Conecta con nosotros

NBA

La baja de Ricky Rubio deja muy tocados a los Jazz

Su ausencia supone un gran lastre para las opciones de los Jazz de competir ante los Rockets.

170404 MIN at GSW-26

Los Utah Jazz han sido uno de los equipos que mejor han representado la palabra “equipo” durante la recién finalizada primera ronda de los Playoffs de la NBA. El equipo se ha mostrado unido en todo momento, tanto dentro como fuera de las pistas, y una de las claves de su éxito ha sido Ricky Rubio.

El base español deja antes, durante y después de cada partido infinidad de imágenes de una gran relación con todos sus compañeros. Salta a la vista su conexión con otras de las piezas claves del equipo como el rookie Donovan Mitchell, Joe Ingles o Rudy Gobert.

 

Ricky Rubio, director de orquesta de los Jazz

Más allá de lo que aporta al vestuario, cada partido ha dejado patente lo importante que es para el juego de estos Utah Jazz. Durante la primera ronda ante Oklahoma City Thunder, Ricky ha logrado sacar de quicio al que todavía sigue siendo el MVP de la liga, Russell Westbrook. El impacto de Rubio se ha visto reflejado entre otras cosas en sus números, subiendo en puntos, rebotes, asistencias y tapones por partido, dejando una carta de presentación de 14 puntos, 7.3 rebotes y 7 asistencias, aunque ha bajado sus porcentajes de tiro.

El equipo acabó la primera ronda como el segundo mejor de los Playoffs en el «Defensive Rating», algo que, a pesar de ser solo en un partido y ante una bestia ofensiva como los Rockets, han pasado de encajar 100 puntos a más de 110, al igual que en la estadística del «Offensive Rating» ha bajado de 106.7 a poco más de 98.

Ricky se ha convertido en el general en la pista de los Jazz, algo de lo que se aprovechan todos sus compañeros, desde el propio Mitchell a Gobert, pasando por el cada vez más importante Ingles o Derrick Favors, que en el primer partido ante los Rockets fue el que más acusó la ausencia de su base.

 

Exum y Burks, las principales opciones

La baja del base llega en el peor momento. Los Jazz se encuentran en uno de los mejores y más sólidos momentos de la temporada. Tras dar un golpe sobre la mesa ante los Thunder, su reto ante los Houston Rockets se presentaba una ardua tarea, más ahora que Ricky Rubio podría no comparecer en toda la serie, a no ser que esta se alargue más de que lo que pueda permitir el mejor equipo de la temporada regular.

No va a ser fácil suplir a Ricky. La primera opción de Snyder ha sido la de Royce O´Neal como titular en detrimento del español, siendo Alec Burks el que más minutos ha ganado con su baja en el primer partido de los Jazz en segunda ronda. Sin apenas presencia durante la primera ronda, Burks se convirtió en la segunda opción para Snyder y jugó 17 minutos (había jugado cinco minutos en cinco partidos antes de la lesión de Rubio), adelantando en la rotación a Dante Exum, el que debería ser el jugador que dé el paso al frente ante la complicada situación que se le presenta al «backcourt» de los Jazz, que tienen que encarar una serie ante James Harden, Chris Paul y Eric Gordon.

Exum, que volvió a mediados de marzo después de perderse toda la temporada, no ha llegado a los 10 minutos de media durante la primera ronda ante OKC, quedándose en 3.9 puntos, un rebote y una asistencia, pero ahora tendrá que demostrar su nivel e intentar que la baja de Rubio se note lo menos posible.

 


 

Pero no todo el peso de cubrir la baja de Ricky debe recaer en dos jugadores que vienen de una serie de Playoffs sin demasiado peso. Es momento de que todo el equipo siga mostrando su química y su solidez en defensa para intentar parar a una máquina tan bien engrasada como los Rockets.

El cometido no será sencillo, pero los Jazz quieren seguir dando de qué hablar en esta postemporada, aunque tengan que hacerlo sin su director de juego.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This