Conecta con nosotros

NBA

¿Han de sonar las alarmas en los Boston Celtics?

Un arranque discreto, con problemas en ataque y parciales durísimos. ¿Qué le pasa a los Boston Celtics?

En Junio, tras llevar a los Cavs al séptimo, Boston Celtics se erigían como el mayor favorito para una dinastía en el Este. En Julio, tras la marcha de LeBron, era prácticamente oficial. Desde entonces, la llegada de Kawhi a Toronto, Budenholzer a Milwaukee y ahora Butler a Philadelphia han levantado algunas dudas sobre la hipotética hegemonía que Boston tenía que implantar. Pero con la temporada empezada, la mayoría de las cuestiones por resolver las han generado los propios Celtics.

Va casi un mes de competición y el equipo de Stevens no carbura, ha perdido cuatro de los últimos cinco (y ganando en Phoenix de milagro y en prórroga) y juega siempre a remolque: ante Portland no lideró ni un segundo de partido, ante los Jazz no lo hizo desde el segundo cuarto y vs Phoenix, en la única victoria de Noviembre, solo lo hizo en el primer minuto de partido y en overtime. ¿Por qué? Hay diferentes causas, pero el problema es desde luego solucionable. Por ahora, al menos a día de hoy, no hay que hacer sonar las alarmas.

Tres claves a analizar. Primero de tiro: la selección de tiro es buena, el problema es la ejecución. Segundo, los rivales han sido duros, pese a no tener un calendario peor que Milwaukee, por ejemplo. Y por último, los parciales de las primeras partes. Y como siempre, alguna solución.

brad stevens

Brad Stevens en el media day de los Celtics | Pablo Espinosa (The Wing)

Vivir (y morir) del triple

Contra Oklahoma, los Celtics llegan -16 al descanso: en el tercer cuarto anotarían nueve triples. Contra los Bucks son 24, cifra más alta en la historia de la franquicia. De media, en los 13 partidos hasta la fecha, han tirado 37.6 triples. Solo Houston ha lanzado más y Milwaukee tirado mejor. En total, el 38.8% de los puntos que anotan los Celtics vienen desde más allá de la línea… pero cuando la noche sale cruz, las formas de anotación se cierran.

Boston es el equipo que menos anota en la pintura, el quinto que menos puntos genera desde el tiro libre y el segundo que peor tira desde dentro de la pintura. SEGUNDO PEOR. Un motivo, por ejemplo, puede ser que el 31% de los tiros en mid-range sean con un defensor encima o que. En pull ups desde la pintura, Boston ha bajado su cantidad y sobre todo, su efectividad. Y una vez más, se vuelve a abusar del tiro, ineficiente de media distancia.

Pero si las conclusiones son horribles, los síntomas no son tan malos: los Celtics son el equipo que más tiros liberados – con el defensor a +4 pies de distancia – de la liga, con diferencia además. Boston tiene, por partido, siete tiros sin defensa encima más que Golden State o San Antonio, por citar dos ejemplos del juego colectivo. Pero el balón no entra: con el defensor entre 4-6 pies, Boston es el tercer equipo que peor tira; con el defensor a más de dos metros, Boston está el 16º en porcentaje de tiro.

Todo mal, menos cuando entran los triples.

Jugar solo media parte

La defensa de los Celtics sigue siendo la mejor de la liga: es top-5 en puntos recibidos, porcentajes concedidos al rival y el mejor defensive rating de la liga, con casi un punto de diferencia sobre los Thunder y siete sobre los Jazz, por ejemplo. La defensa verde está evitando que el balance 7-6 sea mucho peor. Los Celtics están dejando a sus rivales en poco más de 100 por noche… pero mal.

La primera parte de los Celtics suele ser la clave en cada partido: Boston empieza siempre perdiendo, siempre. Sin importar contra quien juegue, los Celtics en promedio llegan al descanso perdiendo por 2.2 puntos. Tiene, según inpreditable.com, el índice de remontada más alto de la liga, duplicando el promedio. Hasta tres veces ha llegado al descanso con 16 puntos menos que el rival y en todas ha conseguido, al menos, empatar el partido.

Análisis y comparativa de los parciales de los Boston Celtics

Análisis y comparativa de los parciales de los Boston Celtics | Fuente: bball-ref y NBA.stats – Elaboración: Alejandro Gaitán

Es en la segunda parte cuando por fin mejoran los Celtics en ataque, pero eso implica dejarse llevar un poco más en defensa, subir el pace y anotar mucho más [7.5 puntos más], pero permitir al rival al mismo tiempo jugar mejor. Y al final, es el clutch el que decide el partido: los Celtics llegan después de otra remontada y el rival, más descansado, se lleva la victoria: Orlando, Utah, Denver o Portland, los ejemplos más claros.

Cogiendo el ritmo

Abrieron la temporada ante unos Sixers en proceso de encontrarse a sí mismos tras un duro verano y solventaron el duelo mucho mejor de lo esperado, pero desde entonces, la imagen ha sido muy negativa. El equipo sigue intentando coger el ritmo de crucero que por plantilla debería haber, pero los rivales no ayudan: Toronto, Detroit dos veces, Denver, Milwaukee, Portland, Oklahoma o Utah.

Hasta la fecha, 10 de los 13 partidos jugados han sido contra un rival en playoffs. Desde el próximo sábado, tras enfrentarse a Toronto y Utah en casa en un back-to-back, Boston tendrá 13 duelos consecutivos contra casi todo equipos por debajo del 50%: Hornets, Knicks (x2), Mavericks, Hawks (x2), Cavaliers… y solo Pelicans, que han ganado los tres últimos, rompen esa racha. Es el momento de, primero empezar a coger dinámica de competición y especialmente, que Hayward y Kyrie empiecen a trabajar juntos. 

El forward de Indiana ha tenido un inicio de año complejo, pero ya sin limitación de minutos ni más visitas a Utah pendientes, debe empezar a jugar al nivel que se le espera (y paga). No es un proyecto a corto plazo, pero si que debería empezar a sumar. La toma de decisiones tampoco es buena: un 36% de los tiros del equipo son pronto o muy pronto [primeros 9 segundos de posesión], un 20% vienen después de entre tres y seis botes de balón, excesivo, y lo peor, el abuso del hero-ball.

Los Celtics no han tenido tiempo de poner en práctica prácticamente nada del nuevo sistema, pero para el mes de diciembre hemos de ver, por fin, al equipo que Julio nos prometió. Al equipo que debe implantar una dinastía en el Este. Especialmente ahora que los Warriors se rompen. 

jayson tatum NBA

Jayson Tatum será la cara de las franquicia de los Celtics | Erik Drost (CC)

 

 

 

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This