Conecta con nosotros

NBA

La importancia de los ‘bird rights’ para el verano de los Lakers

El plan es claro: conseguir estrellas. Pero necesitan complementos y dos de ellos están en situación favorable.

Larry Bird
Los ‘bird rights’ tienen su origen en el CBA de 1983 | Kip-koech (CC)

Los derechos bird o ‘bird rights’, esos que comenzaron con Larry Bird en 1983, serán clave para que Los Angeles Lakers puedan completar su plan y plantilla el próximo verano.

Su idea es clara: ir a por Anthony Davis vía traspaso y hacerse con otra estrella en la Agencia Libre para completar su ‘big three’. Pero, en el caso de que se hagan con dos estrellas, ¿cuánto dinero tendrán para el resto de plantilla? Ahí entran en juego los ‘bird rights’.

Qué son los ‘bird rights’

Si no sabéis lo que son los derechos bird os dejo este vídeo en el que explico de forma básica su origen, qué son y cómo se consiguen, además de un ejemplo muy básico directamente relacionado con el caso de los Lakers.

¿Cómo planean usar los Lakers los ‘bird rights’?

Entre LeBron James, el contrato cortado de Luol Deng (5 millones muertos durante tres temporadas más), Lonzo Ball, Brandon Ingram, Moritz Wagner, Kyle Kuzma, Josh Hart e Isaac Bonga, los únicos Laker bajo contrato, la franquicia oro y púrpura ya tiene comprometidos cerca de 66 millones de dólares.

Esto significa espacio salarial para un solo contrato por el máximo, aunque seguro que volverán a la carga por Anthony Davis. Termine como termine su plan y se hagan con una o dos estrellas -parece complicado que ningún gran jugador termine allí- tienen los ‘bird rights’ para renovar a dos jugadores de complemento.

El caso sería especialmente preocupante si los Lakers se hiciesen, hipotéticamente, con Anthony Davis en traspaso y otra estrella en Agencia Libre. Podrían quedarse con apenas dos, tres jugadores y las dos estrellas adquiridas.

Aquí entran los ‘bird rights’. Tanto Reggie Bullock, que ya ha dicho que tiene intención de renovar, como Kentavious Caldwell-Pope, cuya situación ha mejorado y es el único jugador que no entró en las negociaciones por Davis (al margen de LBJ, claro) tienen derechos bird para renovar por encima del límite salarial.

Dos 3&D de complemento para las estrellas

El plan de los Lakers pasa por juntar estrellas. Jamás la franquicia reina de la NBA y Hollywood se ha caracterizado por largas reconstrucciones basadas en el desarrollo de jóvenes promesas. Viven a golpe de fichajes y traspasos mediáticos. Y ese es de nuevo su plan.

Pero las estrellas necesitan acompañantes. Necesitan perros de presa que hagan trabajo sucio en defensa y aniquilen desde el triple al rival, más que nunca, en la NBA actual.

Tanto Bullock como KCP son perfiles 3&D, aunque con diferencias. Reggie Bullock es un especialista desde el triple. Sólido defensor, sí, pero su juego se orienta a asumir muchos tiros y anotar con buenos porcentajes. Pese a que desde que llegó a los Lakers sus números han descendido, acumula un 40% en triples en las últimas cuatro temporadas. Cumple 28 años en unos días y promedió más de 12 puntos como titular en Detroit este curso.

Por su parte, KCP vive una temporada convulsa en Los Angeles. Se habló mucho de su posible traspaso durante diciembre pese a que comparte agente con LeBron James, Rich Paul. En defensa sigue estando infravalorado, mientras en ataque desciende el rendimiento de la muy buena pasada temporada: de más de 13 puntos, 38% en triples y 33 minutos, a cerca de 10 tantos, 34% en triples y 23 minutos.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This