Conecta con nosotros

NBA

¿Son los Boston Celtics la principal amenaza para los Warriors?

Parece imposible que los Warriors no ganen otro anillo en 2019, pero Kyrie Irving confía en los Celtics.

Kyrie Irving tiene claro que hay un equipo capaz de derrotar a los Warriors, los Boston Celtics. Guillermo Mayol (The Wing)

¿Hay alguien capaz de evitar que los Golden State Warriors culminen su “Three-peat”? Gran parte del mundo NBA, ya sea periodistas o aficionados, incluso jugadores, sabemos que se antoja complicado, pero hay un jugador que confía plenamente en las posibilidades de su equipo, los Boston Celtics, y ese es Kyrie Irving.

El genial base de los Celtics respondió a una pregunta en una reciente entrevista diciendo que los Celtics serían capaces de ganar a los Warriors en una serie al mejor de siete partidos. ¿Exceso de confianza? Parece que su ejemplo ha cundido si atendemos a las declaraciones de los pesos pesados del vestuario en su Media Day.

 

No LeBron, Boston Celtics party

El equipo más laureado de la historia de la NBA ha vuelto con fuerza a la élite de la liga. Tras unos años de reconstrucción post Garnett, Pierce y Allen, el equipo ha ido acumulando las piezas necesarias hasta llegar a ser uno de los equipos más sólidos de toda la NBA. En los últimos dos años acumulan dos apariciones en las Finales de Conferencia y solo LeBron James fue capaz de frenarles en su camino para volver a las Finales de la NBA.

Ya sin LeBron en la Conferencia Este, alguien tiene que coger el relevo del “Rey” después de ocho largos años de abuso en los que el equipo de LeBron ha llegado a Las Finales por el lado Este y los Boston Celtics son, a mi modo de ver, los grandes favoritos para darles la alternativa.

Los de Boston tienen todos los mimbres para poder darle batalla a los campeones. Por el camino han reclutado jóvenes jugadores que han dejado su sello en la liga desde el momento en el que la han pisado, como bien hemos podido disfrutar del caso de Jayson Tatum durante la pasada temporada, promediando casi 14 puntos con porcentajes superiores al 40 % en tiros de campo y de tres y presentándose en los Playoffs con 18.5 puntos por partidos (sí, era rookie aunque no lo pareciese) o con Jaylen Brown, un jugador cada vez más importante en ambos lados de la cancha, siendo una de las piezas clave en la defensa del equipo y habiéndose ganado ya galones en el sistema ofensivo.

Eso sin dejar de lado la importancia de jugadores como Marcus Smart o Terry Rozier, que han tenido que llevar la manija del equipo cuando las lesiones de Isaiah Thomas y Kyrie Irving les han dejado sin su base titular en pista y han respondido al reto hasta llegar a ser dos de los favoritos de la grada verde.

A estas piezas jóvenes, con presente y futuro en la liga, han sabido rodearles de jugadores más veteranos pero con mucho que ofrecer todavía, como un Al Horford que se ha convertido en uno de los líderes en la pista de estos Celtics y la principal baza defensiva. O un Marcus Morris en ocasiones errático pero en otras fundamental, sin olvidar la energía que aporta Aron Baynes.

Todos ellos liderados por uno de los mejores jugadores de la NBA en los últimos años y el protagonista del tema principal de estas palabras, Kyrie Irving, que ha tenido que lidiar con lesiones y que aún así ha promediado 24.4 puntos tirando con gran acierto.

Junto a él, Gordon Hayward, cuya mala suerte en modo de grave lesión le ha hecho estar prácticamente inédito durante la pasada temporada y le mantenga todavía como una incógnita para su vuelta, pero que sigue siendo una de las grandes esperanzas del equipo. Eso sí, las sensaciones respecto a su vuelta son excelentes.

Kyrie Irving además ya sabe lo que es ganar a los Warriors en una Finales, es uno de los grandes artífices de que los de La Bahía no lleven cuatro títulos de forma consecutiva. Conoce a su rival y eso puede ser un factor también a su favor. Esta vez no tendrá a LeBron a su lado, pero sí a un equipo formado para luchar por volver a colgar un título en el techo de su pabellón.

 

El factor Brad Stevens

Brad Stevens es el mejor entrenador posible para estos Celtics. Alex Güell (The Wing)

Pero qué sería de estos Boston Celtics sin su jefe en el banquillo, sin un Brad Stevens que ha hecho que el equipo funcione a la perfección, consigue que las piezas encajen y mantiene a todos sus jugadores remando en una misma dirección. Cogió las riendas de un equipo en reconstrucción al que ha hecho crecer hasta ganar 30 partidos más que en su primera temporada hace ya cinco años.

La última obra de Brad Stevens: una defensa perfecta

La plantilla combina juventud con veteranía, talento con físico y lo que es imprescindible, jugadores con la cabeza tremendamente amueblada y con grandes dosis de sacrificio y esfuerzo sobre la pista. Juntar todo esto en una misma plantilla no es tarea fácil y Stevens es el gran culpable de la evolución de todos estos jugadores.

Stevens entiende el baloncesto moderno y vemos como los verdes plantan quintetos plagados de aleros versátiles que pueden cambiar emparejamientos en defensa y anotar con buenos porcentajes desde el triple. Todo ello, unido a sus maravillosos ejercicios de pizarra (más de un partido ganado gracias a sus dibujos) y la motion offense en la que basan su dinámico juego ofensivo.

 

Las lesiones, la kryptonita de estos Celtics

Las lesiones han sido el mayor enemigo de los Boston Celtics en estos dos últimos años en los que han vuelto a escalar hasta la cima del Este, dejado en el primer año a Thomas en la estacada para posteriormente dejarles sin sus dos máximas estrellas en los Playoffs de 2018, donde aún así llevaron a los Cavs de LeBron hasta los siete partidos.

Haber visto al equipo reponerse de estos duros golpes hace pensar que, si los Celtics se mantienen sanos, van a ser uno de los rivales a batir durante esta próxima temporada, y, por qué no, ser la gran alternativa (con permiso de los Houston Rockets) para acabar con la hegemonía de los poderosos Warriors.

Además los de Houston han perdido a Trevor Ariza y a Luc Mbah a Moute este verano, junto al especialista defensivo de la franquicia Jeff Bzdelik. El Oeste parece campo abierto para unas nuevas Finales de los Golden State Warriors.

 


 

Parece muy difícil derrotar a los todopoderosos Warriors en una serie a siete partidos. Es un equipo que se conoce a las mil maravillas y que cuenta en sus filas con varios de los mejores jugadores de toda la NBA, mientras que todos los jugadores desempeñan su rol según las necesidades del equipo. Kyrie Irving y sus Boston Celtics tienen ante sí un reto de magnitudes épicas.

Primero deberán tomar el Este y ser la nueva cara de la Conferencia sin LeBron. Derrotar de nuevo a unos Sixers más maduros o a unos Bucks que se han reforzado seriamente en verano.

¿Serán capaces? ¿Volveremos a ver a Curry, Durant y compañía levantar el Larry O’Brien en junio sin que nadie les moleste? Irving ha abierto un debate y queremos saber qué opináis al respecto. Aquí un servidor ve a los Boston Celtics como la única alternativa real a día de hoy y como serios candidatos a ser campeones de la NBA.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This