Conecta con nosotros

Playoffs

Boston deja a los Cavaliers en la cuerda floja

Sobrevivieron al mejor LeBron James y con una segunda parte excelsa, ponen el 2-0 en la serie. ¿Podrán remontar los Cavs?

Tras la lesión de Gordon Hayward, Boston Celtics tenía un dos por ciento* de opciones de meterse en las finales. Ganaron 16 seguidos, estuvieron desde Noviembre y hasta el All Star liderando la conferencia. Cayó Kyrie, dos derrotas seguidas y con los Raptors a cinco partidos, Philly jugando como nunca y LeBron cuarto, las opciones de llegar a las finales volvieron a bajar: 1.7%*.

Ahora mismo las opciones no son ni 1.7% ni 2%. Es ganar dos de los próximos cinco partidos. A LeBron James, sí. Pero ya lo han hecho dos veces. Seguidas. Y las opciones son del 76%*.

 

Aguantar hasta encontrar la debilidad

Como un boxeador en la esquina, con la espalda contra las cuerdas y recibiendo golpes del más grande, los Celtics vieron la primera parte pasar entre jugada y jugada de LeBron James. Derechazo en forma de triple, gancho de izquierda en una asistencia a Korver. Los Celtics aguantaban como podían, con Jaylen Brown y destellos de Marcus Morris. Esperando encontrar la debilidad de los Cavaliers.

Al descanso, la diferencia era mucho menor de lo que las sensaciones demostraban: siete puntos, algo mucho más que salvable, especialmente para estos Celtics dados a las remontadas. Y fue durante el descanso donde Boston encontró la manera: subir la intensidad, dejar de preocuparse por LeBron y más bien evitar que Korver o JR Smith entraran al partido, y sobre todo, buscar el emparejamiento beneficioso: el de Korver casi siempre.

En el tercer cuarto, Boston pasó de -7 a +7. Desde el 69-69, el parcial fue de 34 a 20 en mitad del recital de, otra vez, Al Horford. En el último llegó a conseguir un +14 y Lue se rindió con 108 segundos por jugarse. El 2-0 y los Cavaliers a la lona.

 

El show de Marcus Smart

Cuando alguien paga una entrada en The Q, es para ver a LeBron. Si la compras en el Oracle exiges ver a Curry y KD y en el Madison a Spike Lee. Pero en Boston, el público siempre pide más de Marcus Smart y la famosa cobra, patentada en Massachussets. Fue el que generó ese plus de intensidad, al estilo Marcus Smart.

Un robo de balón a Jeff Green lanzándose a la grada. Una asistencia en el aire, robo y asistencia en cinco segundos. Una defensa a LeBron, dejándose la piel en cada jugada. Un aro pasado. Y lo que siempre enciende al TD Garden: una pelea. Pero no una pelea callejera, no. Una de orgullo, defendiendo a un compañero.

Con Boston en pleno parcial, JR Smtih tuvo la genial idea de empujar a Horford en el aire. Flagrante tipo 1 y el cariño del público, de Smart y Rozier. “No voy a permitir que nadie le haga eso a un compañero, y menos uno que no se podía defender. JR tiene una reputación de hacer jugadas así en el vestuario y no voy a permitirlo”.

 

Contra la historia

37 veces en la historia los Celtics se ha puesto 2-0 en una eliminatoria y 37 veces la han sacado adelante. El reto al que se enfrenta LeBron James a día de hoy es mayúsculo: remontar dos partidos en contra, con factor pista en contra y probablemente el equipo que menos le acompaña en la última década. No solo eso; en toda la NBA, los equipos con dos victorias a favor se han clasificado un 93.6% de las veces.

Y para completar la osadía de LeBron en este nuevo proyecto, Boston suma un impoluto 9-0 este año en el TD Garden en playoffs (4-0, 3-0 y 2-0 por series). Nadie ha conseguido asaltar el fortín de Boston y si LeBron consigue igualar la serie y llevarla a un séptimo partido… se juega en Boston.

 

* según FiveThirtyEight.com, página referencia en estadística y proyección.

Comentarios

Más en Playoffs

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This