Conecta con nosotros

Playoffs

Las imágenes de un partido para la historia

Más de una hora de partido jugado, una delicia ver a los Jokic, McCollum, Lillard y compañía tanto tiempo seguido.

Impresionante. Faltan las palabras para poder calificar lo que hemos visto en el Game 3 entre los Portland Trail-Blazers y los Denver Nuggets; dos franquicias que han entrado no solo en la historia de los Playoffs o de la NBA, sino de todo el baloncesto. Hicieron falta cuatro prórrogas para que los de Oregón se acabasen llevando el partido con un marcador de 140 a 137, cerrándose el encuentro con un intento de pase a los fútbol americano de los Nuggets cortado por CJ McCollum.

Pero antes de ese momento, los aficionados en el Moda Center pudieron disfrutar y sufrir de más de una hora de baloncesto jugado y de más de tres horas de partido. Y que empezó con un intercambio de canastas por parte de ambos equipos donde destacaban las canastas después de buenas defensas.

Pero eran los Portland Trail-Blazers los que consiguieron rascar una pequeña ventaja en el último minuto del primer cuarto (17-23) con Lillard, McCollum y Kanter a la cabeza, sabiendo hacer mucho daño en ataque con una ofensiva rápida y vertical y aprovechándose del poco acierto de los visitantes, que seguían cerca en el marcador por la defensa. Y es que los Playoffs ya están aquí y las defensas se dejan notar en los partidos.

Los Trail-Blazers salieron como un tren al segundo cuarto, llegando a cosechar una ventaja de 10 puntos jugando con mucha inteligencia y encontrando siempre el mejor lanzamiento.

Pero el segundo cuarto fue el show de Jamal Murray. Cuando peor se encontraban los Nuggets, al base canadiense se le calentó la muñeca y ya se sabe que cuando eso pasa nadie puede pararlo. Eso sí, siempre bien acompañado (y asistido) por Nikola Jokic. Y el esfuerzo de los hombres de Mike Malone obtuvo resultados; no mejoraron el nivel defensivo pero aumentaron el acierto en ataque mostrando su mejor versión y dando la vuelta al marcador para el descanso.

Los triples protagonizaron en el tercer cuarto la «mini remontada» de los Portland Trail-Blazers. Damian Lillard regaló uno de esos «malos tiros» y hasta el turco Enes Kanter se permitió el lujo de intentarlo y anotar desde fuera. Los Nuggets seguían (y siguen) con múltiples problemas defensivos y se encomiendan a su potencial ofensivo para ganar a un equipo que va muy en serio a por las finales. Sí, los visitantes anotaron 29 puntos, pero se dejaron anotar 33 y eso en Playoffs puede llegar a pasar factura.

Por cierto, si los Blazers no acabaron el encuentro ya en el tercer cuarto fue por culpa de, cómo no, Nikola Jokic. El serbio cogió el testigo de su compañero Murray con 17 puntos y, como siempre, con canastas de todos los colores.

Pero un partido para la historia no podía acabar así, ¿no? Los Denver Nuggets se pusieron el mono de trabajo y por primera vez sí que se mostraron decididos a defender. Jokic volvió a ser el maestro de ceremonia, todo el juego de los Nuggets se centró en que el serbio mandase y encontrase la mejor jugada ya fuera para asistir o para anotar el mismo, jugando sin misericordia ante un Kanter al que hay que alabar su esfuerzo en toda esta ronda.

Y con empate en el marcador llegamos a la primera prórroga. Y la segunda, la tercera, la cuarta… El total de la prórroga acabó 38-35 a favor de los Portland Trail-Blazers. Y la «jugada clave» la protagonizó un secundario como Rodney Hood, un triple con menos de 20 segundos por jugarse y que acabaría siendo definitivo para que los de Stotts confirmasen, al menos de primeras, el factor pista que robaron en el Game 2 en Denver.

 

Hablemos de datos

Brevemente, algunas de las estadísticas de la noche. Primero, es el primer encuentro de Playoffs con cuatro prórrogas desde el año 1953. Nikola Jokic, con 65 minutos jugados, es el cuarto con más minutaje en un encuentro de postemporada solo por detrás de Red Rocha, Paul Seymour y Bob Cousy, que todos ellos jugaron ese partido en el 1953.

Por parte de los Blazers, el mejor fue McCollum con 41 puntos en una hora de juego; secundado por Lillard (28 puntos y 8 asistencias), Enes Kanter (18-15), Aminu (15-10) y Rodney Hood desde el banquillo con 19 tantos.

En los Nuggets, Murray fue el máximo anotador con 34; pero el jefe fue Nikola Jokic con un triple-doble de 33 puntos, 18 rebotes, 14 asistencias. Además, Barton convirtió 22 puntos ya confirmado como jugador de banquillo después de perder el puesto ante Tony Craig.

 

¿Problemas en Denver?

2-1, otro partido en Portland todavía y la sensación de que tienen más talento que los Trail-Blazers pero que no lo aprovechan. Problemas defensivos de los de Malone que aspiran a ganar los partidos a base de anotar más que su rival; pero es que estos Portland Trail-Blazers no fallan, no tienen malos partidos y son una máquina que aprovechan cualquier pequeña debilidad para acabar llevándose la victoria.

El próximo encuentro será clave: ¿recuperarán los Nuggets el factor campo o dejarán los Blazers la eliminatoria a golpe de un partido? 

Comentarios

Más en Playoffs

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This