Conecta con nosotros

NBA

Bender, Chriss y el fatídico Draft del 16 de los Suns

El croata será agente libre el próximo verano después de que los Suns no ejercieran la opción que tenían sobre su contrato.

Dragan Bender. /Scott Ripley Flickr

En esta temporada ya nos podemos hacer una idea más fija sobre la camada del 16, comenzando ya su tercera experiencia como profesional de la NBA. Analizando jugador por jugador, podemos apreciar que ha sido un Draft del que han salido muchos jugadores de un perfil medio que tienen y tendrán un rol relevante en la liga durante muchos años. Sin embargo, una franquicia no guarda un especial recuerdo a esa noche en el Barclays Center de Brooklyn: los Phoenix Suns; que desperdiciaron dos elecciones top-10 en dos jugadores que casi podemos asegurar que no pasarán a la historia del equipo de Arizona: Dragan Bender y Marquese Chriss.

Bender ha saltado a los titulares esta semana ante la noticia de que los Suns han declinado a ejercer la opción que tenían en el contrato rookie del croata, por lo que será agente libre sin restricciones el próximo mercado, con todas las papeletas de cambiar de aires en julio. Y por otro lado, tenemos a un Chriss que ya ni siquiera está en la franquicia, habiendo sido traspasado hace un par de meses a los Houston Rockets. Dos jóvenes prometedores unidos en una noche del Draft y que ahora no tienen asegurado ni mucho menos un futuro en la NBA.

La nueva gerencia, tras el despido de McDonough, comienza a perfilar su equipo y a tomar sus primeras decisiones pensando en el futuro; un futuro donde parece que no va a estar el joven croata.

¿Por qué los Suns despiden ahora a Ryan McDonough?

Dragan Bender, de promesa a desastre

Dragan Bender vio cómo su fama crecía gracias a la irrupción un año antes de su llegada de Kristaps Porzingis. Los paralelismos entre ambos (europeos, interiores altos y con buena mano desde el exterior y con un cuerpo todavía por desarrollar) y sus condiciones enamoraron a varios scouts a pesar de las pocas muestras a analizar que había, ya que Bender no jugaba prácticamente nada en el Maccabi Tel-Aviv de Israel.

No obstante, los Suns vieron algo en él y, tras el buen rendimiento que había dado Devin Booker como novato, en Phoenix vieron imprescindible hacerse con los servicios de un jugador interior en una camada que flojeaba precisamente en esas posiciones.

La llegada de Bender no pudo ser peor, el croata demostró estar muy verde y jugó a cuentagotas solo 43 partidos de 82 y con 13 minutos de media. Como sophomore, su rol creció hasta los 25 minutos por noche, jugando los 82 partidos (37 como titular) pero con unas estadísticas muy pobres con 6.5 puntos y 4.4 rebotes. Y en esta tercera temporada su presencia es totalmente residual, promediando tres minutos en pista habiendo jugado solo tres encuentros, superado por los jóvenes como Josh Jackson o T.J. Warren y por veteranos como Trevor Ariza o Ryan Anderson.

La decisión de los Phoenix Suns respecto al contrato de Dragan Bender es totalmente lógica. El croata iba a cobrar 5.6 millones de dólares, una cifra muy superior a su rendimiento, y se liberan de ese salario de cara a una agencia libre en la que muchos equipos tienen muchas esperanzas puestas. Además, la franquicia de Arizona todavía puede renovar al ala-pívot si les convence lo que ven en esta temporada; pero con un salario más acorde a su rol y, eso sí, con el riesgo de que la decisión de seguir o no, si los Suns quieren, acabaría dependiendo del jugador, que será libre para decidir su futuro. De todos modos, si la agencia libre fuera hoy en día, lo más probable es que Bender, de solo 20 años todavía, acabe firmando por alguna franquicia un contrato por el mínimo o parcialmente garantizado al estilo el contrato que este año ha firmando Okafor con los Pelicans.

 

Marquese Chriss, ya historia

El debate entre Bender y Chriss duró muchas semanas previas a su Draft, las dos mejores promesas interiores eran del interés de los Suns y en los mocks se podían ver a uno u otro en el pick 4 casi por igual. Parecía que con la elección del croata el debate se cerraba; pero entonces los Phoenix Suns sorprendieron a la NBA con un trade con los Sacramento Kings. En Arizona se hacían con los dos jugadores que deseaban consiguiendo el pick 8 a cambio de su pick 13, una segunda ronda del 2020 y, quizás ahora lo más doloroso, los derechos de Bogdan Bogdanovic. El estadounidense, a diferencia del croata, llegó más preparado y eso lo demostró en su año rookie; asentándose como titular (75 de los 82) y 9.2 puntos en algo más de 21 minutos. Pero en su año sophomore se estancó completamente, produciendo peor en el mismo tiempo, causa por la cual acabó perdiendo la titularidad.

Quizás por eso, los Suns decidieron tirar por otros jóvenes de su roster y a finales de agosto salía traspasado a los Houston Rockets junto con Brandon Knight a cambio de Anderson. Ya con la camiseta de unos Rockets en crisis, solo ha jugado ocho minutos antes de caer lesionado, alejado de las pistas y todavía sin saber cuál será su rol en su nuevo equipo.

Los Rockets se deshacen de Ryan Anderson y apuestan por Marquese Chriss


El Draft del 2016 no pudo ser peor para los Phoenix Suns. Perdieron los derechos de un jugador que ha demostrado tener talento para consolidarse en la liga como Bogdan Bogdanovic y desaprovecharon sus dos picks de lotería en jugadores que no han tenido el recorrido que se esperaba habiendo pasado de jugadores que sí se están consolidando como Jamal Murray, Taurean Prince, Caris LeVert, Dejounte Murray o Pascal Siakam.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This