos. Así ocurre también con los quintetos All-NBA. En la pasada campaña los guards que ocuparon esas posiciones fueron Harden y Lillard (primero); DeRozan y Westbrook (segundo) y Curry y Oladipo (tercero). Ahora mismo Oladipo está fuera y no veo a tan alto nivel a DeRozan, así que en alguno de esos huecos debería entrar el de los Wizards. Bien es cierto que la NBA tiene muy en cuenta al equipo en estos reconocimientos y ahí el escolta sale muy mal parado en comparación con sus compañeros de posición. Ahí es dónde quería llegar.

 

Los Wizards son un lastre para Beal

Bradley Beal está haciendo todo y más para que sus Wizards ganen partidos, incluso llevan un 6-4 los últimos diez en el momento de redactar este artículo (con él promediando 29-6,6-7). Sin embargo, están en tierra de nadie y no van a llegar a PlayOffs salvo milagro. Esa falta de competitividad, de un objetivo por el que luchar, es el que está mermando sus opciones de reconocimiento.

Las derrotas fueron tantas al inicio de la campaña que ahora se están quedando muy cortos pese al rendimiento aceptable de Portis, Parker, Ariza, Jeff Green o Thomas Bryant. El equipo es justo de efectivos y Bradley Beal no puede hacer maravillas pese a estar en 50% de victorias tras el All-Star. A ese ritmo serían equipo de PlayOffs en el Este, si no fuera por el desastroso inicio.

Además, Parker, Ariza y Jeff Green son agentes libres en verano y podrían buscar otros proyectos más atractivos para ellos; con lo que Beal podría quedarse solo en un equipo a la deriva. Si pidiera el traspaso los Wizards deberían empezar irremediablemente la temida reconstrucción con el contrato de John Wall como handicap. Por tanto a los capitalinos les interesa tanto o más que al propio Beal que esté a gusto. Toca ganar partidos o empezar a despedirse de competir en esta liga durante años.

 


 

Bradley Beal está a un nivel tremendo y firma actuaciones estelares noche tras noche, pero su reconocimiento pasará por que el equipo gane más de aquí al final y puedan quedarse por lo menos cerca de la postemporada. Con premio o no, lo que sí tienen claro en Washington es que ha llegado la hora de trabajar en torno a Beal y pasar página. John Wall estará un año de baja y su contrato será un lastre durante mucho más tiempo, pero con Beal en la franquicia la reconstrucción puede quedar a un lado. Eso sí, deben contentarle para que se quede y eso pasa por tener un equipo competitivo y luchar por algo más que ser 11º en el Este.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This