Conecta con nosotros

Especiales

El billete para el All-Star en el Oeste, más caro que nunca

La migración de estrellas del Este al Oeste y la mejora de jóvenes perlas será un quebradero de cabeza para el All-Star.

All-Star

Scott Ripley Flickr

Estamos posiblemente ante la «offseason» de la NBA más prolífica en cuanto a movimientos de estrellas se refiere. Muchos grandes jugadores, jugadores con cartel de «All-Star», han cambiado de franquicia y algunos de ellos han cambiado de Conferencia.

Pero para ser más preciso, este cambio de Conferencia en las estrellas tiene un denominador común, el Oeste. Más allá de Gordon Hayward, que ha cambiado el lado Oeste de EEUU por el Este a su llegada a Boston, el resto de All-Stars que han cambiado de equipo, o se han quedado en el propio Este (caso Kyrie Irving e Isaiah Thomas) o se han marchado al cada vez más salvaje Oeste.

Este hecho, además de suponer un gran salto de calidad para una Conferencia en la que los Golden State Warriors dominan con paso firme, entraña una (aún mayor) lucha con demasiados «contenders» para ser nombrados dentro de los 12 jugadores que en el próximo mes de febrero de 2018 vestirán la camiseta del Oeste en el All-Star Game.

 

Los nuevos llegan con fuerza

shinya suzuki (CC)

Jimmy Butler, Paul George, Carmelo Anthony, Paul Millsap… Estos nombres han sido fijos en las últimas ediciones de los All-Star en la Conferencia Este, pero este año, supondrán una gran competencia para el equipo del Oeste.

Uno de ellos rellenará el hueco en el roster que ocupó Gordon Hayward en la última edición, pero a priori, si todos los jugadores muestran su nivel habitual, no será nada fácil encajar al resto. Jugadores como Klay Thompson o el siempre (injustamente) olvidado Damian Lillard van a tener aún más difícil entrar en el roster.

En el caso de Millsap, su competencia en la rotación interior será feroz, teniendo que competir por un puesto con jugadores como Anthony Davis, DeMarcus Cousins, Marc Gasol, DeAndre Jordan o Draymond Green, todos ellos All-Star la temporada pasada.

 

Jugadores que ya estaban y llaman a la puerta

No solo la migración de estrellas del Este al Oeste va a hacer más complicada la elección para el All-Star. Varios jugadores que faltaron a la cita las anteriores temporadas también tendrán su oportunidad de dar auténticos quebraderos de cabeza tanto a aficionados como a los entrenadores a la hora de elegirlos para el Partido de las Estrellas.

En las posiciones exteriores, jugadores como C.J. McCollum, Mike Conley o Devin Booker ya estuvieron en boca de todos la temporada pasada, e incluso un Chris Paul que la temporada pasada no fue tomado en consideración debido a su lesión, pero que sin duda presentará sus credenciales para ser elegido. Sin olvidarnos del caso mencionado anteriormente de Damian Lillard, uno de los grandes talentos de la NBA y que parece no tener el crédito suficiente desde ciertos sectores que siempre parecen dejar olvidado al base de los Blazers.

Bien es cierto que la competencia en esos puestos es realmente dura con jugadores como Russell Westbrook, Stephen Curry o James Harden. Misión imposiible sacarlos de la convocatoria.

Pero no solo en los exteriores habrá estos problemas. En los puestos interiores, no siempre respetados para este evento, como vimos en el caso del Este la pasada edición, también habrá una lucha sin igual. A los mencionados Davis, Cousins, Gasol, Jordan o Green, hay que incluir a jugadores como Rudy Gobert, Nikola Jokic o Karl-Anthony Towns, estrellas ya en sus respectivos equipos que suponen la savia nueva de los jugadores interiores en la NBA.

Otra de las ausencias de la pasada temporada, Blake Griffin, también pondrá las cartas sobre la mesa.

 

Más fijos en la lista del All-Star

Sus nombres no han salido a la palestra, pero no nos hemos olvidado de ellos. A no ser que se den lesiones, es prácticamente imposible no ver en esta lista en febrero a Kevin Durant y Kawhi Leonard, dos de los mejores jugadores de toda la competición. La llegada de otros aleros All-Star como Carmelo o Paul George no hará peligrar su inclusión, dando por sentado que estos darán guerra a los jugadores que acudan como escoltas o ala-pívot.

 


 

Si no habéis hecho cuentas, yo os ayudo. Hasta 24 jugadores han salido a la palestra durante este artículo, 24 para un total de 12 puestos en el roster de la Conferencia Oeste. 24 jugadores cuyo nivel de juego les puede poner dentro de los elegidos para representar a su Conferencia en el All-Star Game de 2018. Hay algo claro, cuando se hagan oficiales las 12 elecciones, nadie estará conforme al 100%, todos echaremos en falta a alguien por delante de algún otro. Bendito problema para la Conferencia Oeste.

Todo esto si no llega alguna sorpresa de parte de los fans en nombre de Zaza Pachulia, o que algún otro jugador que no esté en esta lista dé la campanada y se meta en la quiniela. ¿Se os ocurre alguno?

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This